El recorrido <em>TITULORECORRIDO</em> se ha creado correctamente. Añade obras desde la página de Colección
Añadido <em>TITULOOBRA</em> en el recorrido <em>TITULORECORRIDO</em>

Buscar

Explora la colección

Filtrar resultados
107 resultados
María Luisa de Parma, reina de España
Óleo sobre lienzo. 1790
Goya y Lucientes, Francisco de (Copia)
María Luisa de Parma, reina de España
Óleo sobre lienzo. 1790
Goya y Lucientes, Francisco de (Copia)

Pareja del Retrato del rey Carlos IV (P007107) de la misma procedencia. Réplica, seguramente de mano de Agustín Esteve, del retrato de la reina por Goya, según los modelos pintados después de su acceso al trono en diciembre de 1789. En pie, casi de tres cuartos y ante un cortinaje verde, con la corona y el manto de armiño sobre una mesa, viste aquí de gris, con el gran tocado de gasa y plumas reco

La reina María Luisa de Parma
Óleo sobre lienzo sin forrar. 1790
Goya y Lucientes, Francisco de (Copia)
La reina María Luisa de Parma
Óleo sobre lienzo sin forrar. 1790
Goya y Lucientes, Francisco de (Copia)

Pareja del Retrato de Carlos IV (P7103). Estuvo inicialmente en la Casa de la Moneda y como aquél procede del Ministerio de Hacienda, desde donde ingresó en el Museo del Prado en 1911. La reina María Luisa, en pie y de tres cuartos ante un cortinaje verde, viste de color morado y luce un gran tocado de gasa, adornado con lazo azul y plumas blancas a la moda francesa. Luce sobre el pecho la venera

María Luisa de Parma, reina de España
Óleo sobre lienzo. 1789 - 1792
Maella, Mariano Salvador
María Luisa de Parma, reina de España
Óleo sobre lienzo. 1789 - 1792
Maella, Mariano Salvador

Esta obra pertenece al escaso número de retratos originales existentes de la Reina María Luisa, como los dos pintados por Maella, uno conservado en el Museo Romántico y otro en la Universidad Complutense, que siguen sin alteraciones la efigie de la reina correspondiente al año de su ascenso al trono, en 1789, por su tocado característico, así como los de Carnicero del mismo periodo. El Museo del P

María Luisa de Parma, Princesa de Asturias
Óleo sobre lienzo. Hacia 1765
Mengs, Anton Rafael
María Luisa de Parma, Princesa de Asturias
Óleo sobre lienzo. Hacia 1765
Mengs, Anton Rafael

Mengs pintó los retratos de los herederos al trono de España, Carlos de Borbón y María Luisa de Parma, príncipes de Asturias, con motivo de su enlace matrimonial. Hija de Felipe I, duque de Parma, y de Luisa Isabel de Francia -por consiguiente, nieta de los reyes Felipe V y Luis XV-, María Luisa fue reina consorte de España entre 1788 y 1808.Viste un traje claro con flores verdes y blancas, amplia

María Luisa de Parma, siendo princesa de Asturias
Óleo sobre lienzo. Hacia 1765
Mengs, Anton Rafael (Réplica de)
María Luisa de Parma, siendo princesa de Asturias
Óleo sobre lienzo. Hacia 1765
Mengs, Anton Rafael (Réplica de)

Mengs had a profound influence on the younger generation of Spanish painters, notably on the Bayeus, Maella, Inza, Goya and Vicente López Portaña. His Neoclassical style was diametrically opposed to Tiepolo´s, whose style and paintings were falling out of fashion. The Spanish Collections hold many of his portraits. He was a refined and skyfull court painter with exquisite technique,

María Luisa de Parma
Óleo sobre lienzo. 1765 - 1769
Mengs, Anton Rafael
María Luisa de Parma
Óleo sobre lienzo. 1765 - 1769
Mengs, Anton Rafael

El cuadro muestra a la futura reina de España, hija de Felipe de Borbón (1720-1765) y de Luisa Isabel de Francia, duques de Parma. Nació en la capital del ducado el 9 de diciembre de 1751; contrajo matrimonio con su primo el príncipe de Asturias, más tarde Carlos IV, el 5 de septiembre de 1765; fueron reyes entre 1788 y 1808; falleció en el exilio, en Roma, el 2 de enero de 1819, unos días antes q

La reina María Luisa de Parma
Óleo sobre lienzo. Siglo XIX
Anónimo
La reina María Luisa de Parma
Óleo sobre lienzo. Siglo XIX
Anónimo

Pareja del Retrato del rey Carlos IV (P07105) y en este caso derivación tardía, con numerosas variantes y de autor desconocido, del retrato de la reina de cuerpo entero, vestida de corte, original de Goya, pintado en 1800 y conservado en el Palacio Real. La reina sostiene un abanico en la mano derecha; está en pie y casi de tres cuartos ante un cortinaje verde y la mesa sobre la que descansa la c

Retrato femenino
Óleo sobre lienzo pegado sobre material plástico. Hacia 1900
Anónimo
Retrato femenino
Óleo sobre lienzo pegado sobre material plástico. Hacia 1900
Anónimo

Reproducción de un retrato pintado hacia 1740-45. La dama representada guarda cierto parecido con Luisa Isabel de Borbón (1727-1759), hija de Luis XV y María Leszczynska, esposa del infante Felipe de Borbón, duque de Parma (1720-1765). A mediados del siglo XVIII, el retrato miniatura se pintaba sobre vitela o marfil y rara vez se optó por pintar al óleo sobre naipes o chapas de cobre; es excepcion

Perros en traílla
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de
Perros en traílla
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de

Cartón para tapiz con dos perros de caza encadenados sobre un montículo. Uno de ellos fija su mirada en el espectador. Ante ellos, en el suelo, los útiles del cazador apoyados sobre una piedra: dos escopetas, un cuerno de pólvora, las bolsas para las balas o perdigones, el zurrón y el cuchillo, enfundado, para rematar animales de gran tamaño. Formó parte del primer encargo que recibió Goya para la

Cazador con sus perros
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de
Cazador con sus perros
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de

Cartón para un tapiz destinado a una rinconera, compañero de Cazador cargando su escopeta (P-5539). Goya integra con perfección al hombre con la naturaleza y sugiere una complicidad entre el cazador y los dos perros, con los que su amo parece dialogar, animándoles a la acción. El árbol, de sinuoso movimiento ascendente, se ajusta a la estrecha y vertical composición, lo que indica su colocación ju

Caza con reclamo
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de
Caza con reclamo
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de

Puesto de caza con reclamo de dos pájaros enjaulados, un mochuelo y un jilguero. Completan la escena un perro agazapado y una red sobre el árbol que enmarca al grupo. Formó parte del primer encargo que recibió Goya para la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara en 1774-1775. La composición fue aún de invención de Francisco Bayeu, según los documentos conservados, y el tema general elegido, la ca

Partida de caza
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de
Partida de caza
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de

Se representan en esta escena dos géneros de caza, a pie y a caballo, incluyendo, además, diversas modalidades de la caza menor. Formó parte del primer encargo que recibió Goya para la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara en 1774-1775. La composición fue aún de invención de Francisco Bayeu, según los documentos conservados, y el tema general elegido, la caza, estaba en consonancia con el uso q

Cazador cargando su escopeta
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de
Cazador cargando su escopeta
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de

En primer término, sentado, un perro de caza mirando al espectador, mientras su amo carga la escopeta. Al fondo, dos oteadores o monteros ya preparados, tocados con sus gorras características o monteras, esperan el comienzo de la cacería. En el tapiz se incluyeron otros dos perros más, que no aparecían aún en el cartón. Este cartón para tapiz formó parte del primer encargo que recibió Goya para

El pescador de caña
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de
El pescador de caña
Óleo sobre lienzo. 1775
Goya y Lucientes, Francisco de

Se representan aquí dos actividades distintas, la pesca y la caza. En el fondo, a la derecha, aparecen hojas y ramas dibujadas a lápiz negro sobre el paisaje, que pudieron ser una variante de la forma del árbol. Este dibujo, sobre las figuras del fondo, pudo ser realizado por Goya o por los tejedores del tapiz, para estudiar el cambio de composición. Formó parte del primer encargo que recibió Goy

La merienda
Óleo sobre lienzo. 1776
Goya y Lucientes, Francisco de
La merienda
Óleo sobre lienzo. 1776
Goya y Lucientes, Francisco de

Cartón para tapiz con la representación de un grupo de majos, sentados a orillas del río Manzanares a las afueras de Madrid, que descansan comiendo, bebiendo y fumando, mientras brindan por la naranjera que se les ha acercado con su mercancía. A la derecha se puede entrever la ermita de la Virgen del Puerto, oculta por un grupo de árboles. Es excelente el bodegón del primer término, pero no lo es

Baile a orillas del Manzanares
Óleo sobre lienzo. 1776 - 1777
Goya y Lucientes, Francisco de
Baile a orillas del Manzanares
Óleo sobre lienzo. 1776 - 1777
Goya y Lucientes, Francisco de

Cartón para tapiz con la representación de una escena popular de majos y majas bailando unas seguidillas, baile popular de la región de Castilla la Nueva y de Madrid, menos movido que el famoso fandango. La vista de las orillas del río Manzanares refleja con fidelidad, en el primer término, la zona del puente de los Pontones, y según Goya "a lo lexos se ve un poco de Madrid por San Francisco". Se

La riña en la Venta Nueva
Óleo sobre lienzo. 1777
Goya y Lucientes, Francisco de
La riña en la Venta Nueva
Óleo sobre lienzo. 1777
Goya y Lucientes, Francisco de

Cartón para tapiz con la representación de una riña ante la que Goya define como Venta Nueva, aunque sus muros están agrietados y la cruz que la corona, ladeada, lo que con ironía proporciona a la escena un sentido metafórico sobre la intemporalidad de la violencia humana. La venta está situada en una encrucijada de caminos, donde se reúnen personajes variados, caleseros y arrieros que por sus atu

El paseo de Andalucía o La maja y los embozados
Óleo sobre lienzo. 1777
Goya y Lucientes, Francisco de
El paseo de Andalucía o La maja y los embozados
Óleo sobre lienzo. 1777
Goya y Lucientes, Francisco de

Cartón para tapiz que representa el encuentro entre una joven, vestida con lujo popular, y su pareja, descritos por Goya en su factura a la Fábrica de Tapices como "un jitano y una jitana", y varios embozados de siniestra catadura. La escena, juego del amor y los celos, transcurre en un parque de frondosos pinos cerrado al fondo por una tapia, y que el artista denominó en su factura “un paseo de

Arriba