Estudios de figuras para diversas composiciones (finales del siglo XIX), de Luis Álvarez Catalá

Luis Álvarez Catalá (1836–1901), Estudios de figuras para diversas composiciones, finales del siglo XIX, 389 dibujos a lápiz compuesto, Recortes de papel traslúcido adheridos sobre 57 hojas de papel continuo de 495 x 650 mm, Cat. 2010/41

Luis Álvarez Catalá fue sucesivamente Secretario, Subdirector y Director del Museo Nacional del Prado. Tomó posesión de este último cargo, en sustitución de Francisco Pradilla, el 29 de julio de 1898, y lo ocupó hasta su fallecimiento, ocurrido el 4 de octubre de 1901 (véase ficha Retrato del pintor Luis Álvarez Catalá de Carolus–Duran, 1899, en la presente Memoria).

Álvarez se formó como pintor en la Escuela de Madrid con Federico de Madrazo y después en Roma, donde viajó en 1857 con Eduardo Rosales y Vicente Palmaroli, a quienes estuvo próximo durante su primera etapa en su asimilación del purismo nazareno. Instalado en Italia durante más de tres décadas, conoció a Mariano Fortuny, con quien trabó amistad y cuya influencia revelan las obras de la década de 1870.

Prioritariamente, se dedicó al cuadro de género histórico, a la manera de Fortuny, pero también pintó cuadros de historia, uno de los cuales, La silla de Felipe II, le reportó una medalla de primera clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1890, al retrato, y también realizó algunos cuadros de costumbres y paisajes. Su producción tuvo una proyección internacional y ventas a altos precios en el mercado norteamericano, en el que fue uno de los pintores españoles de su tiempo más difundido.

El Museo del Prado conserva dos obras de sus primeras etapas (cat. p–6379 y cat. p–6517), pero este amplio lote de dibujos recientemente adquirido corresponde en cambio a la última, por lo que completa, en ese sentido, la visión de su personalidad artística. Los dibujos están realizados en su mayor parte sobre papel transparente muy recortado, ajustándose cada uno de ellos a figuras individuales o en grupo. Constituyen indudablemente un instrumento de trabajo para el pintor, que en ocasiones los aumentaba o reducía, como demuestra la cuadrícula de algunos de ellos, o los calcaba como se pueden apreciar en los contornos repasados de otros. Su utilidad como parte de un proceso, los hace dignos de ser considerados parte importantes de las colecciones del Prado.

Procedencia

Subastas Alcalá, 2 de diciembre de 2010, lotes nº 55 al nº 60.

Adscripción del Ministerio de Cultura.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados