Enciclopedia online

Moneo Vallés, José Rafael (Tudela, Navarra, 1937). Arquitecto. Patrono de la Fundación Amigos del Museo del Prado desde 1994. Discípulo de Leopoldo Torres Balbás y de Francisco Javier Sáenz de Oiza, con quien trabajó compatibilizando sus estudios entre 1958 y 1961. Se tituló en arquitectura en la Escuela de Madrid en 1961. En 1961-1962 fue ayudante en el estudio del arquitecto danés Jörn Utzon, autor del Teatro de la Ópera de Sidney. De 1963 a 1965 fue pensionado de la Academia de España en Roma, pensión a la que accedió mediante concurso de proyectos, siendo decisiva dicha estancia en Italia para el desarrollo de su carrera. De vuelta a Madrid en 1966, inició su carrera profesional al tiempo que la docente, facetas conjuntas del ejercicio de la arquitectura que le caracterizan. Fue profesor de dibujo y de proyectos de la Escuela de Madrid (1966-1970), catedrático de elementos de composición de la Escuela de Barcelona (1971-1980), y de composición de la Escuela de Madrid (1980-1985), en lo que respecta a su tarea do­cente en España. En Estados Unidos, ha sido profesor en el Institute for Architecture and Urban Studies y en la Cooper Union School of Architecture, ambas en Nueva York (1976-1977), Princeton y Harvard (1978-1985). También en la Escuela de Arquitectura de Lausana (Suiza). De 1985 a 1990 fue chairman del Departamento de Arquitectura de la Graduate School of Design de la Universidad de Harvard, donde continúa en la actualidad como catedrático. Paralelamente a esta ininterrumpida carrera docente, ha desarrollado su profesión de arquitecto centrada en su estudio de Madrid. Entre sus numerosas obras pueden destacarse, durante la década de 1960, la casa Gómez Acebo en La Moraleja, Madrid (1966-1968) y el edificio Urumea en San Sebastián (1968-1972). En los setenta, el edificio Bankínter, en Madrid (1972-1977) y el Ayuntamiento de Logroño (1973-1981). En los ochenta, el Museo Nacional de Arte Romano en Mérida (1980-1986), el edificio de la Previsión Española, en Sevilla (1982-1988), la estación de ferrocarril de Atocha en Madrid (1984-1992), el edificio L'Illa Diagonal en Barcelona (1986-1994), el Auditorio de Barcelona (1986-1994), el aeropuerto de Sevilla (1987-1991), el Museo de la Fundació Miró en Palma de Mallorca (1987-1994), el Museo Thyssen-­Bornemisza en Madrid (1988-1992). En los años noventa, el Museo de Arte Moderno de Estocolmo (1990-1996), el Ayuntamiento de Murcia (1991-1996), el Davis Museum en Wellesley, Massachusetts, (1991-1993), el Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal, en San Sebastián (1990-1999), el Museo de Bellas Artes de Houston (1992-2000) y en los inicios del siglo XXI la nueva catedral de Los Ángeles (2002). Ha de observarse en este elenco, su experiencia en el tema museístico y, además, en el de la transformación y relación con edificios y lugares antiguos. Por su brillante trayectoria ha sido merecedor de numerosos galardones, entre los que destacan la medalla de oro de las Bellas Artes concedida en 1992, el Premio Pritzker de Arquitectura, la medalla de oro de la Academia de Arquitectura de Francia y la medalla de oro de la Unión Internacional de Arquitectos en 1996, y la medalla de oro del Royal Institute of British ­Architects en 2003. Elegido académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en 1997, tomó posesión de su plaza a comienzos de 2005. Su obra ha sido publicada en numerosas ocasiones y tratada en críticas, ensayos y libros. La figura de Moneo puede considerarse una de las más destacadas en la arquitectura española de finales del siglo XX y principios del XXI, así como una de las más relevantes a nivel internacional. En el año 2000, tras un concurso internacional de ideas, el Patronato aprobó el proyecto de ampliación del Museo del Prado realizado por Rafael Moneo. Las obras comenzaron en 2001 y la ampliación se inauguró el 30 de octubre de 2007. El proyecto de Moneo enlaza el antiguo edificio de Villanueva con el claustro restaurado de los Jerónimos -en torno al cual se levanta un edifico de nueva planta- por medio de una construcción que aloja un amplio vestíbulo al que se abren dos nuevos accesos al Museo y donde se sitúan los principales servicios de atención al visitante, así como la librería y la cafetería. Asimismo, la ampliación rehabilita el uso de la entrada principal del edifico Villanueva, la llamada puerta de Velázquez, al conectar este acceso de forma directa con la ampliación a través de la gran sala basilical, convertida en vestíbulo de distribución de visitantes. El conjunto resultante incorpora al Museo nuevas salas de exposiciones temporales, un auditorio y una sala de conferencias, talleres de restauración, laboratorios, gabinete de dibujos y grabados y depósitos de obras, además de liberar un cuarto de la superficie del edificio de Villanueva para la exposición de sus colecciones.

Antón González-Capitel

Bibliografía

  • Capitel, Antón, «Arquitectura española 1939-1992», Arquitectura española del siglo XX, «Summa Artis», Madrid, Espasa Calpe, 1996, t. XL.
 
Ministerio de Cultura. Gobierno de España; abre en ventana nueva
España es cultura Spain is culture
Copyright © 2014 Museo Nacional del Prado.
Calle Ruiz de Alarcón 23
Madrid 28014
Tel. +34 91 330 2800.
Todos los derechos reservados