El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
El tocador de Venus
Albani, Francesco
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Albani, Francesco

Bolonia, 1578 - Bolonia, 1660

Miniatura autor

Pintor italiano. Estudió en Bolonia con Dionisio Fiamingo Calvaert para pasar posteriormente al taller de los Carracci en 1597. Se estableció en Roma en 1601 junto a Guido Reni, siendo seguidamente reclamado por Aníbal Carracci para trabajar en la iglesia de Santiago de los Españoles y en los luneto ...

Ver ficha de autor

El tocador de Venus

1635 - 1640. Óleo sobre lienzo, 114 x 171 cm.

La obra de Francesco Albani, uno de los discípulos predilectos de Annibale Carracci (1560-1609), se popularizó gracias en parte a cuadros mitológicos como éste y El juicio de Paris (P0002), que contribuyeron a difundir el ideal clásico de los paisajes de Carracci a través de una visión refinada y lírica de la naturaleza.

El primero es solo una de las múltiples versiones que el pintor haría del tema del tocador de Venus (las más célebres se encuentran en Roma, Galleria Borghese y París, Louvre). La escena muestra a Venus reclinada en un sillón mientras es adornada por tres doncellas, posiblemente las tres Gracias: una que le riza el pelo con delicadeza, otra que le peina los cabellos y una tercera que muestra a su compañera un largo collar de perlas, como pidiéndole su aprobación. Por si esta ayuda fuera poca, cinco putti que han abandonado momentáneamente sus carcaj -en el suelo, a la derecha-, colaboran también al adorno de la más bella de las diosas con pequeñas tareas como anudarle la sandalia, sostener un espejo para que se admire o preparar peines, joyas o flores frescas. Como ya ha sido señalado, este grupo de figuras, así como la fuente a la derecha de la composición, incluyendo el grupo escultórico que la corona, son casi idénticos a los que Albani pintó para El aseo de Venus hoy en el Louvre, perteneciente a una célebre serie de lienzos comenzada hacia 1621 para Ferdinando Gonzaga, duque de Mantua y, por desavenencias con este primer comitente, terminada en 1633 para el cardenal Giovanni Carlo de Medici. La fuente primera de ambos cuadros, sin embargo, se encontraba en una tabla pintada por el maestro de Albani, Annibale Carracci, hacia 1590-95, Venus adornada por las Gracias (Washington, National Gallery). Albani debió de fijarse en ella ya hacia 1610 cuando, posiblemente a causa de la muerte de Annibale en 1604-5, hubo de hacerse cargo de un Aseo de Venus (Bologna, Pinacoteca Nazionale) destinado a formar pareja con una pintura de su maestro, Diana y Calixto (1598-99; colección del duque de Sutherland). Comparado con el de la tabla de Washington, sin embargo, el grupo de Albani resulta menos articulado en el espacio, lo que, unido a la característica blancura aporcelanada de sus desnudos y a otros detalles como el estricto perfil del sillón en el que se sienta Venus, produce la sensación de un luminoso friso clásico recortado sobre un bosque frondoso.

La fuente para la iconografía de Venus acicalada por las Gracias, no demasiado frecuente, posiblemente se encuentre, como ha señalado Posner en el caso de la obra de Carracci (Posner 1971, I, núm. 85, p. 35), en la Odisea de Homero (VIII, 266-365), donde se nos cuenta que, tras cometer incesto con Marte, Venus huyó a Chipre, donde la lavaron las Gracias y la ungieron con aceite inmortal, cosas que aumentan el esplendor de los dioses que viven siempre, y la vistieron deseables vestidos, una maravilla para verlos. A pesar de su relativa rareza, el tema fue frecuentado por los artistas del círculo de Albani con elementos similares y por las mismas fechas en las que éste comenzó la serie del Louvre, y lo encontramos por ejemplo en la obra de Guercino (1622-23, colección particular) o Guido Reni (1620-25, Londres, National Gallery, con colaboración del taller), su amigo de juventud y luego su rival.

El tocador de Venus y El juicio de Paris, de dimensiones muy similares, aunque probablemente no formaran pareja, se encontraban en el palacio del Buen Retiro de Madrid. En 1762 se cuentan entre las obras de la Colección Real que el pudoroso Carlos III ordenó quemar a causa de su sensualidad, quema que fue evitada gracias a la intervención del marqués de Esquilache y de Antón Rafael Mengs, gran admirador del clasicismo boloñés, quienes lograron su traslado a la llamada Casa de Rebeque, junto al Palacio Real de Madrid, al lado de otras muchas obras de Tiziano, Rubens etc. En 1792 fueron reclamadas por la Academia de San Fernando como modelos para el estudio del color y destinadas a la Sala del Colorido. Desde 1827, colgaron en la Sala Reservada del Museo del Prado (Texto extractado de González, R. en: Italian Masterpieces. From Spain`s Royal Court, Museo del Prado, 2014, pp. 112-114).

Ficha técnica

Obras relacionadas

El juicio de Paris
Óleo sobre lienzo, 1650 - 1660
Número de catálogo
P00001
Autor
Albani, Francesco
Título
El tocador de Venus
Fecha
1635 - 1640
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 114 cm.; Ancho: 171 cm.
Procedencia
Colección Real (Palacio Real Nuevo, Madrid; Casa de Rebeque, 1762, Madrid; estudio de Andrés de la Calleja, 1772, nº 221; Real Academia de San Fernando, Madrid, sala reservada, 1792 - 1827, nº 83).

Bibliografía +

Colección litográfica de cuadros del Rey de España el Señor, I, [s.n.], Madrid, 1826, pp. estampa LXI.

Dayot, Armand, Le Prado de Madrid. Vol. I, I, Editions Pierre Lafitte, París, 1914, pp. 105.

Menéndez Pidal, Ramón, Historia de España, XIX, Espasa-Calpe, Madrid, 1958, pp. 556/ Lám.450.

Pérez Sánchez, Alfonso E., Pintura italiana del S. XVII en España, Universidad Fundación Valdecilla, Madrid, 1965, pp. 78.

Pérez Sánchez, Alfonso E., Pintura italiana del siglo XVII: exposición conmemorativa del ciento cincuenta aniversario de la fundación del Museo del Prado, Ministerio de Educación y Ciencia, Madrid, 1970, pp. 28.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1972.

Ponz, Antonio, Viage de España: en que se da noticia de las cosas mas apreciables, y dignas de saberse, que hay en ella, VI, Atlas, Madrid, 1972, pp. 58.

Bermejo de la Rica, A., La Mitologia en el Museo del Prado, Editora Nacional, Madrid, 1974, pp. 29.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: catálogo de las pinturas, Museo del Prado, Madrid, 1985, pp. 5.

Barghahn, Barbara Von, Philip IV and the Golden House of the Buen Retiro in the Tradition of Caesar, Garland PublishingInc, Nueva York, 1986, pp. lám.729.

Fernandez Miranda y Lozana, Fernando, Inventarios Reales. Carlos III. 1789-1790. Vol. I, I, Patrimonio Nacional, Madrid, 1988, pp. 78.

El arte en las cortes europeas del siglo XVIII, Comunidad de Madrid, Dirección General de Patrimonio Cultural, Madrid, 1989.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, I, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1990, pp. nº660.

Buendía, José Rogelio, El Prado. Colecciones de Pintura, Lunwerg Editores, Barcelona, 1994, pp. 309.

Portús, Javier, La sala reservada del Museo del Prado y el coleccionismo de pintura al desnudo en la corte española, 1554-1838, Museo del Prado, Madrid, 1998.

Puglisi, Catherine R., Francesco Albani, Yale University Press, New Haven, 1999, pp. nº84.

González, R., Francesco Albani 'The toilet of Venus' En:, Italian masterpieces from Spain's royal court, Museo del Prado, National Gallery of Victoria Thames & Hudson, 2014, pp. 112-115.

Real Palacio Nuevo. Pinturas, Inventarios Reales. Carlos III. 1789-1790. I, Madrid, pp. 78.

Otros inventarios +

Inv. Carlos III, Palacio Nuevo, 1772. Núm. 221.
Estudio de don Andres de la Calleja [...] [13286-13287] 220-221 / Dos [pinturas] iguales vna del juicio de Paris y otra de Venus tocandose de dos varas de largo y vara y tercia de caida originales de Albano

Inv. Testamentaría Carlos III, Casa de Rebeque, 1794. Núm. 155.
[763] 155 / Mas de tercia de largo y mas de quarta de alto: VenuS con un Cupidillo. Albano ... 3.000

Academia, Sala Reservada, 1827. Núm. 83.
Venus sentada y varias Ninfas que la peinan y atavian. / [Autor] Albano / [Alto] 4 [pies] / [Ancho] 6 [pies] 2 [pulgs.]

Catálogo Museo del Prado, 1854-1858. Núm. 660.

Inv. Real Museo, 1857. Núm. 660.
660. El tocador de Venus. / La diosa del amor está sentada en un hermoso jardín, mientras sus ninfas se ocupan graciosa y diligentemente en sus afeites (C.L.) / Alto 4 pies, 1 pulg: ancho 6 pies, 1 pulg, 7 lin

Catálogo Museo del Prado, 1872-1907. Núm. 1.
1.-El Tocador de Venus. / Alto 1 metro 14 centímetros. Ancho 1 metro 71 centímetros.-Lienzo. / A lado de una hermosa fuente de mármol, adornada de estatuas, en que se quiebran cristalinos surtidores, y al pié de frondosos árboles que sombrean la verde y limpia grama de un espacioso jardín, la madre del Amor, muellemente reclinada en un sillon de terciopelo carmesí, se mira complacida en un espejo que le pone delante un amorcito, mientras tres ninfas se ocupan en su tocado. Una con un hierro riza el dorado cabello de su frente, otra peina su sedosa madeja, otra apresta un largo hilo de perlas..

Exposiciones +

El Arte de las Naciones. El Barroco como arte global
Puebla
18.10.2016 - 30.01.2017

Maestros italianos. Melbourne
Melbourne
16.05.2014 - 31.08.2014

Italian Masterpieces from Spain's Royal Court. Museo Nacional del Prado
Melbourne
16.05.2014 - 31.08.2014

El Arte en las Cortes Europeas del siglo XVIII
Aranjuez
29.04.1987 - 22.06.1987

Ubicación +

Puebla - Museo Internacional del Barroco (Exposición Temporal)

Objetos presentados +

Joyas

Recipiente

Escultura

Fuente / pozo

Jardín

Silla / sillón

Espejo de mano: Espejo de tocador, cuadrangular, de unos 20 x 30 cm., encuadrado en un marco dorado. En la historia de la pintura existen numerosos ejemplos de figuras femeninas ante un espejo. De esa actitud se ha hecho uso repetidamente en muchos cuadros dedicados a Venus, en los que esta suele aparecer contemplando la imagen de su cara en un espejo, tema que ha sido tratado por pintores como Vasari, Carracci, Feuerbach, entre los que destacan de modo especial Tiziano, Rubens y Velázquez. En el Museo del Prado encontramos otros cuadros donde la figura de Venus aparece junto al atributo iconográfico del espejo, como la Ofrenda a Venus (P419) de Tiziano. Con un simbolismo semejante, recreándose ante su propia belleza, existen en el Museo del Prado dos cuadros dedicados a Armida, la protagonista del poema "Jerusalén libertada" -del poeta italiano Torcuato Tasso- junto a su amante Reinaldo: El jardín de Armida (P1831) de David Teniers, y Armida y Reinaldo (P3235) de Luca Giordano. En épocas posteriores, como sucede con la obra de Pedro Casas Abarca, En el tocador (P6442), encontramos figuras femeninas contemplando su rostro en un espejo o sentadas ante un tocador, sin asunto mitológico alguno. Los primeros espejos azogados con una amalgama de estaño empezaron a fabricarse en las vidrierías venecianas a principios del siglo XVI. A partir de ese momento, su producción y uso estuvieron muy extendidos (Fernández Navarro, J. M.; Capel del Águila, F.: El vidrio en la pintura del Museo Nacional del Prado, 2012).
Espejo de tocador, de uso decorativo o suntuario.

Siglo XVII

Trompa natural / cuerno: Escultura con aerófono formando parte de una fuente, a la derecha de la composición. Parece una trompa natural tipo cuerno, de tubo alargado, cónico y sin agujeros digitales. Posiblemente se trata de la representación estilizada de un aerófono, cuyo carácter funcional como caño de la fuente es más importante que la descripción realista del mismo. La forma en que el intérprete coloca el instrumento hace pensar que se trata de un instrumento de boquilla. Los antecedentes más remotos se encuentran en caracolas y cuernos prehistóricos (Proyecto Iconografía Musical, U.C.M.).
Utilizadas para transmitir información y señales a través del sonido, las trompas naturales son también instrumentos ceremoniales para celebrar a los dioses o herramientas de guerra.

Arco / flecha

Florero

Fecha de actualización: 14-10-2016 | Registro creado el 02-12-2015

Más obras de Albani, Francesco

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba