La gallinera (1626), de Alejandro de Loarte

Firmado y fechado en la zona inferior, sobre un papel en la falda de la mesa: “ALEXANDRO/DE LOARTE/ Ft. 166”

Esta importante obra representa un puesto de venta de volatería situado en una amplia plaza mayor, probablemente la de Zocodover en Toledo. Una joven, cubierta con la llamada túnica “de rebozo”, fija su vista en el espectador mientras recibe una moneda de un muchacho que sostiene la gallina que acaba de adquirir. Las dos figuras se sitúan en un plano muy cercano al espectador, con la única separación de una mesa en la que se halla un cesto cubierto con una red con un grupo de aves vivas (dos gallos y dos gallinas), un plato de menudillos, dos palomas, una perdiz y otra ave sin identificar. Colgadas de una barra, un grupo de aves muertas (gallos, ánades reales, palomas, becadas y capones) acota el espacio ocupado por el puesto de aves.

La pintura está firmada por Alejandro de Loarte, artista del que el Museo del Prado cuenta con tres obras: San Juan Bautista (cat. P01308), Magdalena penitente (cat. P01309) y El Milagro de San Bernardo (cat. P03480). Esta pintura se inscribe en un género, el bodegón, en el que Loarte destacó principalmente, aunando influencias diversas y consolidando la importancia de la escuela toledana. El pintor tuvo una vida corta, que debió de iniciarse en Madrid hacia 1595. En la Corte estaba asentado su padre, un pintor llamado Jerónimo de Loarte del que nada sabemos y con quien pudo formarse. Debió de instalarse en Toledo poco después de casarse en 1619, y entre 1622 y 1626, año de su muerte, se constatan encargos diversos que reflejan el mercado artístico del momento: composiciones religiosas para altares parroquiales, obras devocionales y numerosas telas de de paisajes, flores, algunos retratos y, sobre todo, bodegones. Contó con ayudantes y aprendices que acreditan la buena aceptación de sus obras en el ámbito toledano. La existencia de un taller y la muerte temprana del artista explicarían la desigual calidad de sus obras, algunas de ellas firmadas y fechadas, pero otras solamente atribuidas.

El inventario de sus bienes (17 de diciembre de 1626) recoge la existencia de “un lienzo de dos varas y media (aprox. 210 cm) de una gallinera firmado de mi nombre, el cual no está concertado”. La obra se hallaba en poder de un coleccionista local, el toledano Antonio Martínez de Heredia. Durante mucho tiempo se ha pensado que pudiera describir el ejemplar de la Colección Alcocer, obra prácticamente idéntica a la que comentamos, aunque de dimensiones ligeramente inferiores (162 x 130 cm). Tras la aparición de esta versión, tal adscripción se ha puesto en duda. En cualquier caso, ninguna de las dos telas se acerca a las dimensiones señaladas en el citado inventario.

En 1934, Méndez Casal advirtió de la importancia de esta composición dentro de la producción de Loarte y en la historia misma del bodegón español. Se refirió al ejemplar de la Colección Alcocer, pero lo dicho puede hacerse plenamente extensivo a esta réplica (así lo acredita la prueba radiográfica). Méndez Casal elogia la obra que adjetivó de magistral: “Loarte se nos muestra ya muy dueño del oficio. Compone como maestro avezado, sabe guardar las jerarquías de las formas, de las distancias, de los colores y de la luz, hace circular el aire entre las cosas, […] ¡Lástima que la muerte haya truncado una vida que se anunciaba tan fecunda!”. El mismo autor señaló cuestiones que han sido luego repetidas por otros especialistas: la Plaza de Zocodover como probable ubicación del mercado, o la vinculación con los ejemplares sevillanos de Velázquez, donde el bodegón sobrepasa la representación de viandas para convertirse en escenas más complejas.

Pérez Sánchez advirtió las conexiones con obras del norte de Italia, señalando los nombres de Passerotti y de Vincenzo. Apreció certeramente en la representación “una cierta rudeza, no exenta de encanto”, que remite en algunos aspectos a ejemplares de dos artistas como Aertsen o Beuckelaer, cuya producción estuvo presente en España por las fechas en que pinta Loarte. En todos los artistas referidos, el bodegón y la escena de género se entremezclan y enriquecen con tradiciones populares, ofreciendo al espectador avezado lecturas complejas. En el caso de esta Gallinera, se ha sugerido que, recuperando el refrán “más vale pájaro en mano que ciento volando”, podríamos estar ante un cazador sin suerte que busca en el mercado la pieza que no ha podido obtener en la caza. La vestimenta del joven también podría responder a la de un criado de casa rica, o a la de un estudiante. Scheffler ha apuntado además la posibilidad de esconder algún trato carnal, una referencia que está latente en obras similares italianas y flamencas; connotaciones que parecen muy alejadas de la interpretación dada por Pérez Sánchez que señaló la mesura de unos personajes imbuidos de la “gravedad española”. En cualquier caso, estamos ante una obra que recoge aspectos fundamentales del bodegón español, e incorpora sugestivas novedades al género. Cabe señalarse la presencia de una calavera laureada acompañando a la firma, y que hubo de ser realizada por algún miembro del taller de Loarte. — Leticia Ruiz Gómez

Procedencia

Colección particular, Gerona.

Bibliografía General

M. Méndez Casal, “El pintor Alejandro de Loarte” en Revista Española de Arte, 1934, pp. 187-202; D. Angulo y A. E. Pérez Sánchez, Historia de la pintura española. Pintura toledana. Primera mitad del siglo XVII, Madrid, 1973, pp. 207-226, nº 97; F. Scheffler, Das spanische Stilleben des 17. Jahrhunderts, Frankfurt am Main, 2000, pp. 379-382; C. Bernis, El traje y los tipos sociales de el Quijote, Madrid, 2001, pp. 368, 389.

Bibliografía sobre la obra

A. E. Pérez Sánchez, Pintura española de bodegones y floreros de 1600 a Goya, Madrid, 1983, nº 11, p. 38 (versión Alcocer); P. Cherry, Arte y Naturaleza. El bodegón Español en el Siglo de Oro, Madrid, 1999, pp. 87-93.

Adquisición del Estado a través de dación y adscripción del Ministerio de Cultura.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados