Enciclopedia online

Colección de Thomas Howard, conde de Arundel. Político y diplomático inglés, fue definido como «el padre de la afición al arte en Inglaterra» por Horace Walpole, y como «un evangelista de nuestro arte» por Rubens, quien lo conoció en un viaje del noble a los Países Bajos en 1612, y de quien se convertiría en uno de sus principales patronos en ­Inglaterra. Durante 1613 y 1614, Arundel y su esposa viajaron por Italia, donde adquirieron numerosas piezas de estatuaria clásica que posteriormente albergaron en su galería, construida por Iñigo Jones y junto a la que se haría retratar Arundel en un cuadro realizado por Daniel Mijtens. La obra es compañera del retrato de su esposa, gran aficionada igualmente al arte, junto a la colección de pinturas del matrimonio. Durante su estancia en Italia, fue adquiriendo una gran colección de pinturas y otros objetos de arte, que aumentó con adquisiciones en la propia Inglaterra. Entre ellas, las de su cuñado, el duque de Pembroke. El inventario de su gran colección de inscripciones y bronces antiguos fue publicado en 1628 bajo el título Marmora Arundeliana, lo que indica un gusto divulgativo. Sus pertenencias pictóricas demuestran su afición al renacimiento nórdico, aspecto que potenció durante su embajada en 1636 a la corte imperial de Fernando II. Interesado especialmente por las obras de Hans Holbein, destaca entre ellas el retrato de Sir Richard Southwell (Galleria degli Uffizi, Florencia) que él mismo envió a Lorenzo de Médicis. Pero también tenía numerosas pinturas de Adam Elsheimer, Alberto Durero, Jan Brueghel, El Bosco y Van Eyck (Auto­rretrato, National Gallery, Londres). Arundel fue uno de los primeros coleccionistas ingleses en interesarse por la obra de Van Dyck, quien realizó su retrato (J. Paul Getty Conservation Institute, Malibú), pero también demostró su interés por la pintura veneciana, pues poseyó la Coronación de Cristo (Alte Pinakothek, Múnich), junto a otras obras de Veronés, dos de las cuales (Jesús y el centurión, Prado, y Joven entre la Virtud y el Vicio, Prado) fueron compradas de su colección por Alonso de Cárdenas en 1659. Gran aficionado al dibujo, poseía un corpus de los realizados por Carracci para el techo de la Villa Farnesio, junto a otros de Parmigianino y bocetos de Holbein para la Danza de la Muerte.

J. J. P. P.

Bibliografía

  • Hervey, Mary F. S., The Life, Correspondence & Collections of Thomas Howard, Earl of Arundel [1921], Nueva York, Kraus Reprint, 1969.
  • Howarth, David, «La colección Arundel, coleccionismo y patrocinio en Inglaterra durante los reinados de Felipe III y Felipe IV de España», La almoneda del siglo. Relaciones artísticas entre España y Gran Bretaña. 1604-1655, cat. exp., Madrid, Museo del Prado, 2002, pp. 69-87.
  • Howarth, David, Lord Arundel and his Circle, New Haven, Yale University Press, 1985.
  • Springell, Francis C., Connoisseur and Diplomat, Londres, Maggs, 1963.
  • Thomas Howarth, Earl of Arundel: Patronage and Collecting in the Seventeenth Century, cat. exp., Oxford, The Museum, 1986.
Paolo Veronés, Joven entre la virtud y el vicio
Lupa
Paolo Veronés, Joven entre la virtud y el vicio
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados