Hoy en el Museo

10.00hEl Prado en verano. Colección de colecciones

10.00hFormación profesorado. Cursos para profesores

11.00hItinerario didáctico

12.00hFormación profesorado. Cursos para profesores

16.00hFormación profesorado. Cursos para profesores

17.00hItinerario didáctico

Ver todo el calendario

Redes

Página del Museo del Prado en FacebookSíguenos en TwitterFoursquare. Museo Nacional del PradoGoogle PlusCanal YouTube del Museo Nacional del PradoCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en PinterestCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en StorifyRSS Museo Nacional del PradoNewsletter Museo Nacional del Prado

Enciclopedia online

Entre dioses y hombres [exposición 2008]
4 de noviembre de 2008 – 12 de abril de 2009.
Comisarios: Stephan Schröder (Museo Nacional del Prado), Moritz Woelk y Kordelia Knoll (Skulpturensammlung Staatliche Kunstsammlungen Dresden).
Obras: 67.
Catálogo: Stephan F. Schröder, «Goce estético y entendimiento histórico de las obras de arte», pp. 20-27; Dagmar Grassinger, «Visiones de la divinidad», pp. 28-39; Paul Zanker, «Imágenes de la alegría de vivir. Un arte perdurable», pp. 40-53; José Beltrán Fortes, «Imágenes del poder. Retratos romanos al final del Imperio», pp. 54-65; Christiane Vorster, «Dioses paganos y emperadores cristianos. Sobre la producción y función de las esculturas mitológicas en la antigüedad tardía», pp. 66-80; Frank Martin, «Entre ‘Meraviglia’ y ‘Maniera antica’. Teoría y Práctica de la reconstrucción se estatuas antiguas en la Roma del siglo XVII», pp. 84-95; Beatrice Cacciotti, «Marchantes. Anticuarios y coleccionistas de antigüedades en Roma. 1700-1733», pp. 96-105; Kordelia Knoll, «La colección de Dresde de 1796 hasta nuestros días», pp. 108-121; Miguel Ángel Elvira Barba, «La colección de escultura de la Casa Real Española durante el siglo XVIII», pp. 122-133.
Con ocasión del cierre temporal del Albertinum de Dresde, el Museo del Prado expuso cuarenta y seis de las mejores obras de esta extraordinaria colección de escultura clásica junto a veinte piezas de su propia colección. La exposición estaba dividida en tres secciones y entre las obras incluidas cabe destacar el Zeus de Dresde y la Atenea Lemnia, de Fidias, el Muchacho y la Ménade de Dresde, el Sátiro que escancia vino y las dos Mujeres de Herculano, de Praxíteles. La primera sección presentaba -en forma de réplicas romanas- algunas de las más afamadas creaciones del arte clásico griego como testimonio del culto griego a la belleza y la gran capacidad de invención formal de sus artistas. Mientras que en el siglo V se presenta a las divinidades de manera hierática y solemne, en el siglo IV éstas están caracterizadas con mucha naturalidad y gracia en sus movimientos y gestos como expresión de la dicha y de la gloria de unos seres que viven, completamente separados de los hombres, una vida gozosa y eterna. En la época helenística (siglos III a I a. C.), protagonista de la segunda sección, se llegan a aplicar fórmulas marcadamente realistas en el tratamiento de la superficie escultórica. El resultado es una nueva vivacidad en el movimiento, una expresividad inmediata y fresca y un resplandor sensual, todo ello dirigido a los sentimientos y a los afectos del observador. Muchas de las esculturas representadas en esta sección eran originales y algunas conservaban la policromía antigua. Un tema predilecto del arte de este período son las fiestas con sus bailes y sacrificios en honor de Dioniso; al igual que las representaciones de la belleza femenina procedentes de las ricas metrópolis del este del Mediterráneo, y especialmente de Alejandría. La tercera sección, «Imágenes del Poder. Retratos Romanos al Final del Imperio» aludía a la conocida costumbre romana desde tiempos de la República de exhibir retratos en espacios públicos y privados. No se limitaba a presentar retratos de hombres, como es habitual en casi todas las culturas, sino que incluía también retratos femeninos e infantiles. La exposición concluía con obras de la Antigüedad tardía (siglo IV), una época en que convivieron -casi sin enfrentarse-el viejo mundo grecorromano con sus mitos y ideas y el mundo cristiano con su creencia nueva, legalizado por Constantino el Grande. Junto con los retratos de los emperadores Constantino y Macencio, hieráticos y de mirada penetrante, casi bizantina, se expusieron cuatro esculturas de tema pagano de la época del emperador cristiano Teodosio y el monumento tal vez más importante y bello de su reino, el gran Missorium de plata de la Real Academia de Historia de Madrid.

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Portal de la transparencia. Gobierno de España
Copyright © 2015 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados