Dirk Bouts, Retrato de un hombre de 1462. The National Gallery, Londres

Durero opta por un tipo de retrato de formato vertical, de medio cuerpo con dos centros de atención: el rostro y las manos.

Fondo

El pintor se representa a sí mismo en una habitación con ventana , siguiendo el modelo iniciado por Dirk Bouts en su Retrato de un hombre de 1462 (The National Gallery, Londres), que tendrá gran repercusión posteriormente tanto en Flandes como Italia.

La luz llega desde la izquierda iluminando la figura y el alfeizar de la ventana. El fondo queda en penumbra y se evidencia que desde el vano no entra iluminación directa.

Figura

Se imponen las verticales sobre las horizontales desde la ordenación severa del marco a la disposición igualmente vertical del busto que se apoya firmemente en la horizontal del brazo que descansa en el antepecho. De este modo se repite la estructura en L sugerida por el marco de la ventana.

La obra muestra el rostro en tres cuartos con el cuerpo en contraposto.

Paisaje

La realización de este Autorretrato se ubica tras su primer viaje a Italia (1494-1495). Según se ha supuesto, debió ejecutarlo en los meses de abril y mayo de 1498, al inicio del deshielo, como lo sugiere la ola en el lago del paisaje del fondo, que evoca las aguadas ejecutadas por Durero en el viaje de vuelta de Venecia a Nuremberg en 1495.

Se observa en él la misma técnica miniaturista del retrato, las montañas, las transiciones de las luces y las sombras y la sutil introducción de algún personaje.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados