Acceso a plano explicativo de la nueva ordenación de la primera planta del Museo (.pdf)

Vista parcial de los primeros tramos de la Galería Central, dedicados a la pintura veneciana

Vista parcial del tramo central de la Galería con los retratos reales de Carlos V y Felipe II de Tiziano

Vista parcial del tramo dedicado a Rubens en la Galería Central

Apertura de la Galería Central

El día 19 de julio 2011 se reabrió al público la Galería Central del Museo del Prado, tras su remodelación y con una nueva disposición de las colecciones. La Galería Central es el espacio más emblemático del Museo y, tras esta intervención, alberga el que posiblemente sea el más extraordinario recorrido de la pintura europea, desde Tiziano a Velázquez y desde Rubens a Goya. En el proceso, iniciado a finales del 2010, se ha llevado a cabo la recuperación de elementos de la arquitectura original que habían quedado ocultos en pasadas intervenciones, mejorando notablemente el aspecto de los espacios en los que han pasado a exhibirse cuadros de gran formato que muestran la distinguida tradición pictórica con raíz en los maestros venecianos - Tiziano, Tintoretto y Veronés - que tan gran influencia tuvieron sobre el desarrollo del arte europeo y, especialmente, en la obra de Annibale Carracci, Diego Velázquez, Rubens y Van Dyck. Esta historia de conexiones, influencias, admiraciones y rivalidades entre artistas a través de más de un siglo es lo que se narra en los elegantes, airosos y luminosos espacios de la gran Galería de Juan de Villanueva. Con la reapertura de la Galería Central, la reordenación de las colecciones en las plantas baja y primera queda sustancialmente terminada.

Planta principal. Nueva visión de conjunto

La culminación de esta decisiva fase concluye un largo proceso que ha afectado también a la práctica totalidad de la planta principal del Museo, cuyo recorrido cronológico comienza con la presentación de las colecciones del siglo XVI, con la figura capital de Tiziano, culminando a finales del siglo XVIII, con Goya. La nueva ordenación permite establecer una relación de continuidad entre las dos grandes tradiciones modernas europeas representadas en el Prado -la italiana y la flamenca- y la pintura española, con la figura de Diego Velázquez en el centro. Por primera vez, en un doble recorrido longitudinal y transversal por esta planta, el espectador puede reconocer la influencia de los grandes maestros, como Tiziano o Rubens -ahora en la Galería Central- sobre los españoles, desde El Greco hasta Goya.

Por su parte, en el ala norte de las salas que flanquean la galería, Ribera y la particular versión española del naturalismo -con Maíno, Zurbarán y el primer Velázquez- se conectan con la pintura barroca italiana del Museo. En la sur, tras Velázquez y en paralelo a los mayores ejemplos de Rubens y la tradición flamenca moderna, se presenta la obra de los maestros españoles de la segunda mitad del siglo, con Murillo, Cano o Carreño de Miranda como principales protagonistas.

Finalmente, y no ajeno a este doble contexto español y europeo, se muestra a Goya junto a la obra de los pintores que trabajaron para la nueva dinastía borbónica en el siglo XVIII, como Mengs o los Tiépolo.

Por otra parte, las grandes salas consagradas al retrato de corte funcionan como rótula de esta nueva disposición de las colecciones en la planta principal del edificio de Villanueva. Frente a la sala de las Meninas, en la que se reúnen los principales retratos de Velázquez, se han instalado los tres grandes retratos de Tiziano de los primeros Habsburgos, Carlos V y Felipe II, presididos por una de las obras más célebres de la colección del Museo, Carlos V, a caballo, en Mühlberg. Y, en el ala meridional, la sala dedicada al retrato de corte de los primeros Borbones, presidida por el monumental retrato de La familia de Felipe V de Van Loo, tiene su contrapunto con la rotonda en la que se presentan los retratos reales de Goya, presididos por La familia de Carlos IV.

Los conservadores responsables de la reordenación de las colecciones ubicadas en la planta principal del Museo, bajo la supervisión de Gabriele Finaldi, director adjunto de Conservación e Investigación del Museo, son (por orden cronológico de las partes de la colecciones a su cargo que se exhiben en esta planta):

Miguel Falomir, Jefe de Departamento de Pintura Italiana hasta 1700
Leticia Ruiz, Jefe de Departamento de Pintura Española del siglo XVI y primer tercio del siglo XVII
Javier Portús, Jefe de Conservación de Pintura Española hasta 1700
Alejandro Vergara, Jefe de Conservación de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte.
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados