El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Colección <Atrás
Vista de la ciudad de Sevilla
Sánchez Coello, Alonso (Atribuido a)
Cerrar Continuar a ficha de la obra

Sánchez Coello, Alonso (Atribuido a)

Vista de la ciudad de Sevilla

Finales del siglo XVI. Óleo sobre lienzo, 146 x 295 cm. No expuesto

Vista la ciudad desde un punto de vista alto para una mejor captación planimétrica de su ámbito urbano y ambiental. La Giralda que domina, en vertical, el eje del escenario, obliga al espectador a proyectar la mirada hacia lo alto. Un cielo gris inquietante con nubes en proyección diagonal domina con amplitud el espacio pictórico. El río curva su cauce en perspectiva hacia el fondo contribuyendo a forzar la atención hacia el lado izquierdo, donde la ciudad crece. No obstante, la horizontal se impone en esta panorámica de Sevilla. Paralelo al valor artístico del paisaje, la importancia documental es notablemente valiosa. El realismo de la óptica del pintor garantiza un viaje en el tiempo de connotaciones superiores a las fuentes literarias.

Toda la febril actividad de Sevilla, que en estas fechas es un emporio de riqueza y poder y encuentro de dos mundos, construye una catedral para competir con las más ricas de la cristiandad. Ésta domina, a contraluz, con su mole de piedra bajo La Giralda, que resalta con generosidad su fachada en la tonalidad grisácea del lienzo. Los distintos barcos, la actividad de sus astilleros, los enseres del muelle y el bullicio de la gente son exponentes de la cotidianeidad de la ciudad. Esta pintura tiene, a la par de su valor histórico y documental, la condición de lo que entendemos por pintura de género, donde los actos y hechos de la vida cotidiana animan el panorama arquitectónico. No se perciben visiones proféticas de la Iglesia militante y de la propaganda dinástica. Es difícil ver, en esta ciudad, un espejo de tristeza por la opresión de Castilla, como se ha dicho en exposición anterior de la pintura, cuando todo el caudal del poder regio fue transferido a esta ciudad que recuerda al Islam. La ciudad, para el anónimo pintor, no es un trazado topográfico al uso, sino un espacio peculiar testimonio de las costumbres, de la economía floreciente y de la vitalidad incontenible de su apertura al río.

Los edificios pueden identificarse con claridad, lo que prueba la objetividad y capacidad de observación del pintor. Este tipo de pinturas de costumbre son escasas en España. Los esquemas derivan de grabados flamencos contemporáneos donde esta modalidad es habitual, y muchos grabados y pinturas de esta naturaleza fueron importadas de Flandes. Es importante recordar que existían en Sevilla casas consagradas al comercio de pinturas de los Países Bajos. Los enfrentamientos entre espadachines y soldados dan pie a pensar en un entretenimiento festivo que también se repite en los grabados, y que no desprende tensión dramática. Se ven varios tipos de embarcaciones, destacando las galeras de muchos remos, engalanadas con gallardetes, y animan el ambiente las salvas de pólvora saludando la llegada de los navíos; en la planicie central se reconoce un puente de dos óculos para vadear el lecho de un arroyo del Guadalquivir. Los troncos apilados y las casetas de almacenaje, en el muelle, hablan de la actividad portuaria. Identificamos, a través de grabados contemporáneos de las vistas de Sevilla de Wyngaerden, de finales de siglo, y, más interesante para nosotros, la Vista de Sevilla de Joannes Janssonius, de 1617, desde el arrabal de Triana. Hemos utilizado las versiones del British Museum de Londres y del Museo Naval de Madrid. A la izquierda del lienzo, a contraluz, reconocemos el edificio de la Santa Inquisición, el puente de Triana con su puerta reedificada en 1558 y, a la derecha, la puerta del Arenal, reconstruida por Hernán Ruiz en 1566. A continuación, una de las entradas a las Atarazanas, quizá sea la del Aceite; sigue otra con escudo real, destacada por la luz que incide en la fachada en contraste con la penumbra del barrio que se extiende intramuros. Entre esta puerta y la torre de la Plata está el Postigo del Carbón, llamado de los Azacanes del Oro, construido por Alfonso X en la misma época que las Atarazanas y reedificado en 1667. Cierran la muralla las torres de la Plata y del Oro. A la izquierda de la catedral se distinguen las torres de San Agustín y San Francisco, y otras dos que podrían corresponder, por su ubicación, a las iglesias del Salvador y de Santa Catalina. Más clara se revela, en el conjunto de la ciudad, la Casa Profesa de los Jesuitas con su ostentosa cúpula señoreando el espacio de la zona que Alonso Morgado considera «la más privilegiada de la ciudad» (Historia de Sevilla en la que se contienen sus antigüedades, grandezas y cosas memorables en ella acontecidas desde su fundación hasta nuestros tiempos, Sevilla, 1587, p. 145). Del Monasterio de San Pedro destaca la torre del siglo XIV, reconstruida en los siglos XVI y XVII, y los muros del rectángulo monacal; la iglesia de San Salvador es un edificio árabe del siglo IX que se convirtió en templo cristiano que, destruido a finales del XVII, se reconstruye posteriormente; el Monasterio de San Pablo, en el barrio de la Magdalena, es el mayor de los cuatro de esta orden en Sevilla, fue fundado en el siglo XIII y se amplió en los siguientes, pero se desplomó en 1691, reconstruyéndose en el siglo XVIII e «inexistente hoy en nombre del progreso». Las torres de estas construcciones se perfilan a contraluz sobre el celaje, a la izquierda de la Casa de los Jesuitas. Es, por último, interesante reconocer, en el laberinto de edificaciones privadas, la mansión de Colón que en el grabado calcográfico de Joris Hoefnagel de 1565, Civitates orbis terrarum de G. Braun y F. Hogenberg (Colonia, 1572) aparece ya como un edificio destacado que, en la estampa de Janssonius, se señala como la casa de Hernando Colón, hijo del al-mirante, una de las más importantes de Sevilla en el siglo XVI. Se reconoce, por su galería de cinco arcos altos, en el interior de la ciudad amurallada, cerca del Guadalquivir y frente al Monasterio de las Cuevas; confundida, en el grabado, entre la arbolada y más visibles y frontal en la pintura que tratamos. En el extremo derecho de la ciudad se alinean las torres almenadas del cinturón amurallado, a espaldas de la catedral y, en la otra margen del río, en Triana, se perfila, al fondo, en último plano, la silueta del apaisado monasterio de los Cuchos, con su aguja vertical.

Carlos V: la naútica y la navegación. Catálogo de la exposición celebrada en el Museo de Pontevedra ' Edificio Sarmiento', Madrid, Sociedad Estatal para la Commemoración de los Centenarios de Felipe II y Carlos V, 2000, p.370

Multimedia

Ficha técnica

Número de catálogo
P004779
Autor
Sánchez Coello, Alonso (Atribuido a)
Título
Vista de la ciudad de Sevilla
Fecha
Finales del siglo XVI
Técnica
Óleo
Soporte
Lienzo
Dimensión
Alto: 146 cm.; Ancho: 295 cm.
Procedencia
Colección Real

Bibliografía +

Fernández Vega, Pilar, Guía del Museo de América, Ministerio de Educación y Ciencia, Madrid, 1965, pp. 17.

Espinós, Adela; Orihuela, Mercedes y Royo Villanova, Mercedes, El ''Prado disperso''. Cuadros depositados en Madrid. VII., Boletín del Museo del Prado, III (7), 1982, pp. 64.

Barghahn, Barbara Von, Philip IV and the Golden House of the Buen Retiro in the Tradition of Caesar, Garland PublishingInc., Nueva York, 1986, pp. 365 / lám. 1275.

Museo Nacional del Prado, Museo del Prado: inventario general de pinturas, I, Museo del Prado, Espasa Calpe, Madrid, 1990, pp. 672.

Las tierras y los hombres del rey: Felipe II, un monarca y s, Sociedad Estatal Commemoracion de Los Centenarios, Madrid, 1998, pp. 242.

Morales, Alfredo J., Velázquez y Sevilla, Junta de Andalucía, Consejería de Cultura, Sevilla, 1999, pp. 16.

Carlos V: la naútica y la navegación, Catálogo de la exposición celebrada en el Museo de Pontevedra " Edificio Sarmiento", Sociedad Estatal para la Commemoración de los Centenarios de Felipe II y Carlos V, Madrid, 2000, pp. 370.

España y América: Un océano de negocios. V centenario de la Casa de Contratación 1503-2003, Catálogo de la exposición celebrava en Sevilla, Real Alcázar y Casa de la Provincia, Sociedad Estatal Conmemoraciones Estatales, Madrid, 2003, pp. 288-289.

La Ingeniería Civil en la Pintura, Ministerio de Fomento, Madrid, 2004, pp. 127.

La Casa Lonja de Sevilla: Una Casa de Ricos Tesoros, Catálogo de la exposicón, Sevilla, La Casa Lonja, Ministerio de Cultura, Madrid, 2005.

Otros inventarios +

Inv. Real Museo, 1857. Núm. 2567.
Escuela Flamenca / 2567. Vista de la ciudad de Sevilla. / Alto 5 pies, 2 pulg, 6 lin; Ancho 10 pies, 7 pulg.

Exposiciones +

El Quijote por sus trajes
Madrid
19.12.2005 - 19.02.2006

LA INGENIERÍA CIVIL EN LA PINTURA
Madrid
26.02.2004 - 25.04.2004

Carlos V. La náutica y la navegación
Pontevedra
27.09.2000 - 17.12.2000

Veláquez y Sevilla
Sevilla
01.10.1999 - 12.12.1999

Las tierras y los hombres del rey
Valladolid
22.10.1998 - 10.01.1999

Velázquez in Seville
Edimburgo
08.08.1996 - 20.10.1996

Ubicación +

Madrid - Museo de América (Depósito)

Fecha de actualización: 20-07-2019 | Registro creado el 07-09-2018

Más obras de Sánchez Coello, Alonso

Impresión a la carta

Imprime en alta calidad cualquier obra disponible en nuestro catálogo en el tamaño y acabado que prefieras.

Banco de imágenes

Solicita cualquier obra disponible en nuestro catálogo en formato digital.

Arriba