Enciclopedia online

Colección del cardenal Pietro Aldobrandini. Sobrino del papa Clemente VIII, Pietro Aldobrandini comenzó su carrera como guardián del castillo de Sant'Angelo en 1592, y fue cardenal desde 1593, a la vez que su primo Cinzio Aldobrandini, llevando ambos el peso real del gobierno pontificio. Conocido por su capacidad diplomática, sus principales éxitos fueron la conversión de Enrique iv de Francia, y la anexión de Ferrara a los Estados Pontificios tras la muerte de Alfonso II de Este en 1598. Después de la ocupación militar de Ferrara, los tesoros de los Este pasaron a su poder, entre ellos dos de los cuadros de Tiziano que colgaban en el llamado camerino d'alabastro, La bacanal de los andrios y Ofrenda a Venus (ambas del Prado). Estas obras con posterioridad pasaron a la familia Ludovisi, de donde fueron adquiridas en la primera mitad del siglo XVII por el conde de Monterrey para Felipe IV. ­Pietro Aldobrandini fue un ávido coleccionista, con un gran elenco de buenas pinturas, acrecentado especialmente tras heredar la colección de cuadros de Lucrecia de Este, ­compuesta por trescientas treinta y nueve obras. Éstas fueron inventariadas en 1603 por el mayordomo, secretario y consejero cultural del cardenal Giovanni Battista Agucchi. Aunque se citan autores de todas las escuelas italianas del renacimiento, el grupo principal estaba compuesto por la es­cuela boloñesa, con autores como los Carracci, ­Francesco Albani, Guido Reni, Domenichino, Gian ­Battista Viola, Lo­renzo da Bologna y el flamenco Dionisio Fiamingo ­Calvaert, pintor de estética boloñesa. La colección fue enriquecida progresivamente con pin­tura toscana, aunque sus orígenes eran florentinos. ­Aldobrandini amparó a artistas como, el Caballero de Arpino o Passignano, empleándolos, sobre todo, para las decoraciones del Palacio Aldobrandini en Frascati, heredado de su tío el papa como una pequeña villa de campo, pero que fue convertida por el cardenal en un magnífico palacio, a través de los diseños de Giacomo della Porta. Del mismo modo gustó de la pintura de Orazio Gentileschi y Giovanni Baglione, aunque el principal protegido de Aldobrandini fue Domenichino, quien realizó nume­rosas obras para él, especialmente Diana y las ninfas (Galleria Borghese, Roma), obra que luego sería del cardenal Borghese.

J. J. P. P.

Bibliografía

  • Onofrio, d', «Inventario dei dipinti del Cardenal Pietro Aldobrandini compilato da G. B. Agucchi nel 1603», Palatino, VIII, 1964, pp. 15-20, 158-162 y 202-211.
  • Zuccari, Alessandro, Arte e committenza nella Roma di Caravaggio, Turín, Edizioni Rai, 1984.
Tiziano, Ofrenda a Venus
Lupa
Tiziano, Ofrenda a Venus
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados