El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Buscar

Explora la colección

RDF
Filtrar resultados
9 resultados
El prendimiento de Cristo
Óleo sobre lienzo. 1798
Goya y Lucientes, Francisco de
El prendimiento de Cristo
Óleo sobre lienzo. 1798
Goya y Lucientes, Francisco de

Boceto preparatorio, con la situación de las figuras principales y la definición de las luces, para el cuadro de uno de los altares, el primero del lado del Evangelio, en la Sacristía de la Catedral de Toledo, con cuya composición presenta aún algunas variantes. Goya recibió el encargo del Cabildo en 1791, pero no lo pintó hasta el otoño de 1798. Le escena del Prendimiento sigue aquí literalmente

Esta no lo es menos
Sanguina sobre papel verjurado. 1814 - 1815
Goya y Lucientes, Francisco de
Esta no lo es menos
Sanguina sobre papel verjurado. 1814 - 1815
Goya y Lucientes, Francisco de

Dibujo preparatorio para Desastres de la guerra, 67, Esta no lo es menos. Miguel de Cervantes, en su novela Rinconete y Cortadillo (1613), mencionaba en boca de Monipodio a dos viejos de su banda que, pese a dedicarse al hurto, eran hombres de mucha verdad, y muy honrados, y de buena vida y fama, temerosos de Dios y de sus conciencias, que cada día oían misa con extraña devoción. El adjetivo para

Sueño De Brujas
Pluma, Tinta ferrogálica, Trazos de lápiz negro sobre papel verjurado. 1796 - 1797
Goya y Lucientes, Francisco de
Sueño De Brujas
Pluma, Tinta ferrogálica, Trazos de lápiz negro sobre papel verjurado. 1796 - 1797
Goya y Lucientes, Francisco de

Dibujo preparatorio para Caprichos, 70, Devota profesión. Se compone de dos partes: el anverso denominado Sueño de bruja principianta; y el reverso, que aparece con el título de Sueño de Brujas y ha sido calcado del anterior con alguna variante, aprovechando la idea de uno de los dibujos del Álbum B o Álbum de Madrid, titulado por Goya Brujas a bolar. Ésta era una de las habilidades que la imagina

Extraña devoción!
Sanguina sobre papel verjurado. 1814 - 1815
Goya y Lucientes, Francisco de
Extraña devoción!
Sanguina sobre papel verjurado. 1814 - 1815
Goya y Lucientes, Francisco de

Dibujo preparatorio para Desastres de la guerra, 66, Extraña devocion! Miguel de Cervantes, en su novela Rinconete y Cortadillo (1613), mencionaba en boca de Monipodio a dos viejos de su banda que, pese a dedicarse al hurto, "eran hombres de mucha verdad, y muy honrados, y de buena vida y fama, temerosos de Dios y de sus conciencias, que cada día oían misa con extraña devoción". El adjetivo para c

Majo llevando el compás con las manos
Lápiz negro, Toques de clarión sobre papel verjurado, azulado, papel de estraza. 1777
Goya y Lucientes, Francisco de
Majo llevando el compás con las manos
Lápiz negro, Toques de clarión sobre papel verjurado, azulado, papel de estraza. 1777
Goya y Lucientes, Francisco de

Este apunte rápido y suelto, realizado a lápiz negro con muy pocas líneas y tomado seguramente del natural, es preparatorio para una figura del cartón para tapiz El baile a orillas del Manzanares (1777). La individualidad del rostro se consigue con una sola línea, unas breves rayas marcan la patilla mientras trazos vigorosos y seguros describen el sombrero. El escaso clarión resalta los contornos

Academia, figura sentada sobre una sección de fuste estriado sosteniendo un pergamino en sus manos
Lápiz negro, Pluma, Tinta ferrogálica sobre papel verjurado. Hacia 1771
Goya y Lucientes, Francisco de
Academia, figura sentada sobre una sección de fuste estriado sosteniendo un pergamino en sus manos
Lápiz negro, Pluma, Tinta ferrogálica sobre papel verjurado. Hacia 1771
Goya y Lucientes, Francisco de

Goya esbozó a una sibila, aunque Reuter apunta como posibilidad la representación alegórica de la Historia. Sin embargo, su monumentalidad y caracterización con un amplio manto relacionan la figura con los estudios académicos que ocupan las páginas precedentes y consecuentes del Cuaderno (pp. 4, 6, 10-16 y 20). Sería plausible interpretar la imagen como un estudio de actitudes y paños, mediante la

El sueño de san José o La muerte de san Francisco Javier (estudio preparatorio). Anotación de pago a Tomás Goya. Apuntes de motivos vegetales
Lápiz negro, Pluma, Sanguina, Tinta parda sobre papel verjurado. Hacia 1774
Goya y Lucientes, Francisco de
El sueño de san José o La muerte de san Francisco Javier (estudio preparatorio). Anotación de pago a Tomás Goya. Apuntes de motivos vegetales
Lápiz negro, Pluma, Sanguina, Tinta parda sobre papel verjurado. Hacia 1774
Goya y Lucientes, Francisco de

"La participación del hermano de Goya, Tomás, en el encargo de la cartuja de Aula Dei, que ocupó la actividad del pintor entre los años 1772 y 1774, aparece confirmada en varias páginas del Cuaderno (pp. 85, 86 y 90) donde se encuentran anotadas diversas partidas como pago a sus trabajos en el dorado de los marcos. Tomás Goya intervino, además, en el dorado de las repisas de las esculturas entalla

Extraña devoción!
Aguafuerte, Aguatinta, Bruñidor sobre papel avitelado. 1814 - 1815
Goya y Lucientes, Francisco de
Extraña devoción!
Aguafuerte, Aguatinta, Bruñidor sobre papel avitelado. 1814 - 1815
Goya y Lucientes, Francisco de

Miguel de Cervantes, en su novela Rinconete y Cortadillo (1613) mencionaba en boca de Monipodio a dos viejos de su banda que, pese a dedicarse al hurto, "eran hombres de mucha verdad, y muy honrados, y de buena vida y fama, temerosos de Dios y de sus conciencias, que cada día oían misa con extraña devoción". El adjetivo para calificar su devoción puede interpretarse con diferentes matices, pues "e

Esta no lo es menos
Punta seca, Aguafuerte, Aguatinta, Bruñidor, Buril sobre papel avitelado, ahuesado. 1814 - 1815
Goya y Lucientes, Francisco de
Esta no lo es menos
Punta seca, Aguafuerte, Aguatinta, Bruñidor, Buril sobre papel avitelado, ahuesado. 1814 - 1815
Goya y Lucientes, Francisco de

Miguel de Cervantes, en su novela Rinconete y Cortadillo (1613) mencionaba en boca de Monipodio a dos viejos de su banda que, pese a dedicarse al hurto, "eran hombres de mucha verdad, y muy honrados, y de buena vida y fama, temerosos de Dios y de sus conciencias, que cada día oían misa con extraña devoción". El adjetivo para calificar su devoción puede interpretarse con diferentes matices, pues "e

Arriba