Enciclopedia online

Colección de Carlo Maratta. Carlo Maratta fue un pintor que desarrolló una intensa actividad en el panorama artístico romano de su tiempo. Se formó en Roma con Andrea ­Sacchi, pintor representante del clasicismo académico romano que le inculcó su extraordinaria admiración por los grandes maestros del siglo xvi, como Rafael y Correggio, y por los boloñeses del siglo XVII. En el Museo del Prado se conserva el retrato de El pintor Andrea Sacchi, realizado por Carlo Maratta hacia 1660, que figura en el inventario de su ­colección y que se hallaba en la colección de Felipe V en La Granja. ­Maratta, con su estilo integrador, fue conquistando a la clientela de Roma, ciudad en la que muere en 1713 y en la que su pintura alcanzó una hegemonía sin competidores. Fue uno de los pocos artistas de su época que poseyó una importante colección de pinturas, formada por más de doscientos setenta cuadros, que se hallaban expuestos en su casa para la venta. Tras la muerte del pintor, la colección fue puesta a la venta por su hija, Faustina Maratta. Felipe V e Isabel de Farnesio compraron en 1722, por un importe de 17 000 ducados, ciento veinticuatro pinturas de esta colección con el fin de instalarlas en el palacio de La Granja para su decoración. La decisión de esta compra se debió al asesoramiento de Andrea Procaccini, discípulo de Maratta, que había venido en 1720 a España para trabajar al servicio de este monarca y que, en 1712, había realizado con Giuseppe Odoardo el inventario de la colección. Antes de su envío a España, el cardenal Acquaviva tuvo que superar diversos problemas hasta obtener la autorización del papa para poder sacar las pinturas de Roma. El 16 de enero de 1723 salían de esta ciudad rumbo a Génova, desde donde el marqués de San Felipe las envió a España, adonde llegaban el 20 de febrero de 1723. El Prado posee un importante número de pinturas procedentes de esta colección. Algunas eran poco frecuentes en las colecciones de la época, como La Virgen y el Niño entre dos santas, de Giovanni Bellini. Cierto número de obras muestran el interés del artista por obras de paisaje, como la copia de un Paisaje con barcos, pescadores y la Huida a Egipto y Paisaje con río y barcas, de Giovanni Francesco Grimaldi, o las pinturas de Gaspard Dughet Paisaje con cascada, y El huracán, y Paisaje con ruinas [P2308], de Nicolas Poussin, anteriormente atribuido a Jean Lemaire. El interés por el paisaje y el clasicismo explica la preferencia de Maratta por Poussin; procedentes de su ­colección son: ­Escena báquica y El triunfo de David. Igualmente y de la colección de ­Maratta proceden La oración en el huerto, de Ludovico ­Carracci; ­Virgen con el Niño y san Juan y Paisaje con río y bañistas, de Aníbal Carracci; Santa Catalina, Martirio de santa Apolonia y Santa Apolonia en oración, de Guido Reni; Arco de triunfo, de Domenichino, y San Francisco sostenido por un ángel, de Orazio Gentileschi.

Víctor Nieto Alcaide

Bibliografía

  • Bottineau, Yves, El arte cortesano en la España de Felipe v (1700-1746) [1962], Madrid, Fundación Universitaria Española, 1986.
  • Mena Marqués, Manuela B., «La colección de pintura de Carlo Maratti», El Real Sitio de La Granja de San Ildefonso. Retrato y escena del rey, cat. exp., Madrid, Patrimonio Nacional, 2000, pp. 194-202.
  • Mezzetti, Amalia, «Contributi a Carlo Maratti», Rivista dell'Istituto Nazionale d'Archeologia e Storia dell'Arte, IV, Roma, 1955, pp. 253-354.
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados