El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Buscar

Explora la colección

RDF
Filtrar resultados
61 resultados
La feria de Madrid
Óleo sobre lienzo. 1779
Goya y Lucientes, Francisco de
La feria de Madrid
Óleo sobre lienzo. 1779
Goya y Lucientes, Francisco de

En esta representación de una feria madrileña, dos elegantes caballeros y una dama se acercan al puesto de un vendedor que, obsequioso, ofrece su mercancía: recipientes de metal, piezas de mobiliario, cuadros, espejos, armas y trajes usados. Al fondo, la silueta de la ciudad deja ver una iglesia, cuya cúpula y torres recuerdan las de San Francisco el Grande.El tapiz resultante estaba destinado a l

Caza con reclamo
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de
Caza con reclamo
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de

Puesto de caza con reclamo de dos pájaros enjaulados, un mochuelo y un jilguero. Completan la escena un perro agazapado y una red sobre el árbol que enmarca al grupo. Formó parte del primer encargo que recibió Goya para la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara en 1774-1775. La composición fue aún de invención de Francisco Bayeu, según los documentos conservados, y el tema general elegido, la ca

Muchachos cogiendo fruta
Óleo sobre lienzo. 1778
Goya y Lucientes, Francisco de
Muchachos cogiendo fruta
Óleo sobre lienzo. 1778
Goya y Lucientes, Francisco de

Un niño, sobre las espaldas de otro, trepa a un árbol, sacudiendo la rama cargada de frutas, para que otros dos, esperando debajo, las reciban en su sombrero. El tapiz resultante de este cartón colgaba como decoración de sobrepuerta en el comedor de los príncipes de Asturias (el futuro Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma) en el Palacio de El Pardo de Madrid. Es una de las cuatro escenas d

Las gigantillas
Óleo sobre lienzo. 1791 - 1792
Goya y Lucientes, Francisco de
Las gigantillas
Óleo sobre lienzo. 1791 - 1792
Goya y Lucientes, Francisco de

Dos niños, según el juego conocido como de las "gigantillas", llevan sobre sus hombros con esfuerzo a otros dos más pequeños y bien vestidos. El que está de frente, sonríe y señala con sus manos la empinada cuesta de dónde vienen y el valle adónde se dirigen. Otro, más abajo, descansa sentado en el camino. Al fondo, un paisaje de montañas y arboledas surcado por un río.El tapiz resultante de este

Niños inflando una vejiga
Óleo sobre lienzo. 1777 - 1778
Goya y Lucientes, Francisco de
Niños inflando una vejiga
Óleo sobre lienzo. 1777 - 1778
Goya y Lucientes, Francisco de

Goya inició en esta serie de cartones sus escenas infantiles. Aquí, el niño en primer término infla con esfuerzo una vejiga, mientras su compañero espera. Dos mujeres aparecen sentadas al fondo, una en actitud pensativa, con la cabeza apoyada en la mano, característica de la melancolía, y la otra mirando con seriedad al espectador. El tapiz resultante de este cartón colgaba, como decoración de una

El muchacho del pájaro
Óleo sobre lienzo. 1780
Goya y Lucientes, Francisco de
El muchacho del pájaro
Óleo sobre lienzo. 1780
Goya y Lucientes, Francisco de

Un muchacho, sentado de espaldas, juega con un jilguero que tiene entre las manos. La pareja del pajarillo está posada en lo alto de una rama del esbelto árbol, cuya línea sinuosa acentúa la verticalidad propia de la composición, destinada al estrecho paño de pared de una rinconera, junto a una puerta o ventana. El tapiz resultante de este cartón estaba destinado a la decoración del antedormitorio

El resguardo de tabacos
Óleo sobre lienzo. 1780
Goya y Lucientes, Francisco de
El resguardo de tabacos
Óleo sobre lienzo. 1780
Goya y Lucientes, Francisco de

En primer término, varios "guardas de rentas de Tabaco", según la descripción de Goya en la factura de entrega a la Fábrica de Santa Bárbara, hacen un alto en el camino, mientras que otros dos están más abajo, en la orilla del río, reconociendo el terreno. La sierra del fondo, también aquí, como en Las lavanderas (P00786), es de clara inspiración velazqueña. El tapiz resultante de este cartón esta

La reina María Luisa con tontillo
Óleo sobre lienzo. Hacia 1789
Goya y Lucientes, Francisco de
La reina María Luisa con tontillo
Óleo sobre lienzo. Hacia 1789
Goya y Lucientes, Francisco de

Retrato de cuerpo entero de la reina María Luisa de Parma (1751-1819), esposa del rey Carlos IV (1748-1819). Forma pareja con el Retrato de Carlos IV en pie (P03224) y fueron pintados ambos después su ascenso al trono, en 1789, aunque no se conoce su destino en el Palacio Nuevo. La reina viste tontillo, moda que derivaba del guardainfante del siglo XVII, con falda achatada por detrás y por delante

Mujer con dos muchachos en la fuente (''Los pobres en la fuente'')
Óleo sobre lienzo. 1786 - 1787
Goya y Lucientes, Francisco de
Mujer con dos muchachos en la fuente (''Los pobres en la fuente'')
Óleo sobre lienzo. 1786 - 1787
Goya y Lucientes, Francisco de

Una mujer y dos niños recogen en sus cántaros el agua de una sólida fuente de piedra. Al fondo, el granero preside unos campos desnudos que, como el árbol sin hojas, relacionan la escena con "El Invierno" (P00798). El título con el que se conoció en el siglo XIX, "Los pobres de la fuente", no se corresponde con el atuendo de las figuras, en las que la madre, con sus medias rojas y zapatos negros d

Las mozas del cántaro
Óleo sobre lienzo. 1791 - 1792
Goya y Lucientes, Francisco de
Las mozas del cántaro
Óleo sobre lienzo. 1791 - 1792
Goya y Lucientes, Francisco de

Tres mujeres, dos jóvenes y una de mediana edad, han llenado sus cántaros, símbolo tradicional de la virtud femenina, en la sólida fuente de piedra a las afueras de una ciudad. La muchachas del primer término llevan los cántaros en atrevido equilibrio y la más madura mira de frente al espectador, con sonrisa descarada de celestina, como también lo hace el muchacho acompañante. El tapiz resultante

Partida de caza
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de
Partida de caza
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de

Se representan en esta escena dos géneros de caza, a pie y a caballo, incluyendo, además, diversas modalidades de la caza menor. Formó parte del primer encargo que recibió Goya para la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara en 1774-1775. La composición fue aún de invención de Francisco Bayeu, según los documentos conservados, y el tema general elegido, la caza, estaba en consonancia con el uso q

Riña de gatos
Óleo sobre lienzo. 1786
Goya y Lucientes, Francisco de
Riña de gatos
Óleo sobre lienzo. 1786
Goya y Lucientes, Francisco de

Dos gatos, con la piel erizada y el lomo arqueado, destacando contra la claridad de las nubes, bufan y se enfrentan en lo alto de un ruinoso muro de ladrillo. El tapiz resultante de este cartón formaba parte de los que iban a decorar el comedor (?) de los Príncipes de Asturias (el futuro Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma) en el palacio de El Pardo, encargo de 1786-1787. Por su formato est

La merienda
Óleo sobre lienzo. 1776
Goya y Lucientes, Francisco de
La merienda
Óleo sobre lienzo. 1776
Goya y Lucientes, Francisco de

Cartón para tapiz con la representación de un grupo de majos, sentados a orillas del río Manzanares a las afueras de Madrid, que descansan comiendo, bebiendo y fumando, mientras brindan por la naranjera que se les ha acercado con su mercancía. A la derecha se puede entrever la ermita de la Virgen del Puerto, oculta por un grupo de árboles. Es excelente el bodegón del primer término, pero no lo es

Carlos III, cazador
Óleo sobre lienzo. Hacia 1786
Goya y Lucientes, Francisco de
Carlos III, cazador
Óleo sobre lienzo. Hacia 1786
Goya y Lucientes, Francisco de

Retrato del rey Carlos III (1716-1788), hijo de Felipe V y de Isabel de Farnesio, poco antes de su muerte, ocurrida en Madrid el 14 de diciembre de 1788. La composición sitúa al monarca vestido de cazador, luciendo las bandas de la orden de Carlos III, de San Jenaro y del Santo Espíritu, así como el Toisón de Oro, en las tierras de caza de los reyes, bien en los alrededores de El Escorial o entre

La novillada
Óleo sobre lienzo. 1780
Goya y Lucientes, Francisco de
La novillada
Óleo sobre lienzo. 1780
Goya y Lucientes, Francisco de

Goya explicaba esta escena en su factura a la Fábrica de Tapices: "Dos jóvenes jugando con un novillo, el uno en ademán de ponerle un parche, detrás de estos otros dos en postura de sortearle". Se ha querido ver como autorretrato de Goya al joven protagonista vestido de rojo, que mira al espectador, aunque sin razones objetivas para suponer que sus facciones correspondan a las del artista. La lidi

La vendimia o El Otoño
Óleo sobre lienzo. 1786
Goya y Lucientes, Francisco de
La vendimia o El Otoño
Óleo sobre lienzo. 1786
Goya y Lucientes, Francisco de

El Otoño, estación del dios Baco, se transforma aquí en una vendimia moderna, en que un joven majo, sentado sobre un murete de piedra y vestido de amarillo, color que simboliza el otoño, ofrece a una dama un racimo de uvas negras. El elegante niño, intenta alcanzar las uvas, reservadas, sin embargo, a los adultos. Tras ellos, una campesina lleva sobre su cabeza, con dignidad y apostura clásicas,

Niños con perros de presa
Óleo sobre lienzo. 1786
Goya y Lucientes, Francisco de
Niños con perros de presa
Óleo sobre lienzo. 1786
Goya y Lucientes, Francisco de

Dos niños llevan de sus correas a dos grandes perros de presa, provistos de sendos bozales. En el collar de uno de ellos hay una inscripción incompleta, "DEL So R", tal vez correspondiente a "Soy del Servicio Real".El tapiz resultante de este cartón formaba parte de los que iban a decorar el comedor (?) de los Príncipes de Asturias (el futuro Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma) en el palac

La nevada o El Invierno
Óleo sobre lienzo. 1786
Goya y Lucientes, Francisco de
La nevada o El Invierno
Óleo sobre lienzo. 1786
Goya y Lucientes, Francisco de

El Invierno se describe, dejando a un lado la tradición mitológica, como un paisaje contemporáneo invernal, donde, además, una fuerte ventisca dificulta la marcha de los protagonistas. Tres hombres, a la derecha, dos vestidos genéricamente con ropas humildes de la zona castellana, y otro, al fondo, con un atuendo de valenciano, marchan resguardados bajo mantas zamoranas. Un perro, en primer términ

Arriba