Enciclopedia online

Lanfranco, Giovanni (Parma, 1582-Roma, 1647). Pintor italiano. Se trata de uno de los más elevados creadores del barroco en la primera mitad del siglo XVII, que destacó por sus exuberantes decoraciones al fresco. Protegido del conde Orazio Scotti, se formó en Parma con Agostino Carracci y, tras la muerte de éste en 1602, se trasladó a Roma para trabajar junto a Aníbal Carracci, principalmente en el Palacio Farnesio. En el verano de 1610, Lanfranco regresó a la Emilia, permaneciendo en Piacenza casi todo el año 1613, donde volvió a encontrarse con su protector, el conde Scotti. Seguramente a través de éste recibió un gran número de encargos de cuadros de altar, pinturas en las que seguiría vivo el influjo clásico de Aníbal. Pero, a la vez, el nuevo contacto establecido directamente con la obra de Correggio y la mirada seicentista que sobre él había dirigido Bartolomeo Schedoni, le hicieron evolucionar hacia un ágil estilo monumental, que se completaría con los contrastes de luz y sombra tomados del caravaggismo. En noviembre de 1612 estaba de nuevo trabajando en Roma, aunque la gran mayoría de los encargos de esos años provenían de las iglesias piacentinas. Sus obras en la capilla de Bongiovanni en San Agustín y la Santa Teresa de San José fueron sus primeras creaciones públicas en Roma; ambas causaron un gran efecto y cimentaron su éxito posterior. Gracias a la primera de ellas recibió el encargo de Pablo V para decorar la sala regia del Quirinal. Pese al freno a sus aspiraciones que supuso la muerte del papa Pablo V, y la preferencia de su sucesor Gregorio XV por Guercino, Lanfranco desarrolló en los años siguientes un estilo característico, pleno de dinamismo y tensión barroca, que se expresa de manera sobresaliente en la capilla Sacchetti de San Juan de los Florentinos. La decoración de la cúpula de San Andrés del Valle (1625-1627) abre una nueva época, constituyendo la primera cúpula plenamente barroca de la ciudad. A finales de los años veinte y comienzos de los treinta Lanfranco participó de la corriente neoveneciana que también desarrollaron otros artistas del momento, influidos principalmente por las Bacanales de Tiziano. De esta forma, su pintura adquirirá una consistencia más aérea y fluida, que tendría su reflejo en la obra más importante de aquellos años, la capilla del Santísimo Crucifijo en San Pedro. En 1634 se trasladó a Nápoles con el encargo de decorar la iglesia del Gesù. De los años napolitanos de Lanfranco destacan, además, los grandes complejos decorativos desarrollados en la cartuja de San Martín y los Teatinos y su relación con el virrey español, Monterrey, sin duda su mayor protector en esta etapa. Para él realizó una serie de obras que fueron enviadas a España, como el monumental cuadro de altar para la capilla familiar en las agustinas descalzas de Salamanca. En 1646 regresó a Roma, donde realizó sus últimos trabajos hasta su muerte. Son siete los lienzos vinculados con Lanfranco en el inventario del Museo del Prado. Cinco de ellos forman parte del importante ciclo de historias romanas encargado por Monterrey para la decoración del palacio del Buen Retiro, para el que Lanfranco compuso siete obras. Correspondientes a diferentes encargos, sus obras se han fechado entre 1634 y 1637. Serias dudas en cuanto a la autoría del parmesano ha despertado otra de las obras del ciclo: Lucha de gladiadores, que ha estado atribuida a François Perrier y, más recientemente, a Camassei. La Magdalena en Gloria, por su parte, es una de las numerosas copias conocidas de la pintura realizada para el cardenal Montalto que se encuentra en la actualidad en el Museo Puskin de Moscú, y en la que se concede una menor importancia al paisaje que en la versión del mismo tema de Nápoles. Esta obra formaba parte de la colección Maratta adquirida por Felipe V.

D. G. L.

Obras

  • Exequias de un emperador romano, óleo sobre lienzo, 335 x 488 cm, 1634-1637 [P234].
  • Naumaquia romana, óleo sobre lienzo, 181 x 362 cm [P235].
  • Los auspicios de un emperador romano, óleo sobre lienzo, 181 x 362 cm, firmado, 1634-1637 [P236].
  • La Magdalena en Gloria, óleo sobre lienzo, 67 x 49 cm [P563]. Copia de Carlos Sellito.
  • Lucha de gladiadores, óleo sobre lienzo, 182 x 235 cm [P2315]. Atribución dudosa. En co­laboración con François Perrier.
  • Escena de triunfo, óleo sobre lienzo, 230 x 332 cm, firmado [P2943].
  • Gladiadores en un banquete, óleo sobre lienzo, 232 x 355 cm, 1634 [P3091].
  • Estudio para un san Juan Evangelista, lápiz negro sobre papel agarbanzado, 389 x 186 mm, h. 1638-1646 [D2183].

Bibliografía

  • Andrisani, Gaetano, Ricerche sul 600 napoletano, Milán, Edizioni L. T., 1985, pp. 7-60.
  • Bernini, Giovanni Pietro, Giovanni Lanfranco (1582-1647), Calestano, Centro Studi della Val Baganza, 1982, pp. 98-100.
  • Brown, Jonathan, y Elliott, John, Un palacio para un rey, Madrid, Alianza Editorial-Revista de Occidente, 1988, pp. 123, 128, 134 y 146.
  • Disegni di Giovanni Lanfranco (1582-1647), cat. exp., Florencia, Leo S. Olschki, 1983, pp. 186-188 y 193-194.
  • Giovanni Lanfranco. Un pittore barocco tra Parma, Roma e Napoli, cat. exp., Milán, ­Electa, 2001, n.º 92.
  • Velázquez, Rubens und Lorrain, Malerei am Hof Philipps IV, cat. exp., Bonn, Bundesrepublik Deutschland Museum, 1999, pp. 84-101.
Los auspicios de un emperador romano
Lupa
Los auspicios de un emperador romano
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados