El taller de Gianlorenzo Bernini, uno de los más eminentes talleres de Roma del siglo XVII, fue el encargado de completar la réplica - propiedad en ese momento de Cristina de Suecia- añadiendo a la estatua: el brazo derecho, las piernas, el plinto con gran parte del tronco de apoyo (hasta la altura de las rodillas) y el pulgar de la mano izquierda.

Por desconocimiento del tipo escultórico -no se identifica el tema del Diadúmeno hasta 1764 con Winckleman, un siglo después de la intervención- que se interpretó como Tolomeo, rey de Egipto; se cometió un error al colocar el brazo derecho inclinado hacia abajo y no elevado hacia la cabeza, como requería el tema.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados