Num. de catálogo
E00032
Autor
Anónimo
Título
La Musa Polimnia apoyada en un pilar
Cronología
50 - 90
Técnica
Esculpido
Materia
Mármol
Medidas
115 cm x 35 cm x 45 cm - 175,2 kg
Escuela
Arte Antiguo
Tema
Mitología
Expuesto
No
Procedencia
Colección Real (Col. Cristina de Suecia; Col. Livio Odescalchi; San Ildefonso, Palacio Real, Col. Felipe V).

La musa apoyada es una obra típica de comienzos de la época tardohelenística. Uno de sus rasgos más tardíos, ha de mencionarse, es su concepción plana, con las vistas frontal y posterior anormalmente estrechas, y un solo punto de vista principal. Los logros del arte temprano y alto-helenístico aún son claramente perceptibles en la composición y en el tratamiento de los ropajes. Mientras que, en la vista principal, la posición de sus brazos y piernas cruzados y el sistema triangular de ejes aún recuerdan obras temprano-helenísticas, como la Afrodita de Doidalsas. Por otra parte, la escultura se parece también a las estatuas con ropaje de la primera mitad del siglo II a. C., de Pérgamo: los pliegues verticales de su pesada vestimenta interior, ceñida debajo del pecho, que aparecen debajo de los pliegues horizontales del fino manto que la cubre, crean en su conjunto un sistema de composición propio, en gran medida independiente de la posición del cuerpo.la prenda interior cubre el cuerpo de tal forma que la posición de pies cruzados sólo se percibe en el lado derecho, donde aparece el pie izquierdo sobresaliente. La fuerza plástica de las estatuas de Pérgamo fue muy mermada en la estatua de la musa. La Musa que se apoya no tiene un aspecto tan patético como aquéllas, sin que su expresión circunstancial y sus pequeñas dimensiones le dan un aire cotidiano y apacible. La curiosa forma puntiaguda del pilar, su incrustación en mármol de color y el inusual abultamiento del ropaje debajo del antebrazo izquierdo sugieren que fue retocado en época moderna; el pilar rocoso, quizá dañado y más estrecho en la parte inferior, fue alisado creando una pilastra. Las anchas perforaciones acanaladas, características de mediados del siglo II d. C. y que se ven en el extremo del manto que cae sobre el pilar de la estatua de Madrid, fueron hechas en la misma época en que también se retocó el pilar, datan de la época moderna. Casi idéntica a ella es la musa representada en un relieve de mármol de Londres, creado por Arquelao de Priene hacia el año 130 a. C., que representa la Apoteosis de Homero. La obra, como la mayoría de las representaciones romanas de las musas, probablemente decoraba el peristilo o la biblioteca. Para su datación son particularmente indicativos los numerosos pliegues de la prenda interior que aparecen nítidamente en la espalda, y por encima de ellos, las terminaciones antiguas de los rizos. A los pliegues de poca profundidad corresponden las finas líneas incisas en la cabellera; ambos rasgos remiten la estatua al siglo I a. C., probablemente a los tiempos flavios. La obra estuvo en la colección de Cristina de Suecia, más tarde en la Odescalchi, desde donde pasó a formar parte de la colección de Felipe V (Texto extractado de Schröder, S. F.: Catálogo de la escultura clásica, Museo Nacional del Prado, 2004, pp. 192-196).

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados