Enciclopedia online

Leoni (1509-1608). Escultores del renacimiento italiano al servicio de la corte de España, Los [exposición 1994]
19 de mayo-12 de julio.
Comisario: Jesús Urrea Fernández.
Obras: 53.
Catálogo: Jesús Urrea Fernández, «Introducción», pp. 15-16; Miguel Morán Turina, «Sobre el gusto por la escultura en la corte de Carlos V y Felipe II», pp. 17-28; Margarita Estella, «Los Leoni, escultores entre Italia y España», pp. 29-62; José Luis Sancho, «La escultura de los Leoni en los jardines de los Austrias», pp. 63-76; Alfonso Rodríguez G. de Ceballos, «Forma, clientela e iconografía en las medallas de Leone y Pompeo Leoni», pp. 77-85; ­María Luisa Tárraga Baldó, «Investigaciones sobre las restauraciones históricas de la obra de los Leoni conservada en el Museo del ­Prado», pp. 86-99; Marina Cano, «Leone y Pompeo Leoni, medallistas de la casa de Austria», pp. 163-167.
En el Museo del Prado se conserva el conjunto más numeroso de esculturas de Leone y Pompeo Leoni. El propósito fundamental de la muestra fue exponer todas estas piezas juntas, ya que se encontraban dispersas por diferentes salas del Museo, y reunir otras de distinta procedencia para que, aunque de manera temporal, pudiera admirarse por primera vez el mayor número posible de sus trabajos. A la vez, se pretendió llamar la atención sobre la importancia de la colección de escultura del Museo del Prado que había quedado eclipsada por la gran colección de pintura. Jesús Urrea, comisario de la exposición, redactó la introducción al catálogo que constaba de 207 páginas y fue elaborado por diversos especialistas en la materia. El artículo de Miguel Morán sobre el gusto por la escultura en la corte de Carlos V y Felipe II centró el tema, que fue continuado con el ­exhaustivo estudio de Margarita Estella, no solo sobre la biografía y obra de los Leoni, sino también sobre su personalidad, su influencia y, algo menos conocido, su faceta coleccionista. José Luis ­Sancho aportó sus conocimientos sobre las esculturas de los Leoni en los jardines de los palacios reales, y dio a conocer el hallazgo de una estatua de mármol de Felipe II, considerada perdida durante mucho tiempo. María Luisa Tárraga publicó sus recientes trabajos sobre las restauraciones históricas realizadas en las esculturas de los Leoni en el Museo del Prado y, por último, Alfonso Rodríguez G. de Ceballos y Marina Cano se ocuparon de su faceta como medallistas, incluyendo los numerosos fondos conservados en el Prado y en el Museo Arqueológico Nacional. Además de las catorce esculturas del Museo del Prado, procedentes de la colección de Carlos V y María de Hungría, formaron parte de la muestra piezas tan importantes como el relieve de Carlos V, en bronce, que perteneció al cardenal Granvela y se conserva en el ­Musée du Louvre, la cabeza de Felipe II, en plata policromada, del Kunsthistorisches Museum de Viena, y el busto de bronce de Fernando Álvarez de Toledo, III duque de Alba que, junto con los de Carlos V y Felipe II, son propiedad de la reina de Inglaterra y se encuentran en el castillo de Windsor. Entre las piezas conservadas en otras colecciones españolas, destacó por su monumentalidad la presencia de las estatuas funerarias orantes de Francisco Gómez de Sandoval, duque de Lerma, y de su esposa Catalina de la Cerda, del convento de San Pablo de Valladolid, actualmente Museo Nacional de Escultura. La inclusión de algunas obras dudosas, atribuidas o del círculo de los Leoni, como el busto en mármol del duque de Alba encontrado en el palacio de Alba de Tormes (Salamanca), los cuatro ángeles o virtudes de bronce dorado de la madrileña iglesia de San Ginés, el busto de Juanelo Turriano, en mármol, del Museo de Santa Cruz de Toledo y el Calvario de bronce dorado del monasterio de Santa María del Parral (Segovia), dejaron el camino abierto para futuras investigaciones.

Rosario Coppel Aréizaga

 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados