Num. de catálogo
P00947
Autor
Morales, Luis de
Título
San Juan de Ribera
Cronología
1564
Técnica
Técnica mixta
Soporte
Tabla
Medidas
40 cm x 28 cm
Escuela
Española
Tema
Retrato
Expuesto
Si
Procedencia
Legado Luisa Enríquez y Valdés, 1896

San Juan de Ribera nació en 1532 en Sevilla y fue hijo natural de don Pedro Enríquez y Afán de Ribera, duque de Alcalá y marqués de Tarifa. Desde niño recibió una esmerada educación y estudió filosofía, teología, leyes y cánones en Salamanca. El 27 de mayo de 1562 el papa Pío IV le nombró obispo de Badajoz a instancias de Felipe II y en abril de 1568 recibió el título de patriarca de Antioquía de Pío V, quien dos meses después le concedió el arzobispado de Valencia. Residió en esta ciudad desde marzo de 1569 hasta su muerte, acaecida el 6 de enero 1611 en el colegio seminario del Corpus Christi, también llamado Colegio del Patriarca, pues él mismo lo fundó en 1583 como centro dedicado fundamentalmente a la enseñanza y difusión de las tesis del Concilio de Trento. Notable intelectual y teólogo, desarrolló una intensa labor pastoral con sus sermones y escritos, en los que siempre se mostró como un firme defensor de la Contrarreforma. En tierras levantinas luchó por la conversión de los moriscos y fue virrey y capitán general de Valencia desde 1602 hasta 1604 por nombramiento de Felipe III. Beatificado el 18 de septiembre de 1796 por el papa Pío VI, fue canonizado el 12 de junio de 1960 por Juan XXIII. Durante los años que ocupó el obispado de Badajoz encargó a Luis de Morales (h. 1515-1586) numerosas obras devocionales, tanto para él como para su familia y amigos, y también le retrató en tres ocasiones: en esta tabla, en el Tríptico del Ecce Homo, la Virgen y san Juan Evangelista, que perteneció a los condes de Oñate -hoy conservado en el Museo de Bellas Artes de Cádiz-, y en el Juicio del alma de don Juan de Ribera del Colegio del Patriarca, Valencia, donde el santo aparece muerto revestido con traje episcopal, mientras su alma se somete al juicio divino, en clara alusión al carácter transitorio de la vida terrenal. Este retrato, en origen, pudo formar parte de un tríptico o pequeño retablo de tema religioso, y no ser, como ahora parece, una imagen independiente. Quizás la tabla central de ese conjunto, hoy desconocido, estuviera dedicada a la representación del Ecce Homo, como en el tríptico de Oñate ya citado, y a él fuera dirigida la devota mirada del obispo. Si, por el contrario, fuera un retrato puro, sin relación con otros significados temáticos, se trataría de uno de los ejemplos más tempranos del nuevo género renacentista en la península, ajeno además al entorno cortesano. Sin duda la personalidad del cliente fue decisiva en la austera concepción de la imagen, que representa a un hombre joven, de finos rasgos y mirada profunda, vestido con traje de clérigo y sin ninguna alusión a su rango episcopal. Según es habitual en la tipología de los primeros retratos, aparece el busto del personaje con fondo neutro oscuro, sobre el que destaca el rostro intensamente iluminado y realzado por el blanco cuello del traje. En él Morales logra aunar con gran maestría una realista descripción fisonómica y la plasmación de la espiritual vida interior del modelo. Para todo ello el pintor utiliza una ejecución precisa y una delicada gradación de luces y sombras, con la que consigue un suave modelado, muy característico de su estilo, formado esencialmente en el conocimiento de la técnica flamenca y la definición formal italiana. Cuando este cuadro llegó a las colecciones del Prado en el siglo XIX se le creyó retrato de san Ignacio de Loyola, y posteriormente del beato Juan de Villegas. Las investigaciones documentales de Robres, Castell y Rodríguez Moñino permitieron identificar con seguridad la personalidad del retratado (Texto extractado de Antonio, T. de, en: El retrato español en el Prado. Del Greco a Goya, Museo Nacional del Prado, 2006, p. 48).

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados