El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Calvario
Tristán, Luis
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Tristán, Luis

Toledo?, 1580 - Toledo, 1624

Se trata de uno de los más sobresalientes representantes de la pintura toledana de comienzos del siglo XVII, uno de los momentos pictóricos más fértiles de la Ciudad Imperial. La primera noticia de Tristán lo relaciona con el pintor más importante del lugar, pues aparece como aprendiz de El Greco en ...

Ver ficha de autor

Calvario

Hacia 1613. Óleo sobre lienzo, 231 x 158 cm.

Este Calvario, con Cristo en la cruz muerto y flanqueado por la Virgen y san Juan, está considerado como uno de los lienzos de más calidad del numeroso elenco de Calvarios realizados por Luis Tristán. Es además un significativo ejemplo de su pintura, deudora en muchos casos de las composiciones y de los modelos figurativos del que fuera su maestro en Toledo, El Greco, pero también del tenebrismo caravaggista que conformó la segunda y definitiva formación de Tristán en Roma, ciudad en la que vivió entre aproximadamente 1606 y 1612. De regreso a Toledo, el pintor desarrolló sobre todo obras de temática religiosa, siguiendo muchas de las composiciones y de los modelos del Greco, como se aprecia en este Calvario, de alargadas figuras de manos expresivas y cabezas pequeñas que destacan sobre el sombrío fondo en el que se han incluido, a la manera del Greco, elementos urbanos de Toledo, en este caso, las murallas de la ciudad y la puerta de Bisagra. La fecha de realización de esta obra, siempre difícil de precisar en el caso de Tristán, se ha vinculado con la del encargo desde el monasterio jerónimo de Santa María de La Sisla (Toledo), donde en noviembre de 1613 el pintor se comprometió a realizar un crucifixo muerto con la virgen nuestra señora e señor san joan. Es probable que se trate de este lienzo, porque es el único de calidad que conocemos con esa descripción. Las dimensiones y el enfoque compositivo que resaltan el carácter escultórico del Crucificado, y el hecho de que el travesaño esté prácticamente pegado al borde superior, hacen pensar en un cuadro de altar.

Por lo demás, el estilo pictórico se corresponde con ese primer periodo productivo del pintor una vez de regreso de Roma, y estilo que se prolonga básicamente hasta 1616, año en que le fue encargado el retablo mayor de la iglesia parroquial de San Benito Abad, en Yepes (Toledo). La monumentalidad de las figuras, el tipo de coloración, la iluminación y el empaste pictórico resultan bastante parejos, e incluso los modelos de la Virgen y san Juan tienen su refrendo en la imagen de busto de La Magdalena (Madrid, Museo del Prado, P2837) y en el Evangelista incorporado en La Ascensión de Cristo de dicho retablo. La figura de Cristo es una extraordinaria traslación de un modelo de Miguel Ángel divulgado por el taller de Giambologna y otros seguidores del florentino, y que en marfil o bronce dorado se prodigó por gran parte del mundo católico. Tristán mantiene ese imponente modelo, que pudo tener presente a través de una imagen escultórica o gracias al conocimiento de una de las composiciones tempranas del Greco, que trasladó en este lienzo con un impecable dibujo. Incluyó además, como hiciera el cretense, el mismo tipo de cruz arbórea, escasamente desbastada y con cartela trilingüe.

Solo otras dos obras de Tristán repiten la versión de Cristo muerto con la cabeza caída y mostrando la herida del pecho por la que se derrama la sangre, de lectura marcadamente eucarística. Se trata de dos obras menores en las que se adivina la intervención de algún colaborador o ayudante: el Cristo crucificado del Museo de Bellas Artes de Caracas (Venezuela) y el Calvario de la ermita de la Virgen de la Cabeza (Toledo). La versión de la Real Academia de San Fernando (Madrid) es una copia de taller de este Calvario. Al igual que ocurriera en los crucificados del Greco, y al contrario que este, en la producción de Tristán fueron más frecuentes los ejemplares de Cristo representado poco antes de expirar, con la cabeza alzada, lo que sin duda se explicaría por las preferencias de la sociedad de la época (Texto extractado de Ruiz, L. en: Donación de Plácido Arango Arias al Museo del Prado, Museo Nacional del Prado, 2016, p. 30).

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P08210
Autor
Tristán, Luis
Título
Calvario
Fecha
Hacia 1613
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 231 cm.; Ancho: 158 cm.
Procedencia
Donación Plácido Arango Arias, 2015.

Bibliografía +

Pérez Sánchez, A. E.; Navarrete Prieto, B., Luis Tristán, h. 1585-1624, Ediciones del Umbral, Madrid, 2001, pp. 126, 217, n. 55.

Pérez Sánchez, A. E.; Navarrete Prieto, B., De Herrera a Velázquez: el primer naturalismo en Sevilla, Fundación Focus-Abengoa; Bilboko Arte Eder Museoa, Sevilla; Bilbao, 2005, pp. n. 48.

Navarrete Prieto, B. en: Vallaure, M. (ed.), Una mirada singular. Pintura española de los siglos XVI al XIX, Museo de Bellas Artes de Asturias, Oviedo, 2006, pp. 16-19, n. 4.

Museo Nacional del Prado, Plácido Arango Arias. Donación de 25 obras maestras de su colección de arte antiguo al Museo del Prado, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2015, pp. n. 7.

Museo Nacional del Prado, Memoria de actividades 2015, Museo Nacional del Prado, 2016, pp. 40-41.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 2906.

Exposiciones +

Presentación temporal: Donación Plácido Arango
Madrid
07.07.2015 - 22.11.2015

Ubicación +

Sala 009B (Expuesto)

Expuesto
Fecha de actualización: 03-12-2016 | Registro creado el 24-08-2015

Más obras de Tristán, Luis

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba