Enciclopedia online

Maíno de Castro, Juan Bautista (Pastrana, Guadalajara, 1578-Madrid, 1649). Pintor español. Su formación básica se realizó acaso en Toledo pero, al ser su padre milanés, debió de realizar un viaje a Italia, donde la completaría y perfeccionaría antes de 1611. Es posible que comenzase visitando Milán, donde estudiaría la obra de los pintores de la escuela de Brescia, particularmente de Girolamo Savoldo. Es, sin embargo, indiscu­tible una prolongada estancia en ­Roma, donde se pondría al corriente de las novedades técnicas y estilísticas allí desarrolladas durante la ­primera década del XVI por el naturalismo y el clasicismo. La huella del caravaggismo es incuestionable en su pintura, si bien Maíno se decantó por un naturalismo de sombras atemperadas, luces claras y transparentes e intenso cromatismo en la senda de Orazio Gentileschi y Carlo Saraceni. La técnica miniaturística, el pequeño formato y el soporte de cobre en algunas de sus obras proceden de los pintores nórdicos residentes en Roma, como Adam Elsheimer, con quien compartió el gusto por los paisajes umbríos, húmedos y de luces filtradas, aunque en este género tuvo también presentes las pautas idealizadoras y poéticas de Aníbal Carracci y Domenichino. Regresado a Pastrana, realizó hacia 1611 las pinturas de un retablo del convento de las franciscanas concepcionistas, a saber, una Trinidad y una Encarnación, descubiertas no hace mucho y recientemente restauradas. En ese mismo año lo sabemos asentado en Toledo, realizando obras para la catedral (perdidas). En 1612 contrató, para el convento dominico de San Pedro Mártir, los lienzos del retablo mayor, conjunto absolutamente magistral, que en número de diez se conservan en el Museo del Prado. Durante su permanencia en Italia debió de aprender la técnica al fresco, con la que realizó las escenas y alegorías del coro alto y bajo del mismo convento. Probablemente en 1616 acompañó a Madrid al padre Antonio de Sotomayor, quien le había recibido en 1613 en la orden de predicadores, con motivo de su nombramiento como confesor del todavía príncipe Felipe (Felipe IV), y fue entonces designado maestro de pintura del mismo príncipe con un sueldo de 200 ducados anuales. Por orden del padre Sotomayor pintó en la sala capitular del convento de Atocha, donde solía residir, el altar de Santo Domingo en Soriano, cuyo lienzo original se perdió, y se conservan solo excelentes copias autógrafas en distintos museos extranjeros. En 1626 adjudicó a Diego Velázquez la ejecución de la Expulsión de los moriscos, cuadro para el que se convocó un concurso público. Él mismo fue designado en 1635 para pintar el cuadro, también histórico, de La recuperación de Bahía de Todos los Santos, destinado al Salón de Reinos del Buen Retiro. Aunque Jusepe Martínez asegura que pintó poco y eso no por ­necesidad, sino por placer, hoy se van descubriendo nuevas obras suyas, pese a que son muchas más las ­documentadas y definitivamente ­perdidas. Alcanzó fama por realizar pequeños cuadritos sobre cobre, de los que han sobrevivido algunos, ­como los de San Juan Bautista, conservados en la catedral de Mála­ga y en una colección particular madrileña. También realizó retratos en minia­tura, aunque no son de este for­mato los espléndidos, supuestamente del ­jurista Diego Narbona (Prado), y de un fraile dominico (Ash­molean Museum, Oxford).

Alfonso Rodríguez G. de Ceballos

Obras

  • La recuperación de Bahía de Todos los Santos, óleo sobre lienzo, 309 x 381 cm, 1634-1635 [P885].
  • La Adoración de los Reyes Magos, óleo sobre lienzo, 315 x 174 cm, 1612-1614 [P886].
  • Retrato de caballero, óleo sobre lienzo, 96 x 73 cm, firmado, 1618-1623 [P2595].
  • Pentecostés, óleo sobre lienzo, 285 x 163 cm, 1612-1614 [P3018].
  • San Juan Evangelista en Patmos, óleo sobre lienzo, 74 x 163 cm, 1612-1614 [P3128].
  • Santa Catalina de Siena, óleo sobre tabla, 118 x 92 cm, 1612-1614, (en dep. en el Museo Víctor Balaguer, Álava) [P3129].
  • Santo Domingo de Guzmán, óleo sobre tabla, 118 x 92 cm, 1612-1614 (en dep. en el Museo Víctor Balaguer, Álava) [P3130].
  • San Juan Bautista en un paisaje, óleo sobre lienzo, 74 x 163 cm, 1612-1614 [P3212].
  • La Magdalena penitente en la gruta de Sainte-Baume, óleo sobre tabla, 58 x 155 cm, 1612-1614 [P3225].
  • San Antonio Abad en un paisaje, óleo sobre tabla, 61 x 155 cm, 1612-1614 [P3226].
  • La Adoración de los pastores, óleo sobre lienzo, 315 x 174 cm, 1612-1614 [P3227].
  • Pentecostés, óleo sobre lienzo, 324 x 246 cm, 1615-1620 [P3286].
  • La Resurrección de Cristo, óleo sobre lienzo, 295 x 174 cm, firmado, 1612-1614 [P5080].
  • Santo Domingo en Soriano, óleo sobre lienzo, 228 x 124 cm, h. 1629 [P5773].

Bibliografía

  • Angulo Íñiguez, Diego, y Pérez Sánchez, Alfonso E., Historia de la pintura española. Escuela madrileña del primer tercio del siglo XVII, Madrid, Instituto Diego Velázquez, CSIC, 1969, pp. 299-325.
  • Cortijo Ayuso, Francisco, «El pintor Juan Bautista Maíno y su familia», Wad-al-Hayara, V, Guadalajara, 1978, pp. 285-292.
  • García Figar, Antonio, «Fray Juan Bautista Maíno, pintor español», Goya, n.º 25, Madrid, 1958, pp. 6-13.
  • Harris, Enriqueta, «Aportaciones para el estudio de Juan Bautista Maíno»,
  • Revista Española de Arte, VIII, Madrid, 1935, pp. 333-339.
  • Juan Bautista Maíno (1581-1649), cat. exp. Madrid, Museo Nacional del Prado, 2009.
  • Pérez Sánchez, Alfonso E., «Sobre Juan Bautista Maíno», Archivo Español de Arte, CCLXXVIII, Madrid, 1997, pp. 113-125.
Adoración de los Reyes Magos
Lupa
Adoración de los Reyes Magos
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados