Enciclopedia online

Antolínez, José (Madrid, 1635-1675). Pintor español. Se trata de uno de los artistas más interesantes de su ge­neración que, debido a su temprana muerte, no pudo llegar a la espléndida madurez que su formación presagiaba. Ello no es óbice para consi­derarle un gran representante de la corriente de pleno barroco que re­novó la pintura en la corte española durante el tercer cuarto del siglo xvii. En su obra se puede percibir la exquisita sensibilidad para la recreación de las maneras de Tiziano -siempre tan presente en la pintura española de su tiempo-, aunada con la recepción de la elegante pintura de los maestros nórdicos Rubens y Van Dyck, y la captación de la atmósfera velazqueña. De esta forma, su técnica se muestra suelta y vibrante, singularmente seductora en el empleo de las tonalidades frías, que se desenvuelven en unas composiciones plenas de vigoroso movimiento e inestable actividad. Sabemos del trabajo de su padre como artesano carpintero, cuando la familia estaba establecida en la madrileña calle de Toledo, aunque con casa solariega en la villa burgalesa de Espinosa de los Monteros. Palomino nos ha transmitido la imagen de una persona de naturaleza altiva y vanidosa, tan consciente de su valía que se mostraba con frecuencia arrogante, una actitud que le provocaría abundantes roces y disputas con otros colegas. Fue alumno de Francisco Rizi, con quien también llegaría a enemistarse, todo lo cual no impidió que su pintura fuera muy apreciada por sus contemporáneos. Cultivó todos los géneros: la pintura religiosa, el paisaje -del que no nos ha quedado ningún ejemplo-, la mitología, el retrato, así como la pintura costumbrista. Siempre se ha destacado el gran número de obras que dedicó al tema de la Inmaculada, del que se han conservado una veintena de ejemplares, tres de ellos, firmados, en el Museo del Prado. Así consiguió crear un tipo iconográfico propio, de extrema elegancia y refinamiento, en el que la Virgen aparece con reconcentrado semblante, dulcemente ensimismada a pesar de la ajetreada cohorte de angelotes que la rodean. Sus interpretaciones de la Magdalena son igualmente destacadas, especialmente la del Prado -una de sus obras más estimadas-, que representa el tránsito de la santa en una violenta diagonal, rodeada de riquísimas tonalidades azuladas, para lograr una escena de arrebatadora ­inestabilidad. De especial importancia son las obras que dedicó a géneros menos transitados por otros artistas hispanos, como el caso de El pintor pobre (Alte Pinakothek, Múnich) o el retrato colectivo -con autorretrato del pintor incluido- del embajador Lerche de Copenhague, que son buena muestra de la originalidad y la versatilidad del pintor. Dentro de la faceta retratística son también dignas de destacar las dos representaciones infantiles que conserva el Museo del Prado. Se trata de obras que muestran, a la vez, la cercanía veraz de los personajes y la captación de la atmósfera que los rodea, de tal modo que fueron consideradas como obras de Velázquez, hasta época reciente en que fueron atribuidas a Antolínez por Diego Angulo. De los lienzos conservados en el Museo del Prado, El tránsito de la Magdalena y los dos retratos infantiles provienen de las colecciones reales y dos de las Inmaculadas pertenecieron al Museo de la Trinidad, mientras la tercera fue adquirida en 1931 con los fondos legados por Aníbal Moríllo y Pérez, conde de Cartagena.

D. G. L.

Obras

  • El tránsito de la Magdalena, óleo sobre lienzo, 205 x 163 cm, h. 1670-1675 [P591].
  • Una niña, óleo sobre lienzo, 58 x 46 cm, h. 1660 [P1227].
  • Una niña, óleo sobre lienzo, 58 x 46 cm, h. 1660 [P1228].
  • Inmaculada Concepción, óleo sobre lienzo, 216 x 159 cm, firmado, 1665 [P2443].
  • Inmaculada Concepción, óleo sobre lienzo, 165 x 110 cm, firmado, h. 1665 (en dep. en la catedral de Almería) [P4015].
  • Inmaculada Concepción, óleo sobre lienzo, 206 x 168 cm, firmado, 1665 [P4557].

Bibliografía

  • Allende-Salazar, Juan, «José Antolínez, pintor madrileño», Boletín de la Sociedad Española de Excursiones, vol. XXIII, Madrid, 1915, pp. 32 y ss.
  • Angulo Íñiguez, Diego, «Herrera Barnuevo y Antolínez», Archivo Español de Arte, n.º CXXV, Madrid, 1959, p. 331.
  • Angulo Íñiguez, Diego, José Antolínez, Madrid, Instituto Diego Velázquez, CSIC, 1957.
  • Angulo Íñiguez, Diego, «José Antolínez. Obras iné­ditas o poco conocidas», Archivo Español de Arte, n.º CV, Madrid, 1954, pp. 213-232.
  • Angulo Íñiguez, Diego, «Nuevas obras de Antolínez», Archivo Español de Arte, n.º CXXI, Madrid, 1958, pp. 341 y ss.
  • Buendía, Rogelio, «José Antolínez, pintor de mitologías», Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, Madrid, 1980, pp. 45-47.
  • Pérez Sánchez, Alfonso E., «Novedades en torno a Antolínez», Archivo Español de Arte, n.º CXXXIII, Madrid, 1961, p. 276.
El tránsito de la Magdalena
Lupa
El tránsito de la Magdalena
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados