Num. de catálogo
P03236
Autor
Goya y Lucientes, Francisco de
Título
Gaspar Melchor de Jovellanos
Cronología
1798
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Medidas
205 cm x 133 cm
Escuela
Española
Tema
Retrato
Expuesto
Si
Procedencia
Gaspar Melchor de Jovellanos, pagado el 19 de julio de 1798, Madrid. Legado a su amigo Juan José Arias de Saavedra en 1802. En fecha incierta, en la colección de Antonio Botija, descendiente del anterior. 1877, ofrecido por éste al Museo del Prado en ese año, no siendo aceptada su adquisición ante el informe preceptivo de la Real Academia de San Fernando. Mariano Santamaría, anticuario, Madrid 1887. Duques de las Torres, Madrid 1916. Vizcondesa de Irueste, Madrid 1921. Adquirido por el Estado con destino al Museo del Prado a los herederos de la anterior, Satrústegui Figueroa, Navarro Figueroa, Satrústegui y Sotomayor Basabe, en 1974.

Gaspar Melchor de Jovellanos fue uno de los más ilustres representantes de la Ilustración española, como hombre de letras, escritor y poeta, así como político de ideas avanzadas. Nacido en Gijón en 1744, se doctoró en Derecho en Salamanca. Interesado en el arte, fue admirador de Goya desde fecha temprana, habiéndose hecho retratar por el artista en los años en que acababa de ser nombrado miembro de la Real Academia de San Fernando. En 1767, Jovellanos había sido nombrado alcalde de la Sala del Crimen en la Audiencia de Sevilla y, en 1778, alcalde de Casa y Corte. Se trasladó a Madrid en 1780, para ascender al Consejo del Real de las Órdenes. Sin embargo, por su defensa de las reformas agrarias y de la libertad económica, en los años coincidentes con la Revolución Francesa, fue desterrado a Gijón, donde fundó, en 1794, el Real Instituto Asturiano de Náutica y Mineralogía y redactó su Informe sobre la Ley Agraria. Regresó a  Madrid en noviembre de 1797, a la caída de Godoy, al ser nombrado ministro de Gracia y Justicia. Sus reformas jansenistas de la política religiosa provocaron su caída en agosto de 1798 y su encarcelamiento en Mallorca desde 1801 hasta marzo de 1808. Rechazó el cargo de ministro del Interior bajo José Bonaparte y se trasladó a Cádiz, como representante del Principado de Asturias en la Suprema Junta Central. Murió, mientras se dirigía a Gijón, huyendo de los franceses, el 27 de noviembre de 1811.El retrato, pintado seguramente en Aranjuez en abril de 1798, presenta a Jovellanos en su calidad de Ministro de Gracia y Justicia, el cargo que ocupaba entonces, ante su mesa de trabajo, con numerosos documentos y una escribanía de plata. Sobrio y elegante, no luce ninguna de las medallas o bandas de las órdenes recibidas, sino que se acentúa aquí el carácter íntimo del personaje, su actitud pensativa, con la cabeza apoyada en su mano, posición tradicional, desde el siglo XV, para la representación de la Melancolía, que afectaba a los artistas y era símbolo de genialidad creativa. Jovino, "El melancólico" fue el apodo que recibió Jovellanos de sus compañeros, en un poema de Juan Meléndez Valdés, como poeta arcádico, y así le representó Goya. En la decoración de la mesa labrada y dorada aparecen los bucráneos, atributos de la Melancolía y símbolos de la vanidad del hombre, que sólo en la muerte alcanza la sabiduría divina. Se acentúa aquí, además, su carácter intelectual con la escultura en bronce de Minerva, diosa de la sabiduría y de las artes, que protege con su gesto a Jovellanos. En el escudo de la diosa figuran las armas del  Real Instituto Asturiano de Náutica y Mineralogía, promovido por Jovellanos y una de las iniciativas de las que se sintió más orgulloso.  La posición de Jovellanos, sentado a la mesa de trabajo, apoyando la cabeza en su mano se ha relacionado con la actitud del artista, considerado como su autorretrato, en el contemporáneo Capricho 43, o El sueño de la Razón produce monstruos, publicado en 1799. Se han sugerido algunos precedentes que pudieron inspirar a Goya, que sirven asimismo para la figura de Jovellanos, como el grabado del frontispicio de la edición de la Philosophie,vol. II, de 1793, de J.J. Rousseau, de J. B. D. Duprée, sobre dibujo de Charles Monnet, o el grabado para el frontispicio de las Obras de Quevedo, vol. I, en la edición de 1699.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados