El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Noticia

El Museo del Prado hace “memoria” Martes, 3 de diciembre de 2019

El Museo del Prado pone al alcance del público, a través de su web institucional, dos archivos documentales que, con el apoyo de Telefónica, buscan preservar la memoria oral y gráfica de la institución para poder conocer, reflexionar e imaginar el Prado del futuro.

“Voces del Prado. Una historia oral”  recoge el relato intrahistórico y  “en primera persona” de  trabajadores y colaboradores que han dedicado su día a día a la institución, sumándose así a otros museos de arte como el Metropolitan o el Moma de Nueva York y la National Gallery de Wahington.

Por su parte, “El Prado efímero” traza la historia gráfica del Museo a través de carteles, entradas y folletos, entre otros impresos sobre papel, objetos de interés de su trayectoria vital.

El Museo del Prado hace “memoria”

Rafael Fernández de Alarcón, Director de marca, patrocinios y medios de Telefónica, S. A; Maria Luisa Cuenca, Jefa de Área de Biblioteca, Archivo y Documentación del Museo Nacional del Prado y responsable del proyecto “Efímera”; Javier Solana, Presidente del Real Patronato del Museo Nacional del Prado; Sonia Prior, Titulado Superior del Área de Comunicación del Museo Nacional del Prado y responsable del proyecto “Voces del Prado”; y Miguel Falomir, Director del Museo Nacional del Prado, durante la presentación. Foto © Museo Nacional del Prado

El Museo del Prado vuelve a apostar por el valor de archivo con dos nuevos fondos documentales online, con la colaboración de Telefónica.  “Voces del Prado” y “El Prado efímero” subrayan la importancia de preservar la memoria oral y gráfica de la Institución para conocer, reflexionar e imaginar el Museo del futuro.

Voces del Prado. Una historia oral

El Museo del Prado, en el marco de su Bicentenario, presenta  un nuevo fondo documental que reúne los testimonios de trabajadores y colaboradores del Museo, bajo el título “Voces del Prado. Una historia oral”.  Se suma así a otros museos de arte como el Metropolitan o el Moma de Nueva York, la National Gallery de Wahington o el V&A de Londres que,  aun siendo pioneros en la compilación de sus historias orales, al no haber sido en su mayoría digitalizadas han quedado restringidas casi exclusivamente, para el uso de expertos e investigadores. El Museo del Prado ha dado un paso más, creando este archivo de entrevistas en vídeo y haciéndolo accesible a todo el público desde la  web institucional. Así, cada usuario podrá buscar por palabras clave cualquier tema de su interés y obtendrá tantos resultados como voces se hayan pronunciado sobre el mismo.

Se trata de un fondo documental bilingüe (español -inglés) que se lanza con cerca de 40 entrevistas, segmentadas en 518 relatos. Solo una pequeña muestra de un archivo en progreso que seguirá ampliándose, cuyas historias crecen y se ramifican con la suma de cada voz, construyendo un legado en forma de testimonio coral para presentes y futuras generaciones.

Este relato polifónico da voz al amplio patrimonio humano, en muchos casos anónimo, que posibilita el mantenimiento y la transformación de una institución tan icónica y compleja como es el Prado. Se han realizado entrevistas a quienes tuvieron que repensar y gestionar la institución como los directores Felipe Garín, José María Luzón, Francisco Calvo Serraller, Fernando Checa o Miguel Zugaza; subdirectores como Manuela Mena o José Luis Díez; patronos como Philippe de Montebello o el actual Presidente del Patronato Javier Solana; colaboradores cruciales como Rafael Moneo, arquitecto de la ampliación de Jerónimos, y miembros de la Fundación de Amigos como su presidente, Carlos Zurita, y su Secretaria General, Nuria de Miguel; así como a trabajadores de diversos colectivos del Museo: conservadores, restauradores, vigilantes de salas, electricistas, carpinteros, fotógrafos, personal de brigada, oficinas, protocolo o gerencia, que dedicaron su día a día durante décadas a labores menos conocidas pero cruciales para que el Museo del Prado llegara en su mejor forma a cumplir los 200 años que ahora celebramos.

La historia del Museo impresa en papel

Con el término de Ephemera se designan distintos tipos de impresos sobre papel con información textual o gráfica que se han producido para un uso inmediato o de corta duración. Generados de forma puntual o periódica, a veces por motivos concretos, en su origen no tenían cualidades artísticas ni valor económico elevado. Estas características han motivado que en el momento de su creación no se haya tenido en cuenta la necesidad de su preservación. Con el paso de los años, estos impresos adquieren unos valores sociales, culturales, históricos y artísticos, por lo que  derivan en objetos memorables, dignos de recuerdo y pervivencia. Igualmente, se convierten en piezas de interés para coleccionistas y, en el caso del Museo del Prado, para el estudio y la documentación de la trayectoria vital de una institución.

Existen una gran cantidad de impresos del Museo del Prado que se pueden encuadrar dentro de la categoría de ephemera. Desde las invitaciones de exposiciones que dejan de ser útiles una vez que se ha visitado la muestra hasta las entradas de usar y tirar o las felicitaciones navideñas que se conservan mientras duran las fiestas. Incluso se pueden considerar efímeros los carteles relacionados con acontecimientos, los folletos informativos y las postales editadas para recuerdo de los visitantes. Resulta elocuente el uso que se ha hecho de pinturas del Museo, por todos reconocibles, en los carteles y folletos publicados por las entidades encargadas de la promoción turística en España a lo largo del siglo XX, con el fin de generar una imagen de país basada en su patrimonio artístico.

Estos documentos de vida breve han extendido de manera extraordinaria el conocimiento de las colecciones artísticas del Museo entre sectores de población que no forman parte de su público habitual, pero que han usado  sellos de correos, tarjetas de teléfonos, billetes de metro o décimos de lotería con imágenes de cuadros del Prado.

Arriba