Num. de catálogo
P00943
Autor
Morales, Luis de
Título
La Presentación de Jesús en el Templo
Cronología
1560 - 1568
Técnica
Óleo
Soporte
Tabla
Medidas
146,5 cm x 116 cm
Escuela
Española
Tema
Religión
Expuesto
Si
Procedencia
Colección Real

El tema de la Presentación de Jesús en el templo y la Purificación de María se corresponden con antiguas prácticas judías que, recogidas en el Evangelio de san Lucas, fueron más tarde enriquecidas por la fiesta litúrgica de la Candelaria. Lucas relata cómo así se cumplieron los días de la purificación conforme a la ley de Moisés: se llevaron a Jerusalén para presentarle al Señor, según está escrito y para ofrecer en sacrificio, según lo prescrito en la Ley del Señor, un par de tórtolas o dos pichones [...]: Simeón le tomó en sus brazos y le bendijo. La escena también puede seguirse en un texto de la época, el Flos Sanctorum de Villegas, un libro entonces bien conocido y utilizado, que pretendía limpiar la iconografía cristiana de todo elemento pagano o inadecuado. Como la primera edición es de 1568, en fecha cercana a la realización de esta tabla, suponemos que el texto no fue tanto una fuente de inspiración, sino que ambas visiones procedían de la celebración misma: desde la puerta del Templo hasta el altar -refiere Villegas- hízose una gran procesión... Iba el santo Patriarca Joseph, esposo de la Virgen, iba la misma Virgen y la profetisa Ana y el santo viejo Simeón con la custodia y el relicario del Santísimo Sacramento llevando a Jesú Christo en sus braços, donde en memoria desto este día la Iglesia Cathólica hace procesión y quiere que sus hijos los fieles se hallen en ella y que todos lleven a Jesú Christo consigo.Esta Presentación es muy parecida a una de las tablas del retablo parroquial de Arroyo de la Luz, en un momento de gran actividad pictórica en que Morales llevó a cabo importantes encargos retablísticos; además del señalado, contrata igualmente en Santo Domingo de Evora o San Martín de Plasencia. Para la composición de La Presentación en el Templo, Morales siguió parcialmente una estampa de Alberto Durero fechada en torno a 1505, donde los personajes se sitúan en un espacio bien definido arquitectónicamente, y al que, sin embargo, el pintor español considerablemente, tras mantener una parecida organización espacial de las figuras. Las Presentaciones de Arroyo de la Luz y del Prado, presentan una similar calidad técnica, aunque no existe acuerdo sobre cuál fue la primera en realizarse. La del Prado es una obra superior en cuanto a su composición y ritmo, al romper la sensación de friso de la tabla de Arroyo de la Luz, y proporcionar una sucesión de hermosas cabezas y cirios, una armoniosa procesión en elegante movimiento.Es una de las pocas obras de Morales llegadas de la colección real, por compra de Carlos IV, tal vez procedente de un retablo hoy disperso (Texto extractado de Ruiz, L.: El Greco y la pintura española del Renacimiento. Guía, Museo del Prado, 2001, p. 64).

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Portal de la transparencia. Gobierno de España
Copyright © 2015 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados