Enciclopedia online

Bronzino. Agnolo di Cosimo (Florencia, 1503-1572). Pintor y poeta italiano. Bronzino representa el manierismo toscano, dominando en solitario, gracias a su ilimitada invención y excepcional pericia, el arte en la corte de los Médicis desde los años treinta hasta los sesenta del siglo XVI. Su primera educación artística tuvo lugar con Raffaellino del Garbo, pero su gran maestro fue Jacopo Pontormo, al que permaneció muy unido y a quien retrataría en uno de los personajes de la serie «La historia de José». Bronzino entró en el taller de Pontormo en 1519 y colaboró con el maestro en numerosos frescos y, durante los años veinte, empezó a acometer algunas obras en solitario. En 1530 se dirigió a Pésaro, donde entró al servicio de los duques de Urbino y trabajó en la decoración de la Villa Imperial, cuyos frescos han desaparecido. Allí realizó también el retrato del duque Guidobaldo II, que fue su primer ensayo del tipo de efigie oficial que con tanto éxito elaboró posteriormente en Florencia. A esta ciudad regresó en 1532, en la que desarrolló una carrera y un estilo de afirmada independencia en las numerosas obras religiosas que acometió en los años siguientes. Ello no le impidió asistir a Pontormo en proyectos decorativos como los de las villas mediceas de Careggi y Castello. Bronzino también participó, en 1539, en las suntuosas decoraciones con las que la ciudad celebró el matrimonio del duque Cosme y Eleonora de Toledo, con lo que inició su trabajo como artista cortesano. Así, realizó la suntuosa capilla de Eleonora en el Palacio Vecchio, donde supo aplicar la exquisitez y estilización preciosista que se requería en un ambiente ideado casi como una gran pieza de joyería. Importante fue también su trabajo como diseñador de tapicerías, pero su labor más extraordinaria la ejerció como retratista oficial de Cosme I, para quien trabajó el resto de su vida. Para él consiguió elaborar la imagen del nuevo régimen político que el duque impuso en Florencia, el modelo de etiqueta de la corte cinquecentista que pronto se exportó a toda Europa. La asombrosa capacidad técnica del artista hizo convivir en sus retratos la reproducción decorativa de las ricas vestimentas con la sensación de impe­netrabilidad del retratado, conseguido a través del tratamiento de sus carnes frías y tersas. La sofisticación estética de Bronzino le permitió crear un tipo de retrato en el que, además de fijar el estatus social de sus modelos, capta la personalidad del retratado basándose en el intelecto más que en la observación de la realidad fisonómica. Además de sus retratos, cultivó otro género de pinturas para la corte, entre las que destaca Venus, Cupido, la locura y el tiempo (National Gallery, Londres), enviada como regalo al rey de Francia Francisco I, y que es ejemplo de su estudio constante de la escultura antigua y los modelos de Miguel Ángel. Solo a partir de la década de 1560 su posición en la corte se vio amenazada con la ascensión de Giorgio Vasari, a la vez que se produjo una cierta reacción contra el intelectualismo manierista, debido a la demanda de claridad expositiva que dimanó del Concilio de Trento. Bronzino también desarrolló una intensa actividad literaria, publicando numerosos poemas y formando parte de la élite ilustrada que creó la Accademia degli Umidi en 1540. De igual modo, participó activamente durante sus últimos años en la Academia de Dibujo. La única obra de Bronzino en el Museo del Prado es un retrato del tercero de los hijos de los duques de Toscana, Cosme I y Eleonora de Toledo, el joven Don García de Médicis. La edad del retratado, de unos tres años, indica que la obra se realizó en torno a 1550. La pintura procede de las colecciones reales y, aunque se ha señalado en alguna ocasión su pertenencia anterior a la colección de Giovan Francesco Serra, no existe constancia de ello. Es también posible que se enviase directamente a la corte española debido a las estrechas relaciones entre el duque y la Corona española.

D. G. L.

Obras

  • Don García de Médicis, óleo sobre tabla, 48 x 38 cm [P5].

Bibliografía

  • Baccheschi, Edi, L'opera completa del Bronzino, Milán, Rizzoli, 1973.
  • Emiliani, Andrea, Il Bronzino, Busto Arsizio, Bramante, 1960.
  • Goldschmidt, Fritz, Pontormo, Rosso und Bronzino, Leipzig, Klinkhardt-Biermann, 1911.
  • Langedijk, Karla, The Portraits of the Medici: 15th to 18th Centuries, Florencia, Studio per Edizioni Scelte, 1981-1987.
  • Mccorquodale, Charles, Bronzino, Nueva York, Harper-Row, 1981.
  • Pilliod, Elisabeth, Pontormo, Bronzino, Allori. A Genealogy of Florentine Art, New Haven, Yale University Press, 2001.
  • Schulze, Hanns, Die Werke Angelo Bronzinos, Estrasburgo, J. H. Heitz and Mandel, 1911.
Don García de Medicis
Lupa
Don García de Medicis
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados