El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Campi, Antonio

Cremona, 1524 - Cremona, 1587

Pintor, grabador, escritor y arquitecto italiano. Perteneciente a una familia de pintores y arquitectos, seguramente aprende el oficio artístico al lado de su hermano mayor Giulio. Sus primeras obras pictóricas conocidas denotan el influjo de Parmigianino a través de Camillo Boccaccino. Se conocen diferentes trabajos fechados alrededor de 1547-1549, en colaboración con Giulio Campi, tanto al fresco -iglesia de Santa Margarita de Cremona- como al óleo -Palacio de la Logia de Brescia-. En sus siguientes trabajos, en los que decora varios ámbitos religiosos entre Cremona y Milán, ya se advierte su adscripción a un poderoso y elegante manierismo y su interés por desarrollar decoraciones con efectos arquitectónicos. A finales de la década de 1570 su contacto con el arzobispo de Milán Carlo Borromeo le influye en distintos registros en su obra artística. El impulso religioso del prelado se muestra en la inclusión en su pintura de tonos ­pietistas y emocionales que anteriormente habían estado ausentes, haciendo expresiva una mayor intensidad en el reflejo de la espiritualidad. También por aquellos años, Antonio Campi recoge las distintas tendencias de la pintura lombarda, que incidían en un mayor naturalismo al acercarse con más cuidado a los objetos, además de intensificar los efectos luminosos de las obras. Campi entra a colaborar como arquitecto de la catedral de Milán en 1580, realizando para la misma, además, su gran fresco del Centurión. De la elevada consideración de la que gozaba por aquellos años es prueba tanto su nombramiento de cavaliere aurato por el papa Gregorio XIII en Roma en 1583, como la publicación del elogio histórico a su ciudad natal, Cremona, en 1585: Cremona fedelissima città, que ilustró con grabados autógrafos. En sus últimos trabajos, lleva a cabo importantes decoraciones en Milán, ayudado por su hermano Vincenzo, en las que reitera sus efectos lumínicos y, sobre todo, realiza unos sofisticados efectos perspectívicos aprovechando sin duda la reciente codificación que había realizado Jacopo Vignola. Su única pintura en el Museo del Prado procede de la colección de Giovan Francesco Serra y entró en las colecciones reales en 1664, depositada en el monasterio de El Escorial por Felipe IV. Desde allí llegó al Museo del Prado en 1839. (García López, D., E.M.N.P., 2006, T.II, pág. 607-608)

Obras (1)

San Jerónimo
Óleo sobre tabla pasada a lienzo, Hacia 1566
Campi, Antonio

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba