El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Interior del palacio Chigi en Ariccia
Rosales Gallinas, Eduardo
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Rosales Gallinas, Eduardo

Madrid, 1836 - Madrid, 1873

Rosales Gallinas, Eduardo

Es uno de los más grandes nombres del arte español de todo el siglo XIX. Su fama, sólida y fundamentada como la de ningún otro artista de su generación, estuvo en buena medida alentada por una biografía señalada por el dolor, la soledad y la enfermedad física, pero sobre todo por la admiración que d ...

Fuente: Museo Nacional del Prado

Ver ficha de autor

Interior del palacio Chigi en Ariccia

1869. Óleo sobre lienzo, 40,5 x 31,5 cm. No expuesto

Estudio preparatorio para una de las obras principales de su autor, Presentación de don Juan de Austria al emperador Carlos V, en Yuste (P4610), conservada por el Museo del Prado. Se trata de un estudio del natural que representa la antecámara del palacio ducal de Ariccia, en las afueras de Roma, construido por el duque Camillo Savelli a finales del siglo xvi y reedificado por la familia Chigi, que lo adquirió en 1661. El amplio interior de barroco, debido a Carlo Fontana, supervisado por su maestro, Gian Lorenzo Bernini, sirvió a Rosales como idea de partida para representar el interior, en realidad mucho más reducido y modesto, del monasterio de Yuste. El estudio hubo pintarse en 1869 como preparación para el cuadro, encargado por Eduardo de Carondolet, III duque de Bailén, I marqués de Portugalete y VII marqués de Portugalete. Es complementario de otro, conocido a través de fotografía antigua, Antecámara del Palazzo Chigi en Ariccia (óleo sobre lienzo, 27,5 x 40 cm, colección particular), y tiene un carácter y medidas similares a este. La composición muestra precisamente el muro con los dos amplios ventanales entre los que, en el cuadro definitivo, aparece el emperador con su perro y dos frailes jerónimos.

El estudio permite conocer mejor el proceso de realización de esta obra y advertir que contribuyó decisivamente a resolver tres de las cuestiones que más interesaron al artista: la composición de este espacio, el estudio de las luces y las tallas de las carpinterías. Estas últimas revelan la importancia que en esta obra tienen los detalles decorativos. La obra muestra la técnica resuelta y jugosa de Rosales, a través de una pincelada pastosa en el muro y más fluida y larga en el suelo y, especialmente, en los cortinajes del fondo. Su sobriedad cromática, mayor que la del cuadro definitivo, permite calibrar el modo en que el estudio del espacio, con la sucesión alternada de áreas en sombra y luz y la disposición de la puerta con las cortinas al fondo, revela el eco del interés por los interiores velazqueños, especialmente Las Meninas. En el cuadro definitivo mantuvo el carácter de esta iluminación. En él, la presencia del emperador junto a dos monjes jerónimos entre ambos ventanales contribuye a hacer más sutil la disposición de las luces en el espacio, pues la figura de uno de ellos tapa parcialmente la ventana del fondo. Otros aspectos, como la solería y la alfombra se modificaron en el cuadro definitivo, que introdujo asimismo los cortinajes de la izquierda y una chimenea con figuras esculpidas. Precisamente este último elemento fue objeto de un tercer estudio, este dibujado, cuyo paradero y composición son desconocidos, que se expuso en la muestra monográfica sobre el artista celebrada en Madrid en 1902 como propiedad del barón del Castillo de Chirel. Por otra parte, algunas de las que posiblemente fueron ideas previas para esta composición se conservan en el Prado (entre ellas el reverso de D5122).

La relevancia del cuadro de Rosales fue sobresaliente no solo en su propia trayectoria sino en la de algunos de los pintores españoles de su tiempo, tras su exhibición pública en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid de 1871, pues supuso la propuesta más clara y definida de un tipo de cuadro histórico de dimensiones no muy amplias, apropiado para el nuevo coleccionismo burgués que valoraba la ejecución cuidadosa y la belleza del colorido.

Barón, Javier, "Interior del palacio Chigi en Ariccia, 1869" en Memoria de actividades 2017, Madrid, Museo Nacional del Prado, 2018, p.48-50

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P008255
Autor
Rosales Gallinas, Eduardo
Título
Interior del palacio Chigi en Ariccia
Fecha
1869
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 40,5 cm.; Ancho: 31,5 cm.; Fondo: 6,4 cm.
Procedencia
Adquirido en Ansorena (Madrid), 2017

Bibliografía +

Díez, José Luis, 'Eduardo Rosales, Doña Blanca de Navarra' En:, Eduardo Rosales (1836-1873). Dibujos catálogo razonado, Fundación Marcelino Botin, Santander, 2007, pp. o.r n. 263 y 273.

Díez, José Luis, 'Eduardo Rosales. Presentación de don Juan de Austria al emperador Carlos V, en Yuste'. En:, El siglo XIX en el Prado, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2007, pp. 216 f.40.1.

Díez, José Luis, 'Eduardo Rosales. Presentación de don Juan de Austria'. En:, Eduardo Rosales (1836-1873). Dibujos catálogo razonado, Fundación Marcelino Botin, 2007, pp. n.276.

Barón, Javier, "Interior del palacio Chigi en Ariccia, 1869" en Memoria de actividades 2017, Museo Nacional del Prado, Madrid, 2018, pp. 48-50.

Otros inventarios +

Inv. Nuevas Adquisiciones (iniciado en 1856). Núm. 2944.

La obra no tiene exposiciones relacionadas

Fecha de actualización: 10-07-2020 | Registro creado el 30-04-2019

Más obras de Rosales Gallinas, Eduardo

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba