El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Buoneri, Francesco. Cecco da Caravaggio

Ángel custodio con santa Ursula y con santo Tomás

Enciclopedia > Voz

Buoneri, Francesco. Cecco da Caravaggio

D. G. L.

(activo en Roma en el segundo decenio del siglo XVII). ­Pintor. Se ha intentado reconstruir modernamente la obra y la personalidad de este artista, del que se tienen escasas menciones contemporáneas. La más interesante nos la proporciona Mancini, el médico papal, según la cual estaba trabajando hacia 1620 en Roma junto con otros artistas seguidores de Caravaggio residentes en la ciudad. Concretamente lo relaciona con Spadarino, Manfredi, Ribera y Saraceni. Además, se conoce su trabajo en 1613 junto a algunos artistas franceses en la decoración del Casino Montalto en la Villa Lante de Bagnaia. Su personalidad artística se ha fijado según un Cristo arrojando a los mercaderes (Kunstmuseum, Berlín), que ya aparecía identificado como obra de Cecco en un poema del siglo XVII, perteneciente a la célebre colección del marqués de Giustiniani. Por las obras fijadas, nos encontramos con un artista de gran sensibilidad cromática, interesado particularmente por la representación de la realidad cotidiana, que lleva a cabo con la utilización de fuertes contrastes lumínicos. Además de la influencia de Caravaggio, se ha señalado la concordancia con la exactitud de la ­investigación óptica presente en Orazio Gentileschi. La propia nacionalidad de Cecco continúa siendo un misterio, si bien se ha especulado con que fuese originario de Francia o incluso, por las varias obras atribuidas existentes en nuestro ­país, hispano. Una de las dos obras con las que se le vincula en el Museo del Prado corresponde a una atribución moderna, Mujer con pa­loma. Probablemente era pareja de un retrato masculino conservado actualmente en el Palacio Real de Madrid, pudiendo formar ambos, por los atributos simbólicos con los que cuentan, un doble retrato de esponsales. Provienen de la colección de Isabel de Farnesio y, concretamente el del Prado, estuvo atribuido a la pintora Artemisa Gentileschi, considerándose autorretrato hasta la nueva atribución. Más recientemente, Gianni Papi atribuyó la obra del Prado al pintor español Pedro Núñez del Valle.

Obras

Bibliografía

  • Papi, Gianni, Cecco del Caravaggio, Florencia, Opus Libri, 1992, pp. 27-28, n.º 22.
  • Longhi, Roberto, «Ultimi studi su Caravaggio e la sua cerchia», Proporzione, n.º I, Florencia, 1943, pp. 26-27.
  • Pintura italiana del siglo XVII, cat. exp., Madrid, Ministerio de Educación y Ciencia, 1970, n.º 52.
  • Papi, Gianni, «Pedro Núñez del Valle e Cecco del Caravaggio (e una postilla per Francesco Buoneri)», Arte Cristiana, n.º dccxlii, Milán, 1991, pp. 39-50.
  • Pérez Sánchez, Alfonso E., Pintura italiana del siglo XVII en España, Madrid, Fundación Valdecilla, 1965, p. 499.
Arriba