Enciclopedia online

Fábula, Una [El Greco]
Hacia 1580, óleo sobre lienzo, 50,5 x 63,6 cm [P7657].
Pequeña pintura, recortada respecto a su tamaño original y de enigmático asunto, fue también denominada Proverbio, Alegoría o, simplemente, Escena de género; se conocen tres versiones originales, además de algunas copias y reinterpretaciones antiguas. En el Prado se mantuvo un título convencional que figura en un inventario de cuadros heredados por Jorge Manuel Theotocópuli, el hijo del artista. En el centro de la composición destaca, nítidamente iluminado, el busto de un personaje (probablemente una mujer que ciñe oscura toca ocultando su pelo) con cuello blanco e imprecisa túnica parda; tiene en su mano izquierda un tizón al que sopla para prender una candela que sostiene con la derecha. Tras él, sobre su hombro, asoma un mono (colgado de una cadena apenas visible) que parece contribuir a avivar la llama soplando también. Al otro lado, en primer plano, se recorta, de perfil, un hombre, riendo, con manto amarillento y gorra de color rojo. Toda la pintura está resuelta con pinceladas sueltas y vibrantes. Los análisis de pigmentos y la profunda limpieza (suprimiendo numerosos repintes) hecha cuando ingresó en el Prado, revelaron su avanzada técnica, justificando que se modificase la fecha (se inscribía en la etapa romana, entre 1570 y 1576) situándolo en torno a 1600, cambio generalmente admitido por la crítica. El personaje central tiene un inequívoco precedente en un cuadro del Museo Nazionale di Capodimonte de Nápoles (con una réplica casi idéntica en la colección de ­Virginia Kraft Payton, Florida) con un joven, de rasgos semejantes pero de sexo masculino. Sopla también un tizón, que ilumina su cara, al que aproxima una candela. Lleva el pelo al descubierto y viste un jubón desabrochado por el que asoma el cuello blanco de una ­camisa. Es posible que se quisiera evocar una pintura de la Antigüedad, descrita por Plinio, con un muchacho soplando un fuego que se reflejaba en su rostro. Se documenta durante el sexenio que pasó el pintor en Roma, aunque en el trienio vivido en Venecia (1567-1570) pudo ver sopladores de tizones en obras de Jacopo Bassano. Ya en Toledo (desde 1577) reelaboraría el asunto; el protagonista adquiere rasgos andróginos y es flanqueado por el mono y el hombre de perfil. De las tres versiones, dos ­(Harewood Collection, Leeds, y National Gallery of Scotland, Edimburgo) son algo mayores (no fueron recortadas), tienen técnica más apretada y acentuados efectos de tenebroso claroscuro; el personaje soplador viste como el de Nápoles; se han venido fechando, respectivamente, en torno a 1577-1578 y 1585-1590. La del Prado se distancia por su rico cromatismo, tras aclararse los colores después de su limpieza, y por el cambio de indumentaria del personaje central, considerándose así la última realizada por el cretense. El lienzo puede ser el descrito en un inventario del arzobispo de Valencia, san Juan de Ribera, muerto en 1611; por otra parte, el conde de Monterrey, en 1653, poseía «un cuadro de una mujer soplando la lumbre con dos figuras [...] de la mano del griego»; saldría de España hacia 1864 y fue vendido en París en 1878, pasando luego por varios propietarios hasta su adquisición para el Prado en 1993. La interpretación iconográfica de Una fábula suscitó hipótesis muy diversas. Sigue resultando sugestiva la tesis de Cossío (1908), que aludió al carácter picaresco de la escena y recordó el proverbio español: «El hombre es fuego, la mujer estopa, viene el diablo [el mono] y sopla». Wethey (1962) observó que «soplar sobre el fuego» induce a la discordia. Glendinning (1978) adujo distintos textos, uno denunciando que en el soplar las brasas se esconde la pasión amorosa. Davies (1989) señaló fuentes clásicas y el fondo moralizante; Bury (1999) pensó que el soplador expresa la lujuria con la reacción, ante ella, de quienes le acompañan. Otras propuestas refrendan los interrogantes sobre el tema.

José Manuel Pita Andrade

Bibliografía

  • Bialostocki, Jan, «Puer Sufflans Ingues», Art in Europa: Scritti di Storia dell'Arte in onore di Edoardo Arsland, Milán, 1966, pp. 591-595.
  • Bury, John, «An interpretation of El Greco's Allegory», El Greco in Italy and Italian Art, Proceedings of the International Symposium, Rethymno, Creta, 22-24 de septiembre de 1995, Rethymno, University of Crete, 1999, pp. 173-175.
  • Cossío, Manuel B., El Greco, Madrid, Victoriano Suárez, 1908.
  • El Greco. Mystery and Illumination, cat. exp., Edimburgo, National Gallery of Scotland, 1989.
  • Glendinning, Nigel, «El soplón y la Fábula de El Greco: ¿Imitaciones de los clásicos cuadros de género o pinturas emblemáticas?», Traza y Baza, Barcelona, 1978, pp. 53-60, n.º 7.
  • Pita Andrade, José Manuel, «El Greco. Fábula», Un mecenas póstumo. El legado Villaescusa. Adquisiciones 1992-1993, Madrid, Museo del Prado, 1993, pp. 40-47.
  • Robres Lluch, Ramón, «El beato Ribera y El Greco», Archivo Español de Arte, vol. XXVII, Madrid, 1954, pp. 245-255, n.º 107.
  • Ruiz Gómez, Leticia, El Greco en el Museo Nacional del Prado. Catálogo razonado, Madrid, Museo Nacional del Prado, 2007, pp. 212-217.
  • Schulz, Juergen, «Letter: Bassano's and El Greco's `Boy Blowing on a Fire'», The Burlington Magazine, CX, Londres, 1968, p. 466, n.º 782.
  • «Sobre los `soplones' o `sopladores' del Greco», Homenaje al profesor Martín González, Universidad de Valladolid, 1995, pp. 547-550.
  • Wethey, Harold E., El Greco y su escuela, Madrid, Ediciones Guadarrama, 1967.
Una fábula [El Greco]
Lupa
Una fábula [El Greco]
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados