El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Regoyos y Valdés, Darío de

Ribadesella, Asturias, 1857 - Barcelona, 1913

Pasó su infancia en Asturias y se trasladó con su familia a Madrid, donde en 1877 se matriculó en la asignatura de Paisaje Elemental que impartía Carlos de Haes en la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado de Madrid. Dos años después, el violinista Enrique Fernández Arbós, amigo suyo, le invitó a Bruselas, capital en la que seguía estudios de música junto con Isaac Albéniz. Allí, Regoyos participó en la intensa vida artística de la ciudad, se matriculó en la Academia de Bellas Artes y acudió al estudio del pintor Joseph Quinaux, a quien juzgaba su único maestro y que le aconsejó que jamás copiara sino de la naturaleza. En 1881 se inscribió en L’Essor, grupo de artistas del que formaban parte algunos de sus amigos, y participó en las exposiciones que organizaron en 1882 y 1883. En 1882 viajó por España en compañía de Théo van Rysselberghe y Constantin Meunier, a los que se les unieron en Madrid (donde visitaron el Museo del Prado) el pintor Frantz Charlet y el crítico de arte Lucien Solvay. En el verano de 1883 varios miembros de L’Essor fundaron Les Vingt, grupo decisivo en el auge de las artes plásticas en Bélgica. En ese año el artista visitó en Ostende a James Ensor, que le retrató, y conoció en Bruselas al pintor norteamericano James Abbott McNeill Whistler, a quien visitó el año siguiente en Londres. En 1885 Regoyos viajó a Holanda, donde pintó vistas de Dordrecht, Ámsterdam y, en 1886, un solitario Paisaje nocturno nevado (Haarlem) (Madrid, colección Carmen Thyssen-Bornemisza), que manifiesta una clara orientación simbolista, tendencia que el grupo Les Vingt contribuyó a impulsar de modo pionero en Europa. En 1894 se fundó un nuevo grupo, La Libre Esthétique, que promovió importantes exposiciones anuales hasta 1914, fecha en la que se organizó una muestra en memoria suya.
Por esos años el artista había asimilado el modo de pintar de los impresionistas y, entre 1891 y 1894, también de los neoimpresionistas, cuyos postulados interpretó de modo más laxo que Georges Seurat y Paul Signac, de los que fue amigo.
En 1888 Regoyos invitó al escritor Émile Verhaeren a un viaje por España, que produjo numerosos dibujos y bocetos del pintor y unos artículos del poeta, titulados Impressions d’artiste, que se publicaron en la revista de Bruselas L’Art Moderne, origen de La España negra, escrita e ilustrada por Regoyos y publicada en 1898 en capítulos en la revista La Luz y, al año siguiente, en libro. Asentado en el País Vasco, se convirtió en un gran animador de la escena artística local y promovió exposiciones con su amigo Manuel Losada en las que alentaba una orientación moderna. Amigo de Camille Pissarro, se interesó no solo por el paisaje sino también por otros motivos, entre ellos la pintura social, la etnografía y la arquitectura popular. Los últimos años de su vida los pasó en Barcelona, donde fue apreciado por los pintores renovadores. Tiene gran interés, además de su pintura, su variada obra gráfica, que muestra una intensa expresividad (Barón, J., “Donación Hans Rudolf Gerstenmaier al Museo del Prado”, Museo del Prado, 2019, pp. 70-72)

Obras (3)

Multimedia

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba