Hoy en el Museo

11.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristia

11.30hLa obra invitada

17.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristía

17.30hLa obra invitada

Ver todo el calendario
Página del Museo del Prado en FacebookSíguenos en TwitterFoursquare. Museo Nacional del PradoGoogle PlusCanal YouTube del Museo Nacional del PradoCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en PinterestCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en StorifyRSS Museo Nacional del PradoNewsletter Museo Nacional del Prado

San Francisco de Asís, de Fernando Yáñez de la Almedina

Tanto las medidas como la composición y procedencia de esta tabla la ponen en estrecha relación con el San Onofre adquirido por el Museo en 2005 (cat. p-7947). Ambas tablas debieron proceder de un retablo o estructura más compleja, manipulada probablemente en el siglo XIX tras ser desmembrada del conjunto original. Es posible que las dos tablas estuvieran incluso unidas, formando una pareja afrontada, al modo de creaciones como el San Antonio de Florencia y San Vicente Ferrer (Valencia, Museo de Bellas Artes). La disposición de ambos se complementan y los elementos del fondo son igualmente coincidentes.

El comentario a este ejemplar remite por lo tanto a lo ya manifestado en la tabla de San Onofre, aunque en este caso conviene destacar el hecho de encontrarnos con el único ejemplar franciscano atribuible a Yáñez. La disposición de la figura remite a la producción más característica del pintor, trazada con rotundidad sobre el eje axial que describe. San Francisco aparece de frente y girado ligeramente hacia la izquierda (en sentido complementario al movimiento que describe San Onofre en la otra tabla señalada). Los rasgos del santo se mantienen en la estética de los hernandos: óvalo marcado con barbilla pronunciada, ojos grandes y separados, esquivos con el espectador, y boca entreabierta.

La obra debe relacionarse con la fase final del período valenciano o con los primeros años de la producción conquense; un período que podría oscilar entre 1515 y 1526 y en el que destacan obras como el Retablo de San Miguel de Ayora (Valencia) y las Capillas Peso y de los Caballeros de la Catedral de Cuenca. La factura suelta y pictórica de la obra, realizada mediante un pigmento muy ligero y diluido, así como las desproporciones en la concepción de los pies y las manos, responden a ese momento en la producción del artista.

Otro aspecto característico del pintor es el tratamiento del fondo, empleado ya en sus obras iniciales, pero mantenido en sus tablas más tardías. El santo aparece delante de un muro alto de aparejo de ladrillo que permite ver unas murallas de ciudad que son continuidad de las que presenta San Onofre. Esta solución proporciona gran monumentalidad a la figura, a pesar de las reducidas dimensiones de la obra. La fórmula repite la concepción de la magnífica tabla de Santa Catalina también en el Museo del Prado (cat. p-2902), del período inicial valenciano, y que estará presente igualmente en el final de su carrera.

Leticia Ruiz

Procedencia

Colección particular, Madrid; Sotheby’s, Londres, 7 de diciembre de 2006, lote 123 (retirado antes de la venta).

Bibliografía general

F. M. Marín Ortiz de Taranco, Yáñez de la Almedina, pintor español, Valencia, 1953; F. Benito, Los Hernandos, Valencia, 1998; P. M. Ibáñez Martínez, Fernando Yáñez de la Almedina (La incógnita Yáñez), Cuenca, 1999.

Adscripción del Ministerio de Cultura.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados