Nacido en Madrid en 1739, Juan de Villanueva y Montes es hijo del escultor Juan de Villanueva y hermano del también arquitecto y teórico Diego de Villanueva. Entre 1759 y 1764 reside en Roma para completar su formación académica

En 1767 recibe el grado de académico de mérito por la arquitectura, y comienza entonces su vida profesional siendo nombrado arquitecto de la orden jerónima en el monasterio de El Escorial (1768), primero de los numerosos cargos oficiales que ocupó a lo largo de su carrera: director de las obras de los paseos imperiales de Madrid (1775), arquitecto del príncipe e infantes (1777), arquitecto de los reales sitios del Buen Retiro y de San Lorenzo (1781), arquitecto mayor de Madrid y de sus fuentes y viajes de agua (1786), arquitecto mayor del rey con ejercicio en los palacios y sitios reales (1789), director de policía y ornato y comisario ordenador de Madrid (1798), intendente honorario de provincia (1802) y, finalmente arquitecto mayor inspector de las obras reales de José Bonaparte (1809).

Además de sus cargos oficiales en el desempeño de su labor profesional como arquitecto, Villanueva también tuvo una brillante trayectoria en el ámbito académico, Así, en 1785 fue nombrado director honorario de arquitectura y posteriormente, durante el trienio de 1792-1795, fue director general de la Academia de Nobles Artes de San Fernando.

Entre sus principales realizaciones o construcciones cabe citar varias casas de campo, como la Casita del infante don Gabriel (1771-1773) cerca de El Escorial, la Casita del Príncipe (1771-1773, que amplía entre 1781 y 1784), también en El Escorial, y la Casita del Príncipe en El Pardo (1784-1791). También proyecta y dirige la Casa de Infantes (1771-1776) y la Casa de Ministerios (1785) en la lonja del monasterio de El Escorial. De las obras que realiza en la villa de Madrid, podemos destacar el pabellón de invernáculos del Jardín Botánico (1779-1781, que amplía con la cátedra Cavanilles en 1794) y la llamada Puerta de Murillo del Jardín, el Oratorio del Caballero de Gracia (1782-1794), la única iglesia que construyó, aunque dejó otras proyectadas, la galería de columnas de la fachada norte del Ayuntamiento (1787-1789), el edificio del Nuevo Rezado, ocupado actualmente por la Academia de la Historia (1789), el Observatorio Astronómico (1790-1808), la Plaza Mayor en su aspecto y configuración actual, y, sobre todo, el edificio que posteriormente albergará el Museo del Prado, su obra más emblemática.

También tuvo una importante actividad como constructor de arquitecturas efímeras con motivo de diversos acontecimientos de carácter festivo y conmemorativo que se sucedieron en Madrid.

Por último, a su labor práctica hay que unir también la vertiente teórica, ya que dejó redactado un libro práctico que tuvo una edición póstuma: Arte de albañilería (Madrid, 1827).

Biografía de Juan de Villanueva en la Enciclopedia online

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados