Hoy en el Museo

11.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristia

11.30hLa obra invitada

17.00hClaves para ver la exposición Rubens. El Triunfo de la Eucaristía

17.30hLa obra invitada

Ver todo el calendario
Página del Museo del Prado en FacebookSíguenos en TwitterFoursquare. Museo Nacional del PradoGoogle PlusCanal YouTube del Museo Nacional del PradoCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en PinterestCuenta oficial del Museo Nacional del Prado en StorifyRSS Museo Nacional del PradoNewsletter Museo Nacional del Prado

Enciclopedia online

Girardon, François (Troyes, 1628-París, 1715). Escultor francés. Hijo de un fundidor en bronce, estudia con François Anguier. Protegido de Pierre Séguier viaja a Roma donde permanece de 1645 a 1652. Vuelve entonces a París y sigue formándose en la Academia Francesa, de la que será nombrado académico en 1657. Trabaja al servicio del rey Luis XIV con Charles Le Brun, del que es su colaborador favorito. Tras la muerte de éste en 1690, ejerce gran influencia en la escultura francesa desde su puesto de profesor de la Academia de Pintura y Escultura. Sus primeras obras son conservadoras y oficialistas, sin atrevimiento ni casi originalidad. Así se ve en La tumba de madame Lamoignon (1655), o en el Busto de Bignon. En la década de 1670 va desplegando nuevas formas, que desembocan en un estilo inconfundible que se manifiesta en obras como Apolo servido por las ninfas (1666), rea­lizada para la gruta de Tetis en Versalles. También para Versalles realiza El baño de las ninfas (1668-1670), buen ejemplo de su arte decorativo y voluptuoso, y El invierno como un hombre viejo. El grupo El rapto de Proserpina tiene clara influ­encia de Bernini y se puede relacionar con El rapto de la Sabina, de Juan de Bolonia. Entre 1675 y 1677 esculpe el Monumento a ­Richelieu de la iglesia de la Sorbona de París, primer ejemplo de tumba de altar exenta, en la que la figura recostada del cardenal es sostenida por la Religión y tiene a la Ciencia a sus pies. Rea­liza otros sepulcros, como el de la princesa de Conti o el del ministro Louvois, y bustos, como el de Boileau que, aunque poderoso, muestra cierto afeminamiento, una tendencia bastante extendida en el arte de la época de Luis XIV. Realiza la Estatua ecuestre de Luis XIV para la plaza de Luis el Grande (hoy plaza Vendôme), destruida en 1792, durante la Revolución Francesa. En su obra sigue los ­pasos de Bernini y en ella se percibe la influencia de la antigua escuela de Fontainebleau. Es el primero que sienta las bases de la escultura clasicista. La aparición de nuevas corrientes artísticas hace que a partir de 1690 esté alejado de los encargos oficiales. La obra del Prado muestra a Luis de Borbón y Austria, padre de Felipe V, delfín de Francia. Va a caballo y está ataviado con un traje de estilo romano. Existen otros bronces ecuestres semejantes a éste en el Museo del Ermitage de San Petersburgo, en el Fogg Museum de la Universidad de Harvard y en el Palacio Real de Madrid, entre otros.

A. P.

Obras

  • El delfín de Francia (ecuestre), bronce, 105 cm [E270]. Taller.

Bibliografía

  • Blanco Freijeiro, Antonio, y Lorente, Manuel, Catálogo de la escultura [1969], Madrid, Museo del Prado y Patronato Nacional de Museos, 1981, p. 195.
  • Coppel Aréizaga, Rosario, Catálogo de la escultura de época moderna. Museo del Prado. Si­glos xvi-xviii, Madrid, Museo del Prado, y Santander, Fundación Marcelino Botín, 1998, pp. 160-161 y 492.
  • Martín, Michel, Les monuments equestres de Louis XIV, une grande entreprise de propagande monarchique, París, Picard, 1986, pp. 92-117.
El delfín de Francia [ecuestre]
Lupa
El delfín de Francia [ecuestre]
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados