Num. de catálogo
P00863
Autor
López Piquer, Bernardo
Título
María Isabel de Braganza, reina de España, como fundadora del Museo del Prado
Cronología
1829
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Medidas
258 cm x 174 cm
Escuela
Española
Tema
Retrato
Expuesto
Si
Procedencia
Colección Real

María Isabel de Braganza nació en Lisboa el 19 de mayo de 1797, hija de Juan VI de Portugal y de Carlota Joaquina de Borbón, se convirtió en reina de España al casarse, el 28 de septiembre de 1816, con su tío, Fernando VII, siendo su segunda esposa. Murió de parto en Madrid el 26 de diciembre de 1818. Este es un retrato póstumo y el pintor, hijo y fidelísimo discípulo de Vicente López, se sirvió como modelo del retrato de busto en formato ovalado que de ella había realizado su padre hacia 1816 (Museo del Prado, P869) y del que existen varias réplicas (Díez 1999, II, p. 436-p. 441). La reina va peinada según la moda imperio y viste un traje de terciopelo rojo bordado en oro con motivos florales. Luce placa y banda de la orden portuguesa de Cristo y banda de la española de María Luisa, y también lleva la venera ovalada de la orden femenina austriaca de la Cruz y la Estrella. A la derecha aparecen los escudos de las dos familias reales, con corona y toisón de oro, y bordadas en el respaldo de la silla, las iniciales de la reina, IB. Es destacable la particular iconografía del retrato, con la reina representada como fundadora del Real Museo de Pintura y Escultura conocido como Museo del Prado. El edificio se ve por la ventana en una perspectiva desde el noroeste, con el aspecto que tuvo cuando se inauguró en 1819. Isabel de Braganza era aficionada a las bellas artes, practicaba la pintura, era académica de honor y consiliaria de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, y mantuvo un gran interés en el proyecto de convertir el edificio de Juan de Villanueva, destinado en origen a albergar un Gabinete de Ciencias Naturales, en museo de arte. Pedro de Madrazo, en el catálogo de los cuadros del Real Museo de 1854, llega a decir que fue la reina quien sugirió la idea [al rey], por escitacion [sic] de algunos personajes aficionado a las nobles artes, y el Rey la acogió con verdadero entusiasmo (p. VIII, nota). Con su mano izquierda señala unos planos extendidos sobre el velador de leones alados. El boceto previo al óleo, realizado por Bernardo López (del que conocemos una repetición autógrafa en acuarela firmada y fechada por el pintor en 1828, que fue expuesta en la Galería Guillermo de Osma, Madrid, en 1997), presenta unas interesantes diferencias con el cuadro final: en los folios sobre la mesa se muestran diversas plantas del edificio, mientras que aquí lo que está representado son alzados de las salas con la colocación de los cuadros. Seguramente hay que interpretar este detalle como testimonio de un interés bastante más que superficial de la reina por la museología del Prado. Desafortunadamente, no llegó a presenciar la inauguración del Museo, que tuvo lugar casi un año después de su prematuro fallecimiento. En este espléndido retrato neoclásico de aparato, que conserva su marco original, tallado y dorado, más que de ejemplos españoles, Bernardo se muestra deudor de modelos franceses de Robert Lefévre (1755-1830) y del barón Gérard (1770-1837). Sensible en la interpretación del personaje y su especial papel cultural, cuidadoso en la organización de la composición y en la representación de los objetos y texturas, Bernardo nos ha dejado una imagen emblemática para la historia de nuestro Museo (Texto extractado de Finaldi, G. en: El retrato español en el Prado. De Goya a Sorolla, Museo Nacional del Prado, 2007, p. 88).

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Portal de la transparencia. Gobierno de España
Copyright © 2015 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados