Num. de catálogo
E00154
Autor
Taller romano
Título
Militar romano antes conocido como Otón
Cronología
Hacia 110; Siglo XVI
Técnica
Esculpido
Materia
Mármol
Medidas
86 cm x 60 cm x 28 cm - 80,4 kg
Escuela
Italiana
Tema
Retrato
Expuesto
Si
Procedencia
Colección Real (colección Felipe II, Real Alcázar, Madrid; colección Felipe V, Palacio de La Granja, Segovia).

El retratado es un hombre joven con cara robusta, barba cerrada muy corta y peinado de mechones. La boca ancha y tensamente cerrada confiere a este retrato un aire enérgico y de gran fuerza de voluntad. Este tipo de barba aparece a menudo combinado con bustos desnudos, provistos de una correa para cargar la espada y el paludamentum o manto de los generales. El retrato puede fecharse en la época de Trajano, entre 105 y 115 d.C. Esto se puede corroborar en varios relieves de la época, como los del arco de Trajano en Benevento, del 114 d.C., donde un militar con barba similar acompaña al Emperador. La lunula, el colgante en forma de creciente, constituye el verdadero motivo para el uso del aro en el cuello. A partir de mediados del siglo I d.C., este colgante, que en un principio era usado únicamente por mujeres y muchachas, aparece también en las representaciones de muchachos, de hombres y de animales, en la mayoría de los casos como amuleto para conjurar el mal de ojo. Varias representaciones con lunula, como un retrato del emperador cristiano Magencio (351-353 d.C.), permiten suponer que también los militares usaban estos amuletos para protegerse con ellos del hechizo de las armas (Schröder, 2000: 124). Esta obra pertenece, junto con los bustos E135, E156 y E201 a la serie de los doce emperadores que el papa Pío V donó a Felipe II en 1568, según se recoge en el inventario de los bienes del rey redactado después de su muerte. Las piezas proceden de las colecciones del Vaticano y por eso se trata con mucha probabilidad de retratos antiguos. La mayoría se describen como estatua de medio cuerpo, la caveza de mármol y el pecho de jaspe y se añaden los colores. Es muy probable que este retrato fuera identificado tradicionalmente con Otón. Un áureo del año 69 d. C. muestra que el infeliz emperador, que después de gobernar tres meses se quitó la vida, tenía un rostro ancho, el cabello un poco largo y ondulado y una expresión más bien triste. La cara redonda y el peinado ondulado del ejemplar del Prado ofrecen cierto parecido con el retrato de Otón del Palacio Real (Texto extractado de Schröder, S. en: El coleccionismo de escultura clásica en España, Museo Nacional del Prado, 2001, pp. 47-49).

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados