El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Aprende <Atrás
Hipno, el Sueño [anónimo clásico]

Hipno, El sueño [Copia romana, anónimo clasico del siglo I-II d.C.]

Ver ficha de obra de la colección
Enciclopedia > Voz

Hipno, el Sueño [anónimo clásico]

Stephan F. Schröder


120-130 d. C., mármol, alto 150 cm [E89]. Réplica romana de anónimo clásico de 150-125 a. C.
La estatua fue identificada en 1854 como Hipno (Hypnos), dios del sueño. Su rostro estaba flanqueado a ambos lados por grandes alas ampliamente abiertas, que no se conservan completas, pero fueron reproducidas íntegras en dos grandes réplicas de bronce. Otros bronces pequeños de este personaje muestran, además, que el brazo derecho de Hipno, alzado y estirado horizontalmente, llevaba un pequeño cuerno del que caían gotas del líquido somnífero, mientras que en la mano izquierda llevaba tallos de adormidera. Con el tronco inclinado hacia adelante, Hipno camina deprisa y dirige su mirada hacia una figura imaginaria que duerme. Su larga cabellera está atada en un moño transversal en la nuca, que más parece un nudo de cinturón que un moño, mientras que a la altura de las sienes el cabello está estirado hacia arriba y sujeto con un cordón. Solo mirándolo de perfil se manifiestan tanto su paso largo como la inclinación de su torso. Con los dos puntos de vista mencionados, la estatua de Hipno se acerca bastante a la concepción de los grupos estatuarios de finales del siglo II a. C., que ofrecen uno o dos puntos de vista. Un elemento de composición frecuente de esta época es el tronco inclinado y oblicuo, con una pierna estirada hacia atrás; cabe mencionar el Ayax del Grupo Pasquino y el Aquiles del Grupo de Aquiles y Pentesilea, o el Gladiador Borghese, éste creado hacia 100 a. C. con una estructura considerablemente más musculosa que la de Hipno. La carnación de Hipno no es de grandes superficies, sino que sigue un movimiento segmentado, con elevaciones y ahondamientos irregulares, que cubren el tronco y la espalda. La representación de los músculos no corresponde al movimiento del cuerpo, sino que aparecen con igual énfasis por todo el cuerpo. Formas suaves y proporciones infantiles parecidas presenta también el Hermafrodita dormido, lo que sugiere una datación del Hipno entre 150 y 125 a. C. Por lo demás, parece formar parte de un grupo de esculturas helenísticas en las que se representa con una única figura un tema que requiere de dos o más estatuas, con el propósito de inci­tar a la fantasía del espectador para que complete la escena. Así como el grupo de Aquiles y Pentesilea, el Galo moribundo y el Gladiador Borghese requieren otras figuras no representadas para dialogar, también el Hipno establece una relación con una segunda figura. Mira diagonalmente hacia el suelo, hacia el lugar en que hemos de imaginarnos una figura durmiendo. A juzgar por el trabajo del tronco, la copia romana en mármol del Prado fue creada en tiempos adrianeos, probablemente entre 120 y 130 d. C.

Bibliografía

  • Vaquerizo Gil, Desiderio, y Noguera Celdrán, José Miguel, La Villa romana del Ruedo, Córdoba, Universidad de Córdoba, 1997, pp. 150 y ss., n.º 12.
  • Zanker, Paul, Klassizistische Statuen, Mainz, Philipp von Zabern, 1974, pp. 115-116 con nota 167.
  • Jahn, Otto, «Hypnos», Archäologische Zeitung, Berlín, 1861, pp. 97-98, lám. 141.
  • Furtwängler, Adolph, Meisterwerke der griechischen Plastek, Leipzig, Geisecke and Devrient, 1893, pp. 648-650.
  • Schrader, Hans, «Hypnos», 85º Berliner Winckelmannprogramm, Berlín, W. de Gruyter, 1926, pp. 12-13 y 15, figs. 3, 5 y 10.
  • Blanco Freijeiro, Antonio, Catálogo de la escultura, Madrid, Museo del Prado, 1957, pp. 68-69, n.º 89-E, láms. 43-45.
  • Riaño, Juan Francisco, y Mélida, Juan Ramón, Catálogo del Museo de Reproducciones Artísticas, vol. I, Madrid, 1912, pp. 285-287, n.º 150.
  • Blanco Freijeiro, Antonio, Arte griego, Madrid, csic, 1966, p. 269, fig. 166.
  • Boucher, Stéphanie, «Recherches sur les bronzes figurés de Gaule pré romaine et ro­maine», Bibliothèque des Écoles Françaises d'Athènes et de Rome, Roma, École Française de Rome, 1976, pp. 154-155 y 388, n.º 228, lám. 58.
  • Wieseler, Friedrich, Denkmäler der alten Kunst, Berlín, 1854, t. II, n.º 876, lám. 70.
  • Elvira Barba, Miguel Ángel, y Schröder, Stephan F., Escultura Clásica. Guía, Madrid, Museo del Prado, y Santander, Fundación Marcelino Botín, 1999, p. 106 con lám.
  • Hübner, Emil, Die antiken Bildwerke in Madrid, Berlín, Reimer, 1862, pp. 55-57, n.º 39.
  • Lochin, Catherine, «Hypnos/Somnus», Lexicon Iconographicum Mythologiae Classicae, vol. V, Zúrich, Artemis, 1990, p. 597, n.º 42, lám. 408.
  • Guerrini, Lucia, «Hypnos», Enciclopedia dell'arte antica, Roma, Instituto della Enciclopedia italiana, 1961, t. IV, pp. 62-63, fig. 80.
  • Schröder, Stephan F., Catálogo de la escultura clásica. Escultura mitológica, Madrid, Museo del Prado, 2003, t. II, n.º 144.
  • Winnefeld, Hermann, Hypnos, Berlín-Stuttgart, W. Spemann, 1886.
Ver ficha de obra de la colección
Arriba