Enciclopedia online

Jordaens, Jacob (Amberes, 1593-1678). Pintor, dibujante y grabador flamenco. Hijo de un pañero, en 1607 entró como aprendiz en el taller de Adam van Noort, destacado pintor de figuras que había sido uno de los maestros de Rubens. En 1615 ingresó en el Gremio de San Lucas de Amberes como maestro pintor al temple y a la aguada. En 1616 se casó con la hija mayor de Van Noort, Catharina; de ese año data su primera obra firmada y fechada, La Adoración de los pastores (Metropolitan Museum of Art, Nueva York). Al año siguiente participó junto a Rubens, Van Dyck y todos los pintores relevantes de la ciudad en la serie de «Los misterios del Rosario» pintada para la iglesia dominica de San Pablo de Amberes. En 1628 Van Dyck, Rubens y él pintaron cuadros de altar para el nuevo templo de los agustinos; el de Jordaens es El martirio de santa Apolonia (Koninklijk Museum voor Schone Kunsten, ­Amberes). En la década de 1620 presidió el Gremio, y está documentada la presencia de varios discípulos en su activo taller. En 1634 pintó uno de los arcos triunfales diseñados por Rubens para la entrada en Amberes al año siguiente del cardenal-infante don Fernando, nuevo gobernador de los Países Bajos españoles. En 1637 y 1638 co­laboró con Rubens en el ciclo decorativo destinado a la Torre de la Parada, un pabellón real de caza situado a las afueras de Madrid, siendo uno de los artistas que ejecutaron los lienzos grandes según los ­bocetos al óleo de Rubens. En 1639 compró una mansión en el centro de Amberes, «De Halle van Lier», que posteriormente sería la Jordaenshuis ­(Hoogstraat, n.º 43). En ese año recibió un importante encargo de Car­los I de Inglaterra, una serie de veintidós cuadros con la historia de Cupido y Psique para decorar la Queen's House de Greenwich; el intermediario en la negociación, Balthasar ­Gerbier, no le reveló la identidad del cliente, y el proyecto solo se ejecutó en parte. En junio de 1640 Gerbier escribió a Inglaterra afirmando que, muerto Rubens, Jordaens era el ­pintor más importante de los Países Bajos del Sur. El artista terminó para Felipe IV de España dos lienzos que Rubens había dejado inacabados, y en 1642 se le pagó por La Visitación, un cuadro de altar para la iglesia de Nuestra Señora de Rupelmonde (ahora en Musée des Beaux-Arts de Lyon). De 1644 es el contrato de una serie de cartones para tapices sobre proverbios, tejidos por artesanos de Bruselas y adquiridos por el archiduque Leopoldo Guillermo, gobernador de los Países Bajos españoles desde 1647. En 1648 Jordaens recibió de la reina Cristina de Suecia otro encargo de relieve, un ciclo de treinta y cinco pinturas para el castillo de Uppsala; más tarde el rey Carlos Gustavo X le pediría doce escenas de la Pasión de Cristo. En 1649 fue llamado por Constantijn Huygens para la decoración del nuevo palacio de los Orange, «Huis ten Bosch», próximo a La Haya; Jordaens pintó el lienzo más importante de todo el programa, El triunfo del príncipe Federico Enrique. Durante la década de 1650 siguió diseñando tapices, entre los que destaca una serie sobre la doma de caballos, El picadero (también adquirida por Leopoldo Guillermo), y cuadros de altar para las iglesias de Amberes. Fue también en esos años cuando se le condenó a pagar una elevada multa por publicar escritos heréticos, primer testimonio documental de su protestantismo. Su esposa falleció en 1659 y fue enterrada en el cementerio protestante de Putte, pasada la frontera con la República de Holanda. No hay duda de que Jordaens y su familia (como Adam van Noort y la suya) llevaban muchos años siendo protestantes en secreto. El impuesto sobre la propiedad de 1659 revela que en esa época era muy rico, uno de los cuatrocientos ciudadanos más acaudalados de Amberes y el más pudiente de los pintores con gran diferencia. En 1661 los burgomaestres de Amsterdam le encargaron una escena de la vida de Claudius Civilis para la casa consistorial, y Jordaens acabó pintando cuatro. En 1666 el emperador Leopoldo I y el duque Carlos Manuel II de Saboya compraron juegos de tapices diseñados por él. En 1669, cuando contaba setenta y seis años, le visitó el pintor hamburgués ­Matthias Scheits y lo encontró pintando «diligentemente»: afable y cordial, Jordaens le mostró su extensa colección de arte, que comprendía muchas obras de los maestros antiguos junto a las suyas. En 1671 tomó la comunión según el rito calvinista en Amberes, y desde entonces lo celebró con regularidad en su casa. En 1677 le visitaron el príncipe Guillermo III de Orange y su secretario Constantijn Huygens. Murió el 18 de octubre de 1678, probablemente víctima de la peste que azotaba la ciudad. Su hija Elizabeth falleció el mismo día, y ambos recibieron sepultura junto a Catharina en el cementerio calvinista de Putte. Jordaens fue un artista muy variado, autor de cuadros de altar, asuntos de la mitología y el mundo clásico, escenas de género y retratos. Diseñó tapices y practicó el grabado al aguafuerte. Como Rubens, con quien colaboró estrechamente, tuvo un taller muy activo, con numerosos discípulos y ayudantes. Fue famoso fuera de su patria y vendió pinturas y tapices a los soberanos de los Países Bajos españoles, Inglaterra y Suecia; pero, a diferencia de Rubens y Van Dyck, no salió de su país, prefiriendo no hacer el acostumbrado viaje a Italia ni visitar cortes extranjeras. Su estilo, aunque influido por los de Van ­Noort y Rubens, es muy original: Jordaens pinta figuras grandes, frecuentemente desnudas, con pincelada suelta y colores intensos, a menudo realzados por una iluminación dramática. En sus últimos años se advierte un marcado descenso de la calidad achacable a la merma de sus facultades, pero eso no debe oscurecer los grandes logros de su madurez. El Prado posee un grupo sobresaliente de pinturas de Jacob Jordaens. Una de ellas es La familia del pintor (1621-1622), que muestra al propio pintor con su esposa Catharina van Noort, su hija mayor Elizabeth y una criada. El joven y ya aclamado maestro aparece ahí con gesto altivo, sosteniendo un laúd y apoyando descuidadamente la mano derecha en el respaldo de una silla; nada deja entrever su profesión. Su hija, quieta por un instante pero a punto de escapar del tierno abrazo de su madre, mira con picardía al espectador. Las Diosas y ninfas después del baño se solazan en una fuente ante la famosa arquería del patio de la casa de Rubens en Amberes. Este cuadro parece algo posterior a la muerte de Rubens, y podría ser un ingenioso tributo al amigo y colega de Jordaens. Ofrenda a Ceres trata un tema muy poco frecuente, en el que el artista demuestra su inventiva, a menudo infravalorada: es una obra extraordinaria y hermosa, sumamente original y hábil. Meleagro y Atalanta, una poderosa y vibrante pintura narrativa que inicia a principios de la década de 1620, se cuenta entre las mejores escenas mitológicas de su autor. También se conservan en el Prado las colaboraciones de Jordaens con Rubens para la Torre de la Parada: Las bodas de Tetis y Peleo, Cadmo y Minerva y La derrota de los titanes.

Christopher Brown

Obras

  • La derrota de los titanes, óleo sobre lienzo, 171 x 285 cm, 1636-1638 [P1539].
  • Meleagro y Atalanta, óleo sobre lienzo, 151 x 241 cm, 1620-1650 [P1546].
  • Ofrenda a Ceres, óleo sobre lienzo, 165 x 112 cm, 1618 [P1547].
  • Diosas y ninfas después del baño, óleo sobre lienzo sobre tela, 131 x 127 cm, h. 1630 [P1548].
  • La familia del pintor, óleo sobre lienzo, 181 x 187 cm, 1621-1622 [P1549].
  • Tres músicos ambulantes, óleo sobre tabla, 49 x 64 cm [P1550].
  • Apolo vencedor de Pan, óleo sobre lienzo, 180 x 270 cm, firmado, h. 1637 [P1551].
  • Las bodas de Tetis y Peleo, óleo sobre lienzo, 181 x 288 cm, firmado [P1634]. En colaboración con Rubens.
  • Cadmo y Minerva, óleo sobre lienzo, 181 x 300 cm [P1713]. En colaboración con Rubens.
  • La Piedad, óleo sobre lienzo, 221 x 169, 1650-1660 [P6392].
  • Cabeza de viejo, clarión y lápiz sobre papel gris verdoso, 265 x 200 mm [D2207]. Atribución dudosa.
  • Entierro de Cristo, aguada, lápiz y pluma sobre papel marrón, 192 x 176 mm [D2213]. Atribución dudosa.

Bibliografía

  • Hulst, Roger Adolf d', Jacob Jordaens, Ithaca, Nueva York, Cornell University Press, 1982.
  • Hulst, Roger Adolf d', Jordaens Drawings, Bruselas, Arcade, 1974.
  • Jacob Jordaens (1593-1678), cat. exp., 2 vols., Bruselas, Gemeentekrediet, 1993.
La familia del pintor
Lupa
La familia del pintor
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados