Felipe II, después de la Victoria de Lepanto, ofrece al Cielo al príncipe don Fernando
Lupa
Zoom

La pintura fue probablemente encargada por María de Hungría, la hermana de Carlos V, en cuyos inventarios, y no en los del emperador, aparece citada antes de pasar, a su muerte en 1558, a la colección de Felipe II. A la muerte de Felipe II, la obra se exponía junto con Felipe II ofreciendo al cielo al infante don Fernando, tasados ambos en 200 ducados, más que cualquier otro, en la Casa del Tesoro del Alcázar de Madrid.

Entre 1604 y 1626 aproximadamente, colgó en el palacio del Pardo, volviendo después al Real Alcázar donde, como una de las obras capitales de la colección real española, ocupaba un lugar tan destacado como el Salón nuevo o Salón de los espejos. En el Palacio Real Nuevo en el siglo XVIII, ingresó en el Museo del Prado en 1827.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados