Detalle de una de las grietas. ©Ágora. S.L.

Gráfico de las grietas encontradas en la bóveda © Ágora S.L.

En 1999 el estudio de la bóveda muestra diversos daños debidos, en gran parte a las filtraciones de agua, pero también a intervenciones anteriores poco respetuosas.

Humedad en los morteros, desprendimientos en algunas capas superficiales y diversas grietas indicaban por dónde abordar los trabajos.

El control medioambiental y el estudio del movimiento de las grietas a través de sensores fueron los pasos siguientes antes de empezar a tocar la pintura.

Gracias al estudio de infrarrojos de toda la bóveda, se comprueba que una parte importante de la pintura de Giordano estaba oculta bajo diferentes repintes.

La bóveda con la que se encuentran los restauradores presenta diferentes manos, diferentes técnicas, humedades, manchas provocadas por las sales, los aceites, repintes realizados con yeso, reintegraciones mal definidas...

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados