Enciclopedia online

Jareño y Alarcón, Francisco (Albacete, 1818-Madrid, 1892). Arquitecto español. Alumno de la recién creada Escuela Superior de Arquitectura de Madrid (1844), de la que llegaría a ser director (1874-1875), finalizó sus estudios en 1848, aunque no recibiría el título de arquitecto hasta 1852, después de una pensión que le permitió realizar algunos viajes por Europa, viajes que continuaría más adelante, igualmente pensionado, por Inglaterra y Alemania. Fue discípulo de los arquitectos académicos Inclán, Colomer, Álvarez, Zabaleta, De la Llave, Cámara y Peyronnet, y en 1855, cuando comenzaba realmente su carrera profesional, ganó la cátedra de Historia del Arte en la Escuela de Arquitectura. Durante dicha carrera realizó en Madrid la desaparecida Casa de la Moneda, el Palacio de Bibliotecas y Museos (hoy Biblioteca Nacional y Museo Arqueológico, 1862-1892), su obra más importante, y el Tribunal de Cuentas (1863). En Las Palmas de Gran Canaria realizó el Teatro Pérez Galdós (1867). En 1867 ingresó como académico de Bellas Artes de San Fernando y, como tal y desde 1888, fue inspector facultativo de Construcciones Civiles del Distrito Central. Como arquitecto del Ministerio de Fomento se hizo cargo de obras en el Museo del Prado desde 1875 durante diecisiete años. Las inició realizando el cierre de fábrica de los huecos y balcones de la gran galería (1876-1877). Las más importantes consistieron en las que hacían del Museo un edificio exento, tal y como se venía deseando desde muchos años antes, y contando con las operaciones de desmonte que, para conseguirlo, hubo de realizar el Ayuntamiento. Éstas fueron las de la construcción de la escalinata de la fachada norte (1879-1881), para salvar el desnivel una vez retirada la rampa del terreno, y los derribos y desmontes para dejar exenta la fachada oriental (1881-1885), así como la recomposición de ésta (1882-1885), enlazando la cornisa general con la del cuerpo del ábside. Cubrió este cuerpo con una nueva armadura y lucernario metálicos, acabando la galería de arcos de Villanueva, cerrando el vacío entre las plantas de la Sala de la Reina Isabel y construyendo la verja trasera. En 1885 proyectó la nueva disposición de la sala de escul­tura del cuerpo del ábside. Como director de obra fue sustituido algunos años por Eduardo Saavedra. Con las operaciones que llevaron a convertir el edificio en una obra exenta, cabe a Jareño haber sido el arquitecto que más alteró con su intervención el sentido primitivo del edificio original, concebido por Villanueva como la superposición de dos «plantas bajas», una de acceso alto por el norte y otra de acceso bajo por el oeste. A pesar de la importancia de estas obras de Jareño, poco de su trabajo se conserva, ya que la escalinata de la fachada norte fue reformada y la trasera o fachada oriental fue completamente alterada al realizarse hacia atrás las diversas ampliaciones del edificio.

Antón González-Capitel

Bibliografía

  • Moleón Gavilanes, Pedro, Proyectos y obras para el Museo del Prado. Fuentes documentales para su historia, Madrid, Museo del Prado, 1996.
  • Navascués Palacio, Pedro, Arte español del siglo xix. Arquitectura, 1808-1914, «Summa Artis», Madrid, Espasa Calpe, 1993, t. xxxv-2.º
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados