El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás

Saa, Antonio de

Grabador en lámina y en hueco de origen sevillano de la segunda mitad del siglo XVIII. Entró como meritorio en la Real Casa de Moneda de Sevilla en 1750 y durante cinco años estuvo junto al grabador principal Félix de Araujo, pasando después a ser su ayudante. Desempeñando este puesto presentó a la Junta de Comercio y Moneda una obra anual como muestra de su adelantamiento, obras que merecieron siempre la aprobación real. En junio de 1768, pasó a ocupar la plaza de director de la Casa. En mayo de 1774, Saa fue autorizado por el rey para organizar en su ciudad una escuela de grabado, que bajo las ordenes de Prieto como grabador general, quedó ubicada en la misma Oficina de la Talla de la Casa de Moneda. El grabador principal demostró en esta tarea su interés y buena organización, pues igual que había ocurrido dos años antes en la Escuela de Madrid, recibió la orden de presentar cada seis meses, para muestra de su aplicación y adelantamiento, una obra de cada discípulo-ayudante, que con su dictamen deberían remitirse. Desde el envío de los primeros trabajos de sus ayudantes y discípulos, Saa expuso la necesidad de contar con una mediana colección de medallas. Como respuesta, Saa obtuvo en julio de 1778 solamente una colección similar a la de la Oficina de la Talla de la Casa de la Moneda de Segovia: un conjunto de modelos de bulto redondo, algunos vaciados en yeso de medallas, pero no los azufres que en su día prometió Antonio Prieto. Los ayudantes de Saa, cinco en total, también enviaron a la Casa de Madrid sus muestras de vaciados de yeso con la certificación del grabador principal, que de nuevo requirió se completase el estudio que tenía pedido para los mayores adelantamientos de sus facultativos. Después de la muerte de Tomás Francisco Prieto, Saa elevó el 28 de diciembre de 1782 una instancia para solicitar el cargo de grabador general. Con este puesto se ocupó de la hechura de la nueva moneda acuñada en Sevilla en 1772, realizando todos los punzones para los reversos. Sabemos además que fue el autor de un escudo estampado al pie de un pasaporte expedido por don Pablo de Olavide en octubre de 1773. Antonio de Saa falleció finalmente en Sevilla en julio de 1790 tras una larga enfermedad.
(Texto extractado de: Cano Cuesta M., Catálogo de medallas españolas, Madrid: Museo Nacional del Prado, 2005, p. 211).

Obras (1)

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba