El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Buscar

Explora la enciclopedia

Filtrar resultados
18 resultados
Aceca y Cuarto Real de la Esperanza.
Aceca y Cuarto Real de la Esperanza.

Aceca era una encomienda de los maestres de Calatrava que Carlos v incorporó al real bosque de Aranjuez en 1534 con el doble propósito de ampliar su coto y de tener un lugar de descanso en los viajes reales, pues estaba a medio camino entre Aranjuez y Toledo. Su castillo se encontraba en un lugar estratégico junto al Tajo -en el actual término municipal de Villaseca de la Sagra (Toledo)- y fue ree

Alcázar de Madrid, Real.
Alcázar de Madrid, Real.

El origen de este edificio hay que situarlo en la alcazaba musulmana fundada entre los años 850 y 856 por el emir Muhammad que, ya como fortaleza cristiana, conocería momentos de esplendor en tiempos de los Trastamara. El emperador Carlos se alojó allí en varias ocasiones antes de que decidiera emprender profundas reformas en él en 1537, cuando Luis de Vega y Alo

Aranjuez, Palacio Real de.
Aranjuez, Palacio Real de.

Este real sitio, que ofrecía las mayores ventajas para que los reyes pasaran temporadas en primavera, había sido incorporado a la Corona por la reina Isabel I, pero su definición como «villa» regia se debe al emperador y a Felipe II, quien determinó la construcción de un nuevo palacio real y su correspondiente casa de oficios según proyecto de

Buen Retiro, El.
Buen Retiro, El.

Comenzado a construir en 1630, el palacio tuvo su origen en la orden dada por Felipe II a Luis de Vega de crear un cuarto real en torno a la iglesia de San Jerónimo, al que el monarca pudiera retirarse durante los periodos de cuaresma, penitencia o luto. En 1629 Felipe IV, por sugerencia de su valido don Gaspar de Guzmán, conde-duque de Olivares, decidió ampliarlo, y utiliz&oa

Casa de Campo
Casa de Campo

Felipe II, tras establecer la corte en Madrid, dotó al Alcázar de un entorno para el esparcimiento y la caza mediante la compra de terrenos, unos al pie del edificio, con los que creó el parque del palacio, y otros en la orilla opuesta del Manzanares, con los que formó una villa suburbana de recreo, la Casa de Campo. A la familia madrileña de los Vargas hab&iacut

Casa de campo del Príncipe en El Escorial o Casita del Príncipe.
Casa de campo del Príncipe en El Escorial o Casita del Príncipe.

Esta casa de campo en El Escorial, proyectada por Juan de Villanueva para el disfrute en los meses de otoño del príncipe don Carlos de Borbón, futuro rey Carlos IV, fue realizada en dos fases constructivas, y en su versión definitiva avanza el esquema general empleado en el edificio del Museo del Prado. En la primera fase, entre octubre de 1771 y 1773, la casa qued&oacu

Casa del Labrador de Aranjuez.
Casa del Labrador de Aranjuez.

En el extremo oriental del jardín del Príncipe, en Aranjuez, se levanta esta suntuosa casa de campo, obra de tiempos de Carlos IV y uno de los conjuntos mejor conservados del neoclasicismo en España. El edificio fue construido en diversas fases casi consecutivas en un periodo de diez años, entre 1794 y 1803, en el que el proyecto inicial del arquitecto mayor Juan de Villanueva fue objeto de profun

Escorial, monasterio de San Lorenzo de El
Escorial, monasterio de San Lorenzo de El

La carta de fundación del monasterio de San Lorenzo de El Escorial, dictada por Felipe II el 22 de abril de 1567, deja perfectamente clara su principal finalidad de panteón real de la Corona española, condición que le ha permitido gozar en toda su plenitud de uno de los mejores patrocinios artísticos de los reyes, en relación a otros sitios reales. Cuando

Granja de San Ildefonso, La.
Granja de San Ildefonso, La.

El Real Sitio de La Granja de San Ildefonso fue una creación de Felipe V destinada a constituir su residencia permanente; allí quiso vivir retirado junto con su esposa, Isabel de Farnesio, una vez abdicase de la Corona, lo que efectuó en enero de 1724; pero la temprana muerte de Luis I en agosto de aquel mismo año supuso la vuelta del «rey padre» al trono. A

Huerta de la Ribera y Palacio Real de Valladolid
Huerta de la Ribera y Palacio Real de Valladolid

Entre 1601 y 1606 la corte de Felipe III abandonó Madrid y se instaló en Valladolid por impulso del duque de Lerma, valido del rey. Como los antiguos palacios reales en aquella ciudad habían sido cedidos para fundaciones religiosas, fue necesario crear uno nuevo, mediante la compra de varios edificios que se fusionaron. El principal de ellos era el construido por Luis de Vega

Moncloa, Casino de la Reina y Vista Alegre.
Moncloa, Casino de la Reina y Vista Alegre.

Estas tres «villas suburbanas» regias madrileñas se crearon a fines del régimen absolutista, de modo que su existencia como tales fue breve y su importancia pictórica escasa. La real posesión de la Florida y Moncloa había sido formada por Carlos IV a partir de 1792 mediante la adquisición de diversas fincas. Tras varias segregaciones isabelinas fue transferida al Ministerio de Fomento en virtud de

Palacio Nuevo
Palacio Nuevo

El Palacio Real de Madrid fue construido por decisión personal de Felipe V en el lugar del antiguo Alcázar destruido por un incendio en la Nochebuena de 1734, y por esa razón se le conoció hasta bien entrado el siglo XIX como «Palacio Nuevo». Para proyectar la nueva sede fue llamado en 1735 el más prestigioso arquitecto italiano del barroco tard&iacut

Pardo, Palacio de El.
Pardo, Palacio de El.

En el emplazamiento del actual palacio existía ya a mediados del siglo XIV una «Casa de El Pardo» citada en el Libro de la Montería de Alfonso XI. En 1405 Enrique III ordenó que aquí se construyese una casa real o pequeño castillo, que Carlos V mandó sustituir por un palacio de nueva planta, con forma de alcázar cuadrado con torres en las esquinas y rodeado por un foso, realizado por Luis de Vega

Quinta, Batuecas y Viñuelas, La.
Quinta, Batuecas y Viñuelas, La.

Estas tres posesiones nobiliarias en las cercanías de Madrid fueron agregadas al Real Sitio de El Pardo en el siglo XVIII, cuando el monte adquirió su extensión definitiva como plena propiedad de la Corona, mediante las compras efectuadas a lugares y a particulares por orden de Fernando VI y de Carlos III, que terminó la ope­ración iniciada por su hermano. De

Riofrío, Palacio Real de.
Riofrío, Palacio Real de.

La incorporación de esta finca al patrimonio de la Corona, y la construcción del palacio y edificios dependientes, se deben a la reina Isabel de Farnesio, viuda de Felipe V, que compró estos terrenos en julio de 1751, aunque ya estaban arrendados al rey como coto de caza desde 1724. La reina viuda incrementó la extensión de la finca, próxima al Real Sitio de San Ildefonso, con terrenos colindantes

Torre de la Parada
Torre de la Parada

Uno de los denominados «sitios reales», es decir, residencias que los monarcas españoles tenían diseminadas por todo el país, se diferenciaba de los demás en que no se trataba ni de un palacio urbano ni de una villa suburbana o una fundación religiosa con una ­zona habilitada para el servicio civil, sino que era un pabellón de caza preparad

Valsaín, Real Sitio de.
Valsaín, Real Sitio de.

El «bosque de Segovia» o real sitio de Valsaín, era un cazadero muy utilizado por los monarcas castellanos medievales, y en especial por los últimos Trastamara; Enrique IV mandó construir una «Casa del Bosque» que Carlos V ordenó a Luis de Vega reedificar por completo; su sobrino Gaspar de Vega terminó las obras ya bajo Felipe II, quien dio a este pintoresco edificio su peculiar carácter con sus a

Zarzuela, La.
Zarzuela, La.

La casa de la Zarzuela fue proyectada e iniciada por Juan Gómez de Mora en 1628 por encargo del cardenal-infante don Fernando de Austria como pabellón de caza junto al monte de El Pardo, y constituía el mejor ejemplar de «villa» suburbana creado en el entorno de la corte madrileña durante el siglo XVII gracias a la sencilla elegancia de su trazado arquitectónico de raigambre escurialense. Tres lad

Arriba