El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Echevarría Zuricalday, Juan de

Bilbao-Bilbo (Vizcaya-Bizkaia), 1875 - Madrid, 1931

Creció como el primogénito de trece hermanos de una influyente familia de la burguesía industrial vasca. Fue educado en Bilbao, en Angulema (Francia) y en Oxford y cursó sus estudios de ingeniero industrial en la Universidad de Mittweida, en Sajonia.
A su regreso a Bilbao su padre le implicó en sus negocios, y en 1901 se convirtió en socio fundador de Altos Hornos de Vizcaya. También entonces comenzó su formación como artista, con el pintor local Manuel Losada (1865-1949). En 1903 se instaló en París, y a través de tertulias literarias entró en contacto con los escritores Pierre Paul Plan y Charles Morice, que le acercaron a los Nabis y al arte del recién fallecido Paul Gauguin, al que convirtió en su primera y más clara referencia formativa. Hacia 1906 estrechó su amistad con el escultor Francisco Durrio, también en París, y comenzó a acudir a la Académie Julian, que influyó en la conformación de su estilo personal.
En 1909 se casó con Enriqueta Normand-Böer, con quien tuvo a su único hijo en 1911. Ese mismo año cosechó en París su primer éxito; en el Salón, Guillaume Apollinaire alabó su retrato de Pierre Paul Plan (colección particular) y el año siguiente, en el mismo certamen, elogió también el que hizo al bibliófilo Cayetano Cervigón. En 1913 estableció su relación comercial con el reputado marchante Paul Rosenberg.
En 1914, en el escenario previo a la Gran Guerra, el pintor retornó a Bilbao. Atraído por modelos del pueblo gitano, viajó primero a Granada por consejo de Francisco Iturrino, y desarrolló un excitado colorismo. Más tarde, ya en Ávila, templó su paleta. A partir de 1916 desarrolló una ascendente carrera pública y expuso en Bilbao, Madrid y Barcelona, y comenzó a disfrutar de cierto prestigio nacional. En 1918 se instaló en Madrid y comenzó una fecunda relación con los intelectuales de la llamada Generación del 98; retrató a Pío Baroja en varias ocasiones, así como al poeta Luis García Bilbao (Madrid, MNCARS) o a Juan Ramón Jiménez (Vitoria, Museo de Bellas Artes de Álava), entre otros. En 1923 se celebró su primera antológica individual en Madrid, donde destacaron los retratos de los escritores noventaiochistas, cuyos escenarios interpelan a sus más famosas obras. Echeverría firmó en 1925 el manifiesto de la Sociedad de Artistas Ibéricos, junto a Cristóbal Ruiz, y ambos se convirtieron en precursores de las opciones más audaces que proponían los artistas más jóvenes. El año siguiente la Sociedad de Amigos del Arte le dedicó otra exposición en la que destacó su Mestiza desnuda (Madrid, MNCARS), concebida como un homenaje a Gauguin, del que se había convertido en un defensor en la prensa de esos años. Se trasladó a Hendaya en 1929 para retratar a Unamuno (Vitoria, Museo de Bellas Artes de Álava), exiliado entonces, gesto que le valió un destacado protagonismo político. Al retorno de este a España al año siguiente, Echevarría le organizó una gran recepción en su casa de Madrid, a la que acudieron algunos inminentes protagonistas de la Segunda República, como Juan Negrín. En esos años, afín al nuevo gobierno, Echevarría se integró en el Patronato del desaparecido Museo de Arte Moderno (MAM) y, poco antes de su muerte, su nombre se tuvo en cuenta como posible director del Museo del Prado (G. Navarro, C., “Donación Hans Rudolf Gerstenmaier al Museo del Prado”, Museo del Prado, 2019, pp. 66-67)

Obras (2)

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba