Enciclopedia online

Duques de Osuna y sus hijos, Los [Goya]
1787-1788, óleo sobre lienzo, 225 x 171 cm [P739].
Goya pintó este grupo familiar en 1787 o 1788, aunque con toda probabilidad fue en este último año. Representa a Pedro de Alcántara Téllez Girón a los treinta y dos o treinta y tres años, unos doce meses después de heredar el título de duque de Osuna tras la muerte de su padre; a su esposa, María Josefa de la Soledad Alfonso Pimentel, que tenía unos treinta y seis años en 1788 y varios títulos propios, como los de duquesa de Gandía y condesa-duquesa de Benavente; y a los cuatro hijos habidos del matrimonio hasta entonces. De derecha a izquierda desde el punto de vista del espectador, aparecen Josefa Manuela (nacida el 17 de agosto de 1783), con casi cinco años; Joaquina (nacida el 21 de septiembre de 1785), con tres años escasos, que posteriormente sería marquesa de Santa Cruz y a la que Goya retrató como musa de la música (Prado); Francisco de Borja (nacido el 6 de octubre de 1786), con dos años, destinado a heredar de su padre el título de su casa, y que sería retratado nuevamente por Goya en 1816 (Prado); y Pedro de Alcántara (nacido en septiembre de 1787), con pocos meses de edad y que treinta años más tarde, como pintor aficionado, realizaría dos grandes lienzos que se exhibieron en la exposición anual de la Real Academia de San Fernando en 1819. La categoría social de los hombres se destaca de manera muy directa en este grupo piramidal. El duque viste el uniforme militar azul oscuro (no negro como a veces erróneamente se ha dicho) que le corresponde como brigadier. Ya en 1787 era coronel (es decir, comandante) del regimiento de América, del que se trasladaría dos años después al de las Reales Guardias, con el grado de mariscal de campo. Los hijos varones, por su parte, señalan su futuro destino de caballeros y grandes señores por medio de sus juguetes. La jerarquía masculina se manifiesta asimismo en la composición. El duque está de pie y su cabeza se encuentra en el vértice de la pirámide; la duquesa sentada; los hijos a la izquierda, es decir, al alcance de la primera mirada del espectador, y las hijas a la derecha. Tampoco le falta categoría a la duquesa. Lleva un vestido elegantísimo, con unos preciosos botones de porcelana, y el estilo de su peinado sigue la última moda: «frisados los cabellos, aunque con algunas trenzas sueltas por detrás» (según el testimonio de una revista inglesa en enero de 1788). El papel que lleva en la mano nos recuerda sin duda que estaba acostumbrada a «despachar correspondencias» en su casa y «firmar las cuerdas providencias / en que al vasallo amparas», como se asegura en un poema de Tomás de Iriarte. En la composición del cuadro Goya sigue a Mengs al organizar el grupo en forma de pirámide y al introducir cierta variedad de posturas en los retratados. Pero queda patente la influencia de Velázquez en la manera audaz de configurar el espacio ambiental, definiendo la presencia de paredes y suelo, sin dibujarlos, por medio de luces y sombras. Dan vida al grupo la postura ligeramente inclinada del duque, la intensa mirada de los niños, la enérgica curva del perro faldero (¿terrier?) en primer término, y los ojos despabilados del otro perro, schnauzer o perro pastor quizá. Esta divertida animación –muy de Goya– diferencia esta obra del Retrato de la familia del señor Baillie, de Gainsborough, con el que se le ha comparado alguna vez, dando al lienzo una fuerte sensación de momentaneidad tan velazqueña como goyesca.

Nigel Glendinning

Bibliografía

  • Beruete y Moret, Aureliano de, Goya. Pintor de retratos, Madrid, Blass, 1916, pp. 36-38.
  • Cunnington, Cecil, y Willett y Phillis, Handbook of English Costume in the Eighteenth Century, Londres, Faber and Faber, 1957, p. 378.
  • Iriarte, Tomás de, «Epístola jocoseria a la Excma. Sra. Condesa de Benavente», Iriarte y su época, Emilio Otarelo y Mori, Madrid, 1897, pp. 478-483.
  • Sánchez Cantón, Francisco Javier, Vida y obras de Goya, Madrid, Editorial Peninsular, 1951, pp. 44-45.
  • Yebes, Condesa de, La condesa-duquesa de Benavente. Una vida en unas cartas, Madrid, Espasa Calpe, 1955.
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados