Hoy en el Museo

11.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristia

11.30hLa obra invitada

17.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristía

17.30hLa obra invitada

Ver todo el calendario
Página del Museo del Prado en FacebookSíguenos en TwitterFoursquare. Museo Nacional del PradoGoogle PlusCanal YouTube del Museo Nacional del PradoCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en PinterestCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en StorifyRSS Museo Nacional del PradoNewsletter Museo Nacional del Prado

Enciclopedia online

Carlos iv, príncipe de Asturias [Mengs]
Hacia 1765, óleo sobre lienzo, 152 x 110 cm [P2188].
El modelo está representado en pie hasta las rodillas, de tamaño natural y ligeramente girado a su ­iz­quierda; es pareja del retrato de su esposa María Luisa de Parma [P2189]. De tez blanca, ojos claros, nariz grande y caída y mandíbula saliente, el príncipe lleva peluca blanca, viste de campo con casaca y calzón color corteza, chupa de ante con ­botonadura y galón dorado, y calza botas negras altas. Tiene cruzadas las bandas de las órdenes de San Gennaro -roja- y Saint Esprit -azul-, y en la casaca lleva prendida la insignia del Toisón de Oro y cosida una cruz plateada, presumiblemente la napolitana de San Gennaro. Está apoyado en la escopeta que agarra con la mano izquierda, en actitud de descansar de la fatiga de la caza, y en la derecha sostiene el sombrero de tres picos. El perro favorito que tiene detrás, con el collar del amo, completa una composición claramente influida por los retratos reales de caza de Diego Velázquez [P1184, P1186, P1189], modelos emplea­dos también por Francisco de Goya para su Carlos III, cazador [P737]. La ­figura, convenientemente iluminada, queda recortada sobre el fondo de campo, compuesto por árboles, un río y varios venados. El paisaje fue identificado por José Merlo, en 1781, como «un puesto fijo de los cazaderos de Aranjuez a orillas del Río Tajo». Así pues, casados los príncipes en San ­Ildefonso en septiembre de 1765, los retratos debieron realizarse en su primera y feliz estancia en Aranjuez, en la primavera de 1766. Es sabido que Carlos y María Luisa mostraron en sus años de príncipes y también como reyes una especial predilección por aquel real sitio, con la creación y desarrollo del jardín del Príncipe y la construcción de la Real Casa del Labrador, alargando sus estancias anuales de enero a junio. Segundo hijo de Carlos III y María Amalia de ­Sajonia, el príncipe Carlos de Borbón, luego rey Carlos IV, nació en Portici y pasó a España con su padre en 1759. Investido como príncipe de Asturias en 1760, en 1788 sucedió a Carlos III en la Corona de España. En 1808 abdicó en favor de su hijo Fernando y murió en Nápoles como destronado rey padre en 1819. Se distinguió como mecenas de las bellas artes y también por su afición a la caza. José Merlo señala en su Descripción de las obras de pintura [...] ejecutadas por don Antonio Rafael Mengs, de 1781, que estos dos retratos «son bosquejados por los que ejecutó Mengs y Su Majestad envió a Viena; y aunque Don Mariano Maella su Discípulo y Pintor de Cámara de S.M. los ha trabajado, el haberlos concluido y retocado el mismo Mengs, junto con ser copia de los suyos, hacen que juntamente los numeremos entre sus obras». Sin embargo, los supuestos originales de Viena no han sido localizados y de la intervención de Mariano Salvador Maella solo se sabe, por testimonio del artista, que Mengs «le empleó en hacer copias de Retratos de la Real Familia para enviar a las Cortes [extranjeras]». El pintor Andrés de la Calleja informó en 1779 de que Mengs «duplicó algunos [retratos] de los Serenísimos Príncipes» (archivo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid, ms. CF-2/7). El Museo del Prado posee una copia del retrato depositada en el Palacio Real de Aranjuez [P7130], que es una de las trece registradas por la doctora ­Roettgen en su monografía del pintor. Algunas de estas copias salieron del taller de Mengs, como la que fue enviada a Nápoles en 1767, que tiene el vestido bosquejado por Francisco Javier Ramos y fue enteramente retocada por el maestro.

Javier Jordán de Urríes y de la Colina

Bibliografía

  • Antonio Rafael Mengs (1728-1779), cat. exp., Madrid, Museo del Prado, 1980, pp. 34-35, n.º 9.
  • Antonio Rafael Mengs (1728-1779). Noticia de su vida y de sus obras, cat. exp., Madrid, Tomás Marinas, 1929, p. 20, n.º 33.
  • Honisch, Dieter, Anton Raphael Mengs und die Bildform des Frühklassizismus, Recklinghausen, Aurel Bongers, 1965, p. 102, n.º 137.
  • Luxenberg, Alisa, «Porträt Karls IV, Fürst von ­Asturien, 1765», Mehr Licht. Europa um 1770. Die bildende Kunst der Aufklärung, cat. exp., ­Fráncfort del Meno, Städelsches Kunstinstitut und Städtische Galerie, 1999, pp. 166-168, n.º 98.
  • Mengs. La scoperta del Neoclassico, cat. exp., ­Padua, Fondazione Palazzo Zabarella, 2001, pp. 278-279.
  • Roettgen, Steffi, Anton Raphael Mengs 1728-1779, Das malerische und zeichnerische Werk, Múnich, Hirmer, 1999, t. I, pp. 198-200, n.º 131.
  • Sancho, José Luis, «Mengs at the Palacio Real, Madrid», The Burlington Magazine, mcxxxiii, Londres, agosto de 1997, pp. 524 y 528.
Carlos IV, príncipe de Asturias [Mengs]
Lupa
Carlos IV, príncipe de Asturias [Mengs]
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados