Descanso en la Huida a Egipto
Lupa
Zoom
Mesa de los pecados capitales
Lupa
Zoom
Perejón, bufón del conde de Benavente y del gran duque de Alba
Lupa
Zoom

Del gran maestro de la escuela flamenca, Jan van Eyck, no existe ninguna obra en el Museo del Prado, pero sí una tabla de enorme interés, La Fuente de la Gracia, ejecutada en su taller por algún discípulo muy próximo.

De Robert Campin, iniciador del estilo flamenco del siglo XV, destacan dos obras maestras de plena madurez, San Juan Bautista y el maestro franciscano Enrique de Werl y Santa Bárbara. Su discípulo, Roger van der Weyden, está representado en el Prado por dos de sus obras maestras El Descendimiento de la Cruz, una de las pintura más famosa en Flandes en el siglo XVI, y  La Virgen con el Niño. De otros pintores importantes del siglo XV, el Prado posee obras magníficas como el tríptico de la vida de Cristo de Dirk Bouts y el de La Adoración de los Reyes de Hans Memling, o la tabla del Descanso en la huída a Egipto de Gerard David.

La pintura flamenca primitiva del Museo del Prado culmina en la magnífica colección de tablas de El Bosco, la mayor en número de obras que existe en una única institución y, lo que es más importante, la que cuenta con obras capitales del pintor de s’Hertogenbosch como los trípticos El jardín de las Delicias, La Adoración de los Magos y El Carro de heno o La Mesa de los pecados capitales.

Entre las pinturas flamencas del siglo XVI ocupan un lugar privilegiado las cuatro tablas de Joachim Patinir, El descanso en la huida a Egipto, Paisaje con San Jerónimo, El paso de la laguna Estigia y Las tentaciones de San Antonio Abad, realizada en colaboración con Quintín Massys, que, al igual que sucedía con las de El Bosco, conforman la serie de obras mayor y más importante del pintor que se guarda en un museo.

De entre las pinturas flamencas del siglo XVI que posee el Museo del Prado cabe reseñar algunas obras maestras de los artistas de mayor relieve como el Ecce Homo de Quintín Massys, la Sagrada Familia de Barend van Orley, el Cristo entre la Virgen y san Juan de Gossaert o el Triunfo de la muerte de Pieter Bruegel el Viejo. También existen obras memorables entre las escenas de género como las de Marinus Reymerswaele y Jan Sanders Van Hemessen.

Entre los retratos de esta época que se conservan en el Prado destaca la magnífica serie realizada por Antonio Moro, de la que sobresalen los de María Tudor y El bufón Pejerón, verdaderos hitos en la pintura de este género en el siglo XVI, y en particular en los retratos de corte, junto con los de Tiziano.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados