Num. de catálogo
P02259
Autor
Lorena, Claudio de
Título
Paisaje con una monja mercedaria
Cronología
1636 - 1638
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Medidas
162 cm x 241 cm
Escuela
Francesa
Tema
Paisaje
Expuesto
No
Procedencia
Colección Real (Palacio del Buen Retiro, Madrid, 1701, ; Palacio Real, Madrid, 1772; de nuevo en el Palacio del Buen Retiro, 1794).

La escena está situada en el claro de un frondoso bosque que se abre en el centro hacia la lejanía. En el primer plano figura, fuertemente iluminada, una santa ermitaña con hábito de mercedaria rezando de rodillas ante un crucifijo. El espacio, cerrado a ambos lados por árboles y rocas, se abre por el centro hacia el horizonte de elevadas montañas iluminadas por la suave luz del amanecer. Diseminados por el paisaje hay ciervos, edificaciones y, en el lado izquierdo, una población a la orilla de un río cruzado por un puente. La autoría de la figura ha sido cuestionada, ya que su escala es mayor a la habitual en Lorena. Tradicionalmente se ha aceptado su identificación como santa María de Cervelló (ca. 1230-1290), cofundadora de la rama femenina de la orden Mercedaria, pero no consta que esta santa viviera como ermitaña, sino que estuvo toda su vida en Barcelona consagrada al socorro de los necesitados en prisiones y hospitales. Podría representar a la beata Mariana de Jesús (Madrid, 1565-1624), que se retiró a una pequeña casa en las cercanías del convento de mercedarios junto a la ermita de Santa Bárbara, en Madrid. En 1613 ingresó en la orden de la Merced, pero continuó viviendo en su retiro, quizá por ello se la represente aquí con el cabello suelto y sin cubrir. El pueblo de Madrid sintió desde muy temprano una gran devoción por ella y la llamó santa, aún en vida. Vicente Carducho, pintor de corte, realizó su mascarilla mortuoria y en torno a 1605 pintó el primer cuadro de esta beata (catedral de Almería). Todo ello parece justificar su presencia entre los cuadros de ermitaños del Buen Retiro.

Destaca el protagonismo de la Naturaleza, exhuberante, en la que se resguarda la delicada y piadosa figura de la santa, teatralmente iluminada por un foco de luz sobre el fondo oscuro.

Se conservan dibujos preparatorios para este lienzo en el British Museum de Londres y en la Biblioteca Albertina de Viena.

Esta obra fue pintada para el Palacio del Buen Retiro del rey Felipe IV (1605-1665) y destinada a la galería de paisajes, siendo compañera de Paisaje con San Onofre (P2256), también en las colecciones del Museo del Prado.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados