El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Campi, Vincenzo

Cremona, 1530/35 - Cremona, 1591

Pintor italiano. Perteneciente a una familia de pintores y arquitectos, Vincenzo desarrolló su aprendizaje en el entorno doméstico en Cremona. Colaboró con sus hermanos Giulio y Antonio y sus primeras obras conocidas, datadas en la década de 1560, muestran pocos detalles originales. Su Pietà para la catedral de Cremona responde a las demandas que desde los ámbitos de la Contrarreforma se estaban haciendo de una imagen religiosa en la que la claridad expositiva se combinara con cierto tono sentimental y piadoso. Poco a poco, la pintura de Vincenzo irá interesándose en mayor medida por la representación de escenas de género, que retratan con mayor naturalismo la vida cotidiana. Este acercamiento a la reproducción de figuras más realistas se traslada a su obra religiosa, como demuestra La Crucifixión (Prado), de la que se ha dicho que la pudo ver el joven Caravaggio. A la vez, Vincenzo supo incorporar a su pintura las novedades que se estaban produciendo en la pintura veneciana, enfatizando el color y el claroscuro. De esta manera, siguió varias líneas paralelas en su obra. Por una parte, continuó componiendo escenas cotidianas, incluyendo en ocasiones temáticas humorísticas por influencia de pintores flamencos como Beuckelaer y Aertsen. Además, llevó a cabo, primero en colaboración con su hermano Antonio y después en solitario, decoraciones perspectívicas como las realizadas en los frescos de San Paolo Converso de Milán. Por último, siguió realizando cuadros de altar en los que desarrolló un naturalismo de tan gran intensidad, que ha sido visto como el más cercano precedente de la obra de Caravaggio. El Museo del Prado cuenta con tres obras de Vincenzo Campi. Mesa alegre y Bodegón de cocina representan su vía de acercamiento hacia la naturaleza muerta, mientras que La Crucifixión es muestra de su pintura religiosa. Todas ellas llegaron al Prado a lo largo del siglo XX. Mesa alegre entró en la pinacoteca en 1915 a través del legado Pablo Bosch; Bodegón de cocina en 1959 procedente de la Facultad de Veterinaria; y La Crucifixión lo hizo en 1917 formando parte del legado de Florencio d'Estoup y Garcerán. (García López, D., E.M.N.P., 2006, T. II, pág. 608)

Obras (1)

Cristo clavado en la cruz
Óleo sobre lienzo, 1577
Campi, Vincenzo

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba