Hoy en el Museo

11.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristia

11.30hLa obra invitada

17.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristía

17.30hLa obra invitada

Ver todo el calendario
Página del Museo del Prado en FacebookSíguenos en TwitterFoursquare. Museo Nacional del PradoGoogle PlusCanal YouTube del Museo Nacional del PradoCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en PinterestCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en StorifyRSS Museo Nacional del PradoNewsletter Museo Nacional del Prado
Num. de catálogo
E00042
Autor
Taller Romano
Título
El baile de las ménades
Cronología
120 - 140
Técnica
Esculpido
Materia
Mármol
Medidas
139 cm x 76 cm x 13 cm
Escuela
Arte Antiguo
Tema
Mitología
Expuesto
Si
Procedencia
Colección Real (Madrid, Alcázar, Col. Carlos III).

Réplica romana de un original griego de fines del siglo V a.C. atribuido a Calímaco. Ha figurado como Relieve de una bacante.

Hacia 410 a.C. hubo de realizarse, en Atenas que entonces festejaba a Dionisos con las tragedias de Sófocles y Eurípides, un gran monumento decorado con relieves de bacantes. Sin duda fue destinado a honrar la memoria de algún vencedor en concursos dramáticos, y sus motivos tuvieron un éxito perdurable, siendo imitados en múltiples ocasiones. De cuatro de estos "relieves de ménades", atribuidos a Calimaco (h. 410-400 a.C.), tenemos magnificas copias en el Prado (E00042, E00043, E00045 y E00046).

Las ménades fueron legendarias nodrizas de Dionisos, que le protegieron en su infancia y se convirtieron en sus primeras seguidoras. Sin embargo, el culto dionisiaco suponía la conversión en ménades o bacantes de aquellas mujeres que, presas de éxtasis báquico, danzaban hasta la extenuación en las fiestas del dios, agitaban sus tirsos, vestían la "nebris" o piel de cervato y destrozaban animales, alimentándose con su carne cruda.

En la iconografía es común la idealización de estas danzas orgiásticas, explicitando así el acceso a un nivel religioso superior de las adeptas al culto dionisiaco. De ahí la profunda armonía dinámica de las presentes imágenes, acaso las mas refinadas que logró crear el llamado "estilo bello" de fines del siglo V a.C.

Esta tendencia estética, basada en el uso constante y muy preciso de los "pliegues mojados", tuvo como principales representantes a dos discípulos de Fidias -Agorácrito y Alcámenes- pero sobre todo a Calímaco, inventor por lo demás del capitel corintio, a quien se atribuyen los originales de estos relieves y de otros semejantes, pues son seis los modelos de ménades que se conocen por distintas copias. El texto del inventario no permite identificar de qué pieza se trata.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados